Condena ejemplar a los Genocidas de las Fuerzas de Tareas 5

cachorro puño altoEl tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata dictó la sentencia contra los represores de la Fuerza de Tareas 5 (FT5), integrado por Prefectura Naval, la Base Naval Río Santiago, la Escuela Naval Militar y el Batallón de Infantería de Marina Nº 3 (BIM3).

Prisión perpetua para 3 genocidas, y de 25 años para los otros 5, crímenes enmarcados como Genocidio, cárcel común y reparación de los trabajos con categorías máximas para los compañeros obligados a abandonar sus tareas por la represión, son algunos de los ejes que destacó la militancia por los Derechos Humanos, luego del veredicto.

Allí presentes estuvieron los dirigentes de la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, y entre ello, el secretario General de ATE Nación, Hugo “Cachorro” Godoy, expresó: “Como todos estos juicios uno lo vive con profunda emoción, por la enorme satisfacción de que a los genocidas se los condene porque es la única posibilidad de que nuestra sociedad pueda afirmarse en una perspectiva sana. Los genocidas no pueden estar caminando libremente en las calles, sin ser condenados por la sociedad después de lo que hicieron.”

salon“Lo segundo es que hayan sido condenados como genocidas, porque también marca un precedente importante, y la otra parte sumamente emotiva es ver a los compañeros. Porque este, como todos los otros juicios, se sostuvieron en las declaraciones y los testimonios de los trabajadores que fueron afectados directamente, por desapariciones, torturas, prisión y asesinatos”, explicó “Cachorro”, quien recibió ese apodo por ser uno de los más jóvenes entre los detenidos.

“Yo los conocí cuando estaba en la cárcel, el 24 de marzo se llenó de presos trabajadores de todo el Gran La Plata, Berisso y Ensenada. Que esos compañeros después de atravesar torturas, de sufrir el asesinato de sus compañeros y compañeras, de perder su trabajo y estar obligados a renunciar porque sino los desaparecían, que ellos hoy estén reintegrados y además sosteniendo este juicio y viviendo esta satisfacción, es una manera de cerrar el círculo que a uno le permite andar el resto de su vida mucho más en paz, donde pesan tanto la ausencia quienes no están”, finalizó el dirigente estatal con profunda emoción.

puñños altos carlottoTambién presenció la lectura de la sentencia en el salón de la ex ESMA, ubicado en La Plata, el secretario General de la CTA Autónoma de Buenos Aires, Oscar “Colo” de Isasi, quien valoró: “El juicio y el veredicto contra los genocidas que fueron el brazo armado del poder económico para instaurar en Argentina un modelo de pobreza y desigualdad y apropiarse de las riquezas, satisface a nuestra organización. En primer lugar porque fueron condenados como genocidas, porque no son delincuentes comunes, en segundo lugar porque se los manda a cárcel común, que es donde deben estar, y en tercer lugar porque son condenas muy claras en cuanto a crímenes de Lesa Humanidad.

En ese rumbo, De Isasi explicó la importancia del juicio en el contexto de lo que fue el Gran La Plata, en los años 70: “Es una región donde claramente había que descabezar al movimiento organizado, en una zona tan pujante, industrial, con YPF, la Petroquímica, Astilleros, y demás fábricas. No fue una maniobra de individuos nefastos, fue un plan que apuntó a meter el terror a través de la desaparición, colo juiciola tortura y la muerte de compañeras y compañeros que decidieron organizarse y pelear por un futuro mejor.”

“Por eso queremos reivindicar a los compañeros que están y a los que no, y estar en el final de este recorrido que fue la sentencia, tiene que ver con una tradición histórica de definir como prioridad la lucha por los Derechos humanos, el Juicio y Castigo a los culpables y fundamentalmente seguir bregando para que paguen todos los genocidas que estuvieron en función de un proyecto de país para las minorías, que no reparan en desaparecer, torturar y asesinar para mantener sus privilegios”, explicó De Isasi, quien además finalizó: “Nuestra presencia a los largo del juicio, si bien tiene una satisfacción individual, es a nombre de una institución que lleva la bandera de los Derechos Humanos desde que se creó en 1991 en la provincia de Buenos Aires, y desde que se recuperó en 1984 de la mano de Germán Abdala y Víctor De Gennaro; es un orgullo y una alegría estar el día de la sentencia a estos genocidas”.

 

 

 

CTA Buenos Aires.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.