¡Pocho vive!

         IMG_4573

Así nos recibe un mural al entrar en Ludueña, el barrio donde Claudio “Pocho” Lepratti eligió vivir, y que la maldita policía decidió que así no fuera.

El asesinato de Pocho, el 19 de diciembre de 2001, baleado por la policía santafesina cuando intentaba defender a los pibes del comedor de la escuela Mariano Moreno de Las Flores, un barrio a 40 minutos en bicicleta desde su casa hormiga, generó una implosión en el populoso barrio Ludueña. Como dicen sus amigos, encargados de la organización del carnaval “cuando creían que lo habían matado, lo que hicieron fue multiplicarlo”, lo sembraron en miles de semillas que se multiplican en los jóvenes y niños que hoy siguen sus huellas.
IMG_4861Los chicos y chicas a los que Pocho ayudó y acompañó durante años, luego del tremendo asesinato decidieron convertir su vivienda en el “Bodegón Cultural Casa de Pocho”; un lugar en el mundo que les permitió ser y estar, reflexionar, militar en el barrio y desarrollar expresiones artísticas, como las que pudieron presentarse durante el carnaval, mostrando el amor y las fuerzas que transmite Pocho, aún sin estar físicamente presente.

IMG_5363Pocho, además de ser un gran militante social, fue un militante importante en lo gremial. Era un compañero que laburaba profundamente con los compañeros y compañeras de la CTA Rosario sobre la transformación de la realidad social y articulaba este trabajo con la militancia con los pibes y las pibas. “No ha habido encuentro de niñez y de formación en la que no haya llevado a los pibes de Ludueña a que compartan ese espacio de formación”, comenta Liliana Leyes, secretaria de Género de la CTA Santa Fé. “Él fue un militante de ATE y CTA asesinado por la policía de Santa Fe, en un plan sistemático de asesinatos en todo el país”.

IMG_5470En la plaza del barrio, circundada por las calles Vélez Sarsfield, Larrea, Liniers y la cortada Querandíes, se realizó el “15° Carnaval Cumple de Pocho”. Un evento que comenzó meses después del fallecimiento de Lepratti, que en sus inicios hizo la especie de purga para calmar el dolor y la angustia, pensando en la alegría que despertaba Pocho en el barrio y en los pibes. El primer carnaval se realizó en febrero de 2002 para celebrar el cumpleaños del compañero, 27 de ese mes, pero a medida que los años pasaron la participación de los vecinos del barrio fue en aumento, comenzaron a involucrarse cada vez mas con el festejo, al punto que este año en la organización participaron más de cien personas.

Carnaval es construcción y organización.

Entre bombos, redoblantes y alguna trompeta, pibes y pibas de distintos barrios cercanos a Ludueña practicaban y ensayaban en los talleres de murga. Liberando sus cuerpos al máximo en cada revoleo de brazos, en cada patada, diciéndole no al marginamiento. Aplacando las angustias que no dejan ver esa alegría característica en los niños.

IMG_5010El eje de la construcción organizada, así como el trabajo que hacen las hormigas, tomó el evento el primer día. Los chicos encargados de la organización, que se diferenciaban por una remera verde con estampas del carnaval y las clásicas hormigas que representan a Pocho, repetían incansablemente estos lemas. Para que no queden dudas que la organización y los pibes son los pilares de la construcción de fuerzas.

IMG_4571Cada uno haciéndo lo que le gusta, en la “percu” los pibes ensayan un ritmo que logre combinar las distintas emociones, desbordando alegría de libertad en cada golpe de bombo y redoblante. Mientras que en la murga las pibas, y algunos pibitos, patean, saltan, y cantan, revelando sus cuerpos a la mas sincera felicidad.

A todo esto, el Momo aguardaba en la casa de Pocho para hacer su ingreso a la escena principal ¿Quién es Momo? Momo nació desde el barro, es mezcla de tierra, agua, fuego, carne y un poco de cielo. Momo es tierra que camina. Sale a tocar almas y corazones, agitando esperanzas.

Nuestro barro, nuestra historia

Así los pibes que participaron del torneo de futbol expresaron su alegría, desde el barro y en el barro. Entre silbatos, pelotazos, algunas patadas y goles se llevó a cabo el clásico torneo de “Futbol desde el barro”, que este año tuvo barro gracias a la torrencial lluvia que pasó por Ludueña la noche anterior.

En el torneo, que jugaron mas cien pibes, había una parte esencial, una especie de tercer tiempo del que todos los equipos luego de cada partido debían participar. En este tercer tiempo se trataba de informar a los chicos a través de preguntas sobre sus derechIMG_5112os, ¿qué hacer si los detiene la policía en la calle y les piden documentos? por ejemplo, pero también había preguntas de deporte como: ¿a qué jugador apodaban “Pelusa”?

De esta manera los chicos no solo disfrutaron de un torneo de futbol, sino que además se llevaron información que les puede ser útil ante un caso de violencia institucional, o de violación de sus derechos. Con estos protocolos de falsa “seguridad”, que lo único que logran es reprimir las emociones de miles de pibes y pibas que solo quieren escapar a sus realidades.

Liliana Leyes nos aclaraba que en este momento del país en el que se está debatiendo y luchando contra un protocolo de seguridad que plantea el gobierno nacional, “nosotros decimos que hoy mas que nunca volvemos a recordar y a poner como bandera de lucha a Pocho, que fue asesinado en su lugar de trabajo. ¿Qué mejor que poner de ejemplo a él para decir a donde llevan los protocolos de seguridad en el país?”

Al mismo tiempo la dirigente santafesina nos explicaba que en el carnavaIMG_5605l “reivindicamos, en el nombre de Pocho, a todas las trabajadoras y los trabajadores que somos los porteros, ayudantes de cocina, enfermeras, trabajadores de niñez, que son quienes ponen el cuerpo todos los días. Y que así como fue asesinado Pocho, en este contexto puntual en el que se pretende criminalizar a los trabajadores y trabajadoras, cualquiera de nosotros puede estar poniendo el cuerpo y perdiendo la vida en manos de la policía asesina”.

“Parido en el barro, curtido en el fuego y vivo en nuestros cuerpos. En contra de los palos en el hormiguero, este carnaval atrevido sigue gritando: ¡Ésta es nuestra alegría!

 

Por Matías Blanco Panno

Fotos, Matías Blanco Panno

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *