Desesperado pedido al Gobierno para que evite desalojo de la Cooperativa Nueva Generación

El Taller Textil provee sustento a 84 familias. En las instalaciones funciona un jardín maternal que contiene a hijas e hijos de lxs trabajadores.

La CTAA llama a solidarizarse con la Cooperativa Nueva Generación ubicada en la localidad de Wilde. El pasado 18 de octubre funcionarios policiales se presentaron para proceder al desalojo, pero ante la resistencia de los trabajadores y la negativa de la Presidenta de la Cooperativa Alicia Gutierrez de firmar la conformidad a dejar sus puestos de trabajo, un escribano solicitó el “auxilio” de la justicia de la provincia y solicitó ambulancias.

 Mario Barrios, Socio Fundador de la Unión Solidaria de Trabajadores expresó que “junto a organizaciones de la región hemos agotado instancias, presentado recursos de amparo y hablado con funcionarios, pero no tenemos ninguna respuesta positiva. Este desalojo que nos parece un atropello incensario cuando por un lado el gobierno nacional destaca la necesidad de trabajo genuino a través de las cooperativas, pero por otro plantee el desalojo de una cooperativa con 15 años de funcionamiento. No sólo perderán el sustento 84 familias, sino también su lugar pibas y pibes que vienen al jardín. Hay una gran desazón”.

El edificio fue adquirido por la Cooperativa Nueva Generación en 2005, y en 2011 una persona inició una causa aduciendo que era el legítimo dueño que en el tiempo récord de un mes tuvo título de propiedad. En 2012 se logró una ley de expropiación del Senado bonaerense, pero esta cayó en 2017 durante el gobierno de María Eugenia Vidal. Por su parte la Municipalidad de Avellaneda condonó todas las deudas que el inmueble arrastraba de dueños anteriores para posibilitar que el trabajo de la cooperativa no se fuera en afrontar costos que no les correspondían. Fue también para esa misma época que recibieron subsidios de INAES. También lograron inscribirse como proveedores del Estado.

La Presidenta de la Cooperativa Alicia Gutiérrez contó que “hablamos con todos los funcionarios en este momento, desde Presidencia de la Nación al ministerio Desarrollo Social; con la provincia de Buenos Aires y con Derechos Humanos. Pero no hemos tenido respuestas positivas y por eso ayer se presentó el oficial de justicia a la puerta diciéndonos que ya estamos desalojados y ahora estamos en guardias permanentes custodiando, esperando a la policía que nos venga a desalojar”.

COMUNICADO DE LAS FAMILIAS

Después de 16 años pusimos en marcha un proyecto productivo con el único propósito que fue el de incluirnos como trabajadores. En un sistema excluyente nos capacitamos en el rubro textil y enseñamos el oficio a centenares de compañeros para así intentar recuperar el valor como organizador de sus vidas al trabajo.

Construimos un jardín maternal para que las madres puedan producir, abierto a la comunidad, donde se contienen niños y familias para hacer posible que nuestras compañeras no solo produzcan, sino también terminen sus estudios.

Aún con tantos años de trabajo y esfuerzo colectivo fue fácil para el que tiene dinero comprar el lugar sin saber qué propósito lo empuja, pasando por encima de los derechos humanos y lo que representa el lugar para centenares de personas que logran ponerse de pie mediante el trabajo.

 Hoy en un país devastado, sin educación, sin trabajo y con esa gran paradoja que hace que cierren un lugar productivo que aún está en marcha tenemos el desalojo. Otro sueño que no puede ser en una Argentina que duele, y que hoy más que nunca necesita de lugares como este.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.