Matías Bregante: “Las amenazas son moneda corriente cuando te metés a denunciar a la Policía Bonaerense”

Hace una semana se dio a conocer a través de un comunicado de prensa, que atentaron contra el auto de Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga. No es la primera vez que los allegados al joven que estuvo casi seis años desaparecido en La Matanza, denuncian amenazas. luciano arruga auto
Para hablar de estos hechos desde Estación Central (Radio Sur, FM 88.3) se comunicaron con Matías Bragante, integrante de la Agrupación Familiares y Amigos de Luciano Arruga.

-Contanos primero qué pasó con el auto de Vanesa ¿Cómo fue este episodio?

– Lo del auto de Vanesa y su pareja fue hace 15 días, el 7 de junio. Nosotros en su momento por una cuestión de ser cautos y precavidos quisimos tomar el tiempo necesario para que nuestros abogados hagan las denuncias pertinentes en fiscalía y que se trate de saber un poco más, para tener alguna certeza de qué es lo que había pasado.

Lo único que hay hasta ahora es que las pericias de bomberos dicen que el incendio fue intencional. Eso fue a las 2 de la mañana del 7 de junio, los vecinos le avisaron a Vanesa que el auto estaba en llamas y también llamaron a los bomberos.

Dado un montón de aprietes y amenazas que se vinieron sufriendo en estos últimos años; a más de un mes de haber logrado una sentencia por torturas contra el ex policía Diego Torales; en el marco también, de que se le impusieron tres jury de injuiciamiento contra el Juez Gustavo Banco y las fiscales Roxana Castelli y Celia Cejas, que son quienes tuvieron la causa en un primer momento y que se la entregaron a la Bonaerense para que investigue; en todo ese contexto entendemos que no es un hecho aislado y que tiende a ser una amenaza más a todas las que tuvimos durante estos años.

-¿Qué tipos de amenazas recibieron a lo largo de estos años?

– Al principio directamente eran las Policías de Lomas del Mirador y de La Matanza que iban apretando a nuestros compañeros por la calle, amenazándolos. La cruzaban a la mamá de Luciano en la calle y le preguntaban ‘¿Dónde está tu hija? ¿Dónde están tus hijos?’. Hubo amenazas psicológicas y algunas físicas, obviamente hechas por teceros, no directamente la Policía. También hubo detenciones ilegales a compañeros nuestros. Un compañero fue secuestrado y paseado por algunas comisarías de La Matanza, en diferentes coches de civil, con policías y amenazándolo hasta que lo largaron y lo soltaron en la puerta de la casa de Vanesa.

Hay fotos de nuestros compañeros en las Comisarías de La Matanza y han detenido a amigos y vecinos del barrio, a los cuales les han mostrado esas fotos y les han preguntado si nos conocían. El año pasado la Policía Comunal irrumpió ilegalmente en la casa de dos vecinos, que son testigos importantísimos en las causas que se abrieron por la desaparición de Luciano, a uno de ellos le abrieron la cabeza a palazos y le quisieron armar una causa por “Resistencia a la autoridad”.

Claramente, con todo el contexto que te decía antes y a raíz de todos estos episodios que vinieron sucediendo en estos años, para nosotros no es un hecho aislado.

-¿Sucede esto también con familiares de otras víctimas de violencia institucional?

– Durante todo el año pasado y hasta este año también, la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos) La Matanza y su Presidente, Pablo Pimentel, han estado recibiendo amenazas verbales, físicas, telefónicas, han irrumpido en sus viviendas supuestos ladrones que daban vuelta la casa, los molían a palos y no se robaban nada. Los han amenazado con armas, han amenazado con armas a la familia de Pablo Pimentel, a sus hijas. Compañeras que están en la campaña por el derecho a un aborto legal y hacen trabajos de género en los barrios de La Matanza han sufrido amenazas físicas, con armas, en los últimos meses.

Lamentablemente las amenazas son moneda corriente, sobre todo en Matanza, cuando te metés a denunciar a la Policía Bonaerense y a esa mafia corrupta que hay enquistada en la Justicia.

-Siendo que la Policía Bonaerense depende de Daniel Scioli, ¿Cómo toman ustedes la candidatura a Presidente de Scioli y este intento mediático que están haciendo de transformarlo como un defensor de los Derechos Humanos?

– Es una vergüenza. Para nosotros es algo gravísimo que se premie al responsable político de la desaparición de Jorge Julio López, de Luciano Arruga, de la muerte de un montón de jóvenes de la barriada a manos del Gatillo Fácil, de la profundización del narcotráfico en los barrios, de la permisión de la entrada del Paco, de la permisión de la trata de personas, de la prostitución, y de un montón de delitos que se han profundizado en la Provincia de Buenos Aires.

Nosotros decimos siempre que la gente forme sus propias conclusiones, que investigue, que busque información sobre el resultado que tuvo para el pueblo mexicano la implementación de estos sistemas de creaciones constantes de policías, Policías Comunales, Municipales, Judiciales, Interurbanas y Ciudadanas. Todo esto lo que hizo fue, no lograr una purga de las fuerzas madres y no lograr un replanteo de como se instruyen y como se construyen esos personajes que terminan respondiendo al Estado de las fuerzas uniformadas y claramente.

Scioli cuenta como heroico, cosas como este decreto que sacó para lograr las policías locales hace más de un año y medio, algo que no se discutió ni en Cámara de Diputados ni en Senadores, que no se dio el debate correspondiente, hoy tenemos a todos los municipios del Conurbano recibiendo cantidades enormes de dinero -que podrían destinarse a la Educación, a la Salud, a la Urbanización de las Villas- para invertir en estas policías locales que en seis meses sacan a niños (que poco entienden la tarea que deben realizar) con armas a la calle y con licencia para matar. Ya hay denuncias de Gatillo Fácil en algunas fuerzas que no tienen ni seis meses de haber sido creadas.

 

Por Valeria Garay, del equipo de Comunicación de la CTA Capital.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.