Puja distributiva: Acuerdo en el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil

Con presencia plena de la CTA Autónoma, además de la CGT, la CTAT, las cámaras empresarias y el Ministerio de Trabajo, sesionó ayer el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que pautó una suba anual de marzo a marzo, del 52.7%.

Sobre la base de 21600 pesos de marzo del 2021 y el incremento que ya había del 35%, se acordó un nuevo aumento 9% en septiembre, 4% en octubre y 3% en febrero. A pedido de las centrales sindicales, se estableció un redondeo en las cuotas, alcanzando de esta manera a un aumento anual total del 52.7%. De esta manera el Salario Mínimo Vital y Móvil será de $31104 en septiembre, $32000 en octubre y $33000 en febrero del 2022.

Asimismo se acordó que habrá un nuevo Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil en marzo del 2022, y que este negociará sobre el piso de $33000. El establecimiento del consejo en el mes de marzo implica un avance ya que servirá como parámetro e impulso para la negociación colectiva de todos los Convenio Colectivos de Trabajo. El Salario Mínimo, Vital y Móvil impacta además en el salario de las y los trabajadores de la economía popular a través del Plan Potenciar Trabajo y del Salario Social Complementario.

En su intervención, el Secretario General de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, planteó la  necesidad de establecer un plan progresivo para recuperar el poder adquisitivo de los salarios perdidos tanto en la pandemia como durante el gobierno de Mauricio Macri. Entonces, en lo inmediato debería garantizarse como mínimo una recomposición del 16% perdido durante la pandemia “para partir de la base que teníamos en diciembre del 2019”. Peidro también expresó que este Consejo conforme una canasta básica, que es una de sus funciones “para que haya parámetros objetivos desde los cuales establecer los porcentajes”.

El dirigente indicó también: “Para que los porcentajes de aumento no se dinamiten de un día para el otro, hay que actuar sobre los formadores de precios, impactando en toda la cadena de valor, con participación amplia de todos los sectores involucrados: trabajadores, pequeñas y medianas empresas, cooperativistas, empresarios; y un fuerte protagonismo para cumplir con los objetivos”. Finalmente ratificó la propuesta de la CTA Autónoma de establecer un Salario Universal que garantice un piso de derechos para todos los trabajadores y trabajadoras, con formación y trabajo genuino. También se insistió en que el Salario Mínimo, Vital y Móvil debe ampliarse para sectores de trabajadores y trabajadoras que no están alcanzados por el mismo.

Además de Peidro, estuvieron presentes los adjuntos de la Central: Hugo Godoy y Claudia Baigorria, Daniel Jorajuría, Secretario Gremial y Omar Giuliani, Coordinador Nacional de la FeNaT.

La firma tuvo lugar en la Casa Rosada el lunes por la noche, con la presencia del Presidente. Allí hicieron uso de la palabra Ricardo Peidro, Héctor Daer, Hugo Yasky, Claudio Moroni, Juan Manzur y Alberto Fernandez. También estuvo presente Martin Guzman, Matias Kulfas, Vilma Ibarra. Allí, Peidro valoró el decreto que amplió la representación gremial en el consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, y valoró la actitud de la CGT y la CTAT que lo plantearon: “con mayor participación de se fortalece la democracia, y es más posible encontrar los caminos para una sociedad más igualitaria”.

Puja distributiva

El Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, celebró el acuerdo: «Para mí es un placer y un orgullo estar trabajando con los sectores sociales. Es un ejemplo de diálogo social. Esto nos ha permitido transitar un periodos de crisis terrible, quizás la peor que hemos vivido. Este mecanismo de negociación colectiva ha pasado por todos los sectores sin conflictos que no se hayan resuelto. Esta es una herramienta que han que seguir utilizando y que no es tan común como parece».

Por la CGT, Hector Daer, también había planteado la necesidad de aumentar el salario y acordar los plazos por las necesidades de los sectores más vulnerables de la sociedad: “Debemos encontrar el camino necesario con los empresarios para llegar a un salario básico que permita a las y los trabajadores a las necesidades básicas que hoy están insatisfechas. La síntesis a la que arribemos hoy debe generar no solo la satisfacción en términos de expectativas, si no cumplir con premisas claras para sacar al país de esta crisis, en este círculo de trabajo, producción y salario”.

En representación de la CTA de los Trabajadores, Claudio Marín expresó la necesidad de recuperar poder adquisitivo ante el aumento de la canasta básica: “La única manera de salir del círculo vicioso y entrar a un círculo virtuoso es con salarios que le ganen a la inflación. Para eso necesitamos una actitud coherente y una corrección acorde a ganarle a la inflación general”.

Por el sector empresario, hizo uso de la palabra el titular de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, se manifestó preocupado por “el aumento de los costos de producción”. En ese sentido indicó que “debemos tener en cuenta el impacto en el mercado de consumo”, del aumento slarial. En esta línea, en primera instancia, indicaron que el aumento debía ser del 10%.

El Secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti, valoró la predisposición de las centrales sindicales “en estos 19 meses de tránsito de la administración, que particularmente desde marzo del 2020 que han sido de mucha dificultad. Por eso agradecer si participación activa y propositiva”.

Fuente: ctaa.org.ar

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.