La Corte Suprema convoca a SIPOBA y al Ministerio de Trabajo a audiencia pública y conciliatoria

“Cansados de ver y tolerar las injusticias laborales, en 1989 tomamos la decisión de ejercer nuestros constitucionales derechos sindicales. Fuimos los primeros. Nos persiguieron y expulsaron en 1992 a Nicolás Masi de las filas policiales, para amedrentarnos, mas no pudieron detener nuestro ímpetu de cambio”.

“En 1997 decidimos dar la batalla no sólo por nuestros derechos, sino también por la Institución y acudimos al Ministerio de Trabajo de la Nación para que se nos otorgue la personería jurídica gremial del SIPOBA, que nos representaría y defendería. Fue entonces que comenzamos a desandar esta batalla legal por lo que es y será nuestro el derecho a agremiarnos sindicalmente para proteger nuestra dignidad laboral.

Sipoba 2“En el año 1998 la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, a instancias del Sindicato Policial Buenos Aires (SIPOBA-CTA) públicamente exhortó al gobierno provincial a reconocer la sindicalización policial.

“Durante el año 2001 nos constituimos en la misma Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, la Federación Argentina de Sindicatos Policiales para fortalecer la voz de los Trabajadores Argentinos de la Seguridad Pública. También acudimos a la OIT a fin de que interceda ante el Gobierno Argentino, a fin de que sea reconocido nuestro derecho a sindicalizarnos en defensa de nuestra dignidad laboral, recibiendo como respuesta la resolución del Caso 2240, donde se recomienda que el Estado debe legislar sobre la sindicalización policial y respecto de las posibles restricciones al derecho que subsisten en el artículo 9 del Convenio 87 OIT.

“El 31 de marzo del 2008, el Estado Nacional, en dictamen del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en su Dictamen 040-08 concluyó que: “este Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo considera que impedir el libre ejercicio de la libertad sindical al Personal de la policía Bonaerense negándole la inscripción gremial a SIPOBA constituye un acto de discriminación conforme lo establecido por la ley 23.592”, reconociendo explícitamente que se nos debe otorgar la sindicalización.

“Sin encontrar respuestas a nuestro pedido de inscripción gremial, más que silencio ilegal e ilegitimo como el sistemático y caprichoso rechazo por cuestiones formales (dilaciones políticas sin sustento legal) acudimos a la Justicia, encontrándonos con el formidable fallo del Doctor Oscar Zas en la Cámara Laboral –Sala V-, quien con un amplio desarrollo del derecho comparado internacional y la aplicación de la carta magna, dio la razón al reclamo de SIPOBA que iniciara Nicolás Masi como Secretario General de nuestro sindicato policial. Aunque lamentablemente este fallo fue en minoría en ese tribunal, su contundencia reiteró nuestros constitucionales argumentos en la lucha por seguir el reclamo judicial en la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

Llegó la hora del debate público más elevado por nuestros derechos

“Queremos compartir con los compañeros policías que nos apoyan y con los que lo harán en el futuro inmediato, que hace apenas horas, precisamente el jueves 11 de junio de 2015, en el expediente judicial que tramita en la CSJN (909/2010) por nuestro reclamo de sindicalización, se dispuso derivar las actuaciones judiciales ’a los fines previstos en el punto 2. II, de la acordada 30/2007’, dictada por la Suprema Corte de Justicia Nacional. Esto se traduce en que la misma Corte convoca al Ministerio de Trabajo de la Nación y al Sindicato Policial Buenos Aires a realizar una Audiencia Pública Conciliatoria, la cual ’tendrá por objeto instar a las partes en la búsqueda de soluciones no adversariales’.

“Esto significa en términos llanos, un final de la batalla, donde el Ministerio de Trabajo de la Nación y el Sindicato de Trabajadores Policiales de la Provincia de Buenos Aires nos encontraremos de cara ante toda la sociedad, a fin de encontrar puntos de acuerdo, donde se reconozca el derecho reclamado, con los parámetros que el Gobierno Nacional plantee y la Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva.

“También significa un triunfo de la Sindicalización Policial en nuestro País, ya que el Estado Nacional representado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, se encuentra obligado a atender nuestro reclamo de inscripción gremial, lo que sienta un precedente no solo en la Provincia de Buenos Aires, sino también en el resto de las provincias hermanas.

“Esta lucha por lo que siempre nos perteneció no termina, no deja de tener vigencia el día de la Audiencia Pública Conciliatoria, es una batalla más ganada por el SIPOBA en el reclamo por lo que la Constitución Nacional establece que nos corresponde, pero al mismo tiempo deja en evidencia el sistema retrogrado e inhumanizante de las Fuerzas de Seguridad Argentinas para transitar el camino del reconocimiento de las organizaciones sindicales policiales, por parte de nuestros colegas atemorizados y silenciados, como de la sociedad toda, pasando a ser actores protagónicos en la discusión por la dignidad laboral y salarial con los Gobiernos Provinciales.

“Nuevamente, el Sindicato Policial Buenos Aires abre el camino del derecho laboral, sentando doctrina y jurisprudencia judicial en defensa del derecho de todos los policías de nuestra Provincia y del País, un camino que deberemos transitar los Trabajadores Policiales, unidos y organizados para tal fin, poniendo por delante la dignidad general de todos los policías. No hemos transitado 26 años de lucha sin traspiés, muchos compañeros fueron víctimas de un sistema opresivo y silenciador, pero no los acobardó, por ello siguieron y seguirán peleando por lo que es justo y nos corresponde a todos los policías.

“Hoy debemos tomar conciencia que se acerca un cambio de tiempo histórico en la Argentina, donde los trabajadores vamos a poder gozar de nuestros derechos, donde queda mucho trabajo por hacer mientras exista la precariedad laboral, pero esta lucha y sus resultados han de traer luz a todos los hermanos argentinos y latinoamericanos que luchan solitaria o colectivamente por sus derechos.

“Todos los integrantes del SIPOBA queremos festejar estas horas con nuestros colegas, nuestros heridos olvidados, con las familias de nuestros caídos, con la sociedad que tanto nos reclama como servidores públicos y tanto nos necesita, con los pensadores, jueces, legisladores y sindicalistas que tanto nos han apoyado en esta lucha que lleva ya más de un cuarto de siglo.

“La Sindicalización Policial existe, SIPOBA es una realidad, no porque el Estado Nacional se vea obligado por la Justicia a otorgarnos la inscripción gremial -lo que festejamos porque es un reconocimiento justo- sino porque mes a mes cientos de compañeros nos eligen para defender sus derechos, históricamente vapuleados y menoscabados.

“La Constitución Nacional nos ampara y la justicia lo reconoce, por ello sabemos que vamos construyendo el camino correcto, con hombría de bien, trabajo, decisión y constancia”, finaliza la declaración firmada por la Comisión Directiva del Sindicato Policial Buenos Aires.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *