En pie de lucha

Se realizó una nueva Jornada de Debate sobre el Plan de Cobertura Universal de Salud (CUS). “El inicio del mes de diciembre nos encuentra enfrentando una situación socio-económica dificultosa para trabajadores y trabajadoras, así como para los sectores más vulnerables de la población”, indica una declaración de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP-CTA).
“A pesar de las declaraciones y los ’retiros espirituales’ de los funcionarios del Gobierno nacional, los números de la economía continúan siendo preocupantes y los salarios siguen perdiendo poder adquisitivo en su carrera contra la inflación.

Con un déficit fiscal del 4,2 % del PBI y un alto nivel de toma de deuda, esta semana fue aprobado en el Congreso de la Nación el Presupuesto para el año 2017. El proyecto se convirtió en ley con el apoyo mayoritario de la oposición, previendo un crecimiento de la economía del 3,5 % y una inflación del 17 %. La partida de Salud a nivel nacional aparece con un incremento nominal del 4,9 % pero, de modo preocupante, se redujeron a la mitad programas como “Atención de la madre y el niño” y “Atención Sanitaria en el Territorio”. La creación del Fondo Universal de Salud por 8000 millones de pesos, formado con recursos retenidos a las obras sociales sindicales, es la puesta en marcha de una de las disposiciones del decreto de la Cobertura Universal de Salud (CUS).

El proyecto de Presupuesto de la Provincia de Buenos Aires, que propone una partida para Salud claramente insuficiente y que disminuyó su volumen en casi un punto del PBI, seguramente será aprobado en los próximos días, también con el apoyo complaciente de la oposición, en la Legislatura bonaerense. Será el presupuesto más bajo del área desde que se reinstauró la democracia y, proporcionalmente, el menor de todo el país. El aumento salarial previsto es de un 17 %, en consonancia con la inflación que el Gobierno sostiene será el techo de 2017. Sobre esa base, el gobierno provincial intenta cerrar un acuerdo paritario para todo el año.

Paritaria de la Ley 10430

El 30 de noviembre tuvo lugar la tercera convocatoria de la Paritaria General del Estado (Ley 10430). Recordamos que esta paritaria, si bien obra como referencia para el cálculo de nuestros básicos, no es la que fija la composición y monto de nuestros salarios, lo que requiere de la paritaria sectorial que estamos reclamando. Por CICOP participaron Fernando Corsiglia, Marta Márquez y María Inés Sasiaín.

El Gobierno trajo una Propuesta por 15 meses, integrando el último trimestre de 2016 y todo el año 2017, a saber:

Último trimestre 2016: Aumento al básico del 34,6 % respecto a diciembre 2015. Agregó propuesta específica para el personal de salud (12 puntos porcentuales en la bonificación remunerativa no bonificable por tarea crítica), para auxiliares de educación (incremento en $ 98,52 de la bonificación remunerativa no bonificable del art. 9) e incremento de bonificaciones sustitutivas de URPE General para el resto de los sectores. Propuso también otorgar un adicional no remunerativo extraordinario, por única vez, del 10 % del sueldo básico de diciembre 2015, distribuido en tres cuotas iguales y consecutivas durante los meses de octubre, noviembre y diciembre 2016.

Año 2017: 18 % sobre el sueldo básico respecto a diciembre 2016, distribuido en cuatro tramos de 4,5 % cada uno, a percibir con los sueldos de enero, abril, julio y octubre 2017. Se presentó con esta oferta una “Cláusula Paritaria de Adecuación Salarial Automática” que establece considerar la variación del IPC (Índice de Precios al Consumidor) que suministre el INDEC en forma trimestral como parámetro para incrementar en forma automática el 4,5 % propuesto, si dicho índice resultara mayor.

UPCN, SOEME y una parte de FEGEPBA manifestaron que llevarían la propuesta para considerarla. ATE, Salud Pública, CICOP y el resto de los gremios presentes rechazaron la pauta salarial por insuficiente.

Desde CICOP consideramos insuficiente la propuesta y expresamos que la presente discusión correspondía a los meses de octubre, noviembre y diciembre 2016, debiendo discutirse en nuevas paritarias la pauta salarial a partir del 1 de enero de 2017. Reclamamos la urgente convocatoria a la paritaria 10471 y a la mesa de discusión de la aplicación del Decreto de Desgaste Laboral, y denunciamos la falta de respeto en que incurrió el Ministerio de Salud al no cumplir el acuerdo paritario y abonar el retroactivo sólo dos días antes del cobro del salario del mes de noviembre.

La paritaria 10430 tiene una nueva convocatoria para el lunes 5 de diciembre, donde los gremios tendrán que expresar si aceptan la propuesta del Gobierno que abarca, no sólo el último trimestre del 2016, sino también todo el año 2017.

Nuestras consideraciones

Frente a este panorama, por más que el calendario indique que entramos en las últimas semanas del año, nuestros reclamos al Gobierno provincial continúan y tienen como horizonte un cierre de año conflictivo y un 2017 de más luchas. La alta probabilidad de que la mayoría de los gremios acepte una propuesta que condenaría a lxs trabajadorxs estatales a un cierre virtual de la discusión salarial para todo el año que viene asoma como muy preocupante.

A nuestro entender, la propuesta gubernamental tiene como objetivo principal, además de disponer un incremento que ajusta los ingresos del sector trabajador, disminuir a la mínima expresión los conflictos que se podrían desarrollar en un año electoral. El intento de supresión real de la paritaria, herramienta indispensable de lxs trabajadorxs organizados para defender nuestros salarios y condiciones laborales, así como la decisión de ajustarnos a la eventual evolución del índice de precios al consumidor (IPC) de un INDEC oficialista, resulta inaceptable.

Nuestro reclamo de un aumento salarial que recomponga nuestros ingresos en términos de la canasta real y con mecanismos de actualización automática manteniendo las paritarias abiertas sigue vigente y nada tiene que ver con lo que propone el Gobierno. Haber logrado varias reaperturas este año tiene que ver con haber presionado fuertemente, no aceptando la intención de un acuerdo anual a la baja, tal como propuso el Ejecutivo en el mes de marzo.

La crisis del sistema de salud tendrá una nueva expresión en los meses que se avecinan. La falta de posibilidades de cubrir licencias, la continuidad de las dificultades en insumos, aparatología e infraestructura, la reiteración de episodios de violencia provocados por esta situación, serán, seguramente, motivo de la persistencia de nuestros reclamos. CICOP, consecuente con su compromiso en defensa de la Salud Pública, volverá a estar en la primera línea de esa lucha”.

Fuente: www.cicop.org.ar

Sin comentarios.

Deja un comentario