Cooperativa 8 de enero: Acto por la soberanía junto a Ex Combatientes

En la localidad de San Martín la CTAA Bonaerense participó de la jornada que se desarrolló en los talleres de la fábrica recuperada, hoy empresa cooperativa 8 de Enero. Participaron miembros de la conducción provincial, representantes de gremios del sector privado, estatal y territorial de la central, y Ex Combatientes de Malvinas.

Oscar de Isasi, Secretario General de la CTAA valoró el encuentro de Ex Combatientes y trabajadoras y trabajadores de la Cooperativa que nació al calor de la lucha en 2018 contra el vaciamiento en pleno gobierno neoliberal de Cambiemos.

“Son historias vinculantes, porque cuando hablamos de soberanía debemos hacerlo en el sentido más amplio, porque soberanía no es sólo la reivindicación en nuestras tierras, como en este caso las Islas Malvinas. Porque soberanía también es la capacidad de nuestro pueblo para superar la crisis económica generada por el neoliberalismo y profundizada por la pandemia con una propuesta basada en el trabajo, la producción y con autodeterminación”, sostuvo, al tiempo que destacó como “muy importante este encuentro en este lugar emblemático donde hubieron y hay muchos sueños, reconocer a los héroes de Malvinas. No dejamos de soñar y trabajar para volver a nuestras islas en unidad latinoamericana. Creemos que un país con soberanía política, independencia económica y justicia social es un objetivo posible con protagonismo de la clase trabajadora organizada” y expuso a la Cooperativa 8 de Enero “como un claro ejemplo de ello por su lucha para mantener abierta la fábrica y ahora plantear su crecimiento”.

Fernando Castillo, Presidente de la Cooperativa 8 de Enero y Secretario General del Sindicato Unido de Costureros y Empleados del Vestido (SUCEV-CTAA), reflexionó sobre las condiciones de desigualdad y la necesidad de organización de la clase desde una perspectiva multisectorial para resistir y triunfar.   

“Aprendí de política en la fábrica”, dijo Castillo, hijo de Madre costurera, y desde su sector reflexionó sobre “la diferencia abismal entre producir riqueza y ganar miserias. Es algo que siempre me llamó la atención, como dentro del mundo o en Buenos Aires las vidrieras son lujosas” en contraposición a “los talleres clandestinos, o las casas, pagando monedas, y con sufrimiento” de quienes en allí trabajan.

Castillo comenzó a involucrarse en la actividad sindical y se interiorizó por los fenómenos de fábricas recuperadas en 1998, 1999, y 2001.

“Casi 20 años después, con el gobierno de Macri y la timba financiera que se remonta a la dictadura, nos vimos en esa situación con compañero descreídos de la política y el sindicalismo, en una empresa donde la mayoría de trabajadoras y trabajadores son de países latinoamericanos y donde contarles sobre las empresas recuperadas era como hablar en chino prácticamente”, rememoró.

Al plantearse el cierre de la fábrica Sport Tech, la organización de las y los trabajadores tomó un cambio de rumbo cuando decidieron organizarse en la CTA Autónoma. Con el respaldo de la central obrera y las decisiones colectivas votadas a mano alzada en asamblea, se pudo garantizar la continuidad laboral y avanzar hacia un emprendimiento cooperativo que comenzó a crecer incorporando mano de obra permanentemente, maquinaria y expandiéndose en el mercado.

 La CTAA Bonaerense a través de Oscar de Isasi se encuentra en gestiones con el gobierno provincial y el municipio de San Martín para que la cooperativa disponga de un edificio propio.

“Somos una de las pocas empresas textiles que está tomando gente, y avanzando en capacitaciones”, dijo el dirigente, para luego plantear que “en vista del vencimiento del contrato de alquiler del edificio actual, estamos buscando lugares pero el que tenemos por ahora sólo cubre un tercio de lo que necesitamos. Podemos generar hasta 300 puestos de trabajo en esta etapa, y cuanto más seamos podemos ganar más; no por apropiarnos de la plusvalía de los compañeros, sino porque al tener más ingresos podemos pagar más servicios y seguir generando puestos de trabajo con sueldos que están por arriba de la media que lo que dicen los sindicatos y las paritarias”.

En ese sentido, dijo estar sorprendido de que en el rubro se trabaje por tan bajo sueldo, y contó que compañerxs peruanos, paraguayos y bolivianos llevan a sus países la “novedad” de que sin patrón puede haber una empresa”. Uno de los principales clientes de la Cooperativa 8 de Enero es el ejército Argentino, para quién se confecciona indumentaria deportiva de primera calidad, entre otras.

Finalmente, Castillo recordó que “estábamos dentro de la CGT y teníamos otras expectativas gremiales. Por no tolerar nuestra mirada, se nos expulsó de la CGT y tras incorporarnos a la CTA Autónoma pudimos reincorporar a compañeros despedidos, ganamos esta fábrica y se ganó prestigio a nivel sindical, con el acompañamiento de los gremios del sector privado de la CTA Autónoma y ATE. Cabe destacar que en la CTAA las compañeras y compañeros de países hermanos están contenidos sindicalmente, siendo que en el sindicato anterior no existía esa posibilidad. Está muy bueno que los compañeros sepan que tienen una herramienta en común para los trabajadores de la costura”, concluyó.

Archivo: entrevista de ACTA a la compañera Mirta Franco el día que la Cooperativa 8 de Enero abrió sus puertas. El 70% de afiliaciones del SUCEV son mujeres.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.