UCRA y la CTA-A bonaerense expresan profunda preocupación ante el asesinato del chofer Pablo Flores

La CTA Autónoma de Buenos Aires y la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA-CTAA) expresan el profundo dolor y preocupación ante un nuevo hecho de inseguridad sucedido anoche en el partido de La Matanza, en la localidad de Virrey del Pino, cuando el compañero Pablo Flores que trabajaba en la línea de colectivos 218, fue asesinado en un nuevo hecho de inseguridad mientras realizaba el recorrido por el ramal Barrio San Javier.

Al respecto Juan Manuel Laurenzo, secretario General de la UCRA Buenos Aires, apuntó que «a Pablo no le hicieron caso cuando pidió no trabajar de noche por miedo a ser víctima de la inseguridad». Y resaltó que «sufrimos la pérdida de un compañero mas que se nos va. Ante una situación que no mejora, los compañero salen a jugarse la vida y no tienen ni siquiera un poco de seguridad que los proteja de estos hechos vandálicos que derivan en la muerte, los cuales viven de forma cotidiana».

«Desde la CTA-A y desde UCRA creemos que la solución no está en poner mas policías en la calle o llenar de policías los micros, sino que está en generar iniciativas que resuelvan de fondo una situación de inseguridad, por ejemplo las cabinas antivandálicas, que proporcionarían un resguardo mayor a los compañeros», aseguró Laurenzo.

Asimismo expresó: «Estamos a disposición de la familia de Pablo y sus compañeros y nos solidarizamos con ellos. Estamos hace tiempo solicitando que se reconozca el trabajo que están prestando los compañeros en esta pandemia de manera esencial, y tengan un beneficio salarial acorde para mitigar este mal momento que desemboca en que los compañeros tengan que hacer doble turno y trabajen hasta cualquier hora».

«Desde CTA-A dejamos en claro que los responsables de esta situación son los que miran para otro lado y no ven que de esta pandemia tenemos que salir todos juntos, y no se dan cuenta que los compañeros día a día salen a jugarse la vida, como el compañero Pablo que hoy dejó su vida arriba del coche y dejó a una familia y una sociedad devastada», esgrimió Laurenzo. Y al mismo tiempo expresó «absoluto repudio hacia esta realidad y nos solidarizamos con los compañeros y la familia. Ponemos nuestro sindicato y Central para que tengan un respaldo moral para poder sobrellevar este mal momento».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.