La CTA Autónoma también rechaza el “indulto” de Piñera a represores

La pandemia por COVID-19 parece haber sido el justificativo perfecto para el presidente chileno, quien, pese a la crisis institucional por la que atraviesa su gobierno y la represión con la que castigó durante meses a su pueblo, busca excusas para favorecer a genocidas de la dictadura pinochetista. Las organizaciones de DDHH de Chile se expresaron al respecto y nuestra Central se sumó al repudio.

“Una persona que esté condenada por crímenes de derechos humanos o crímenes de cualquier naturaleza, que se esté muriendo, creo que debiéramos darle el beneficio de que se muera en su casa”, sostuvo Sebastián Piñera recientemente en una entrevista televisiva al ser consultado sobre esta posibilidad.

Cabe recordar que no es la primera vez que el mandatario trasandino expresa públicamente su preocupación sobre este asunto, como en marzo de 2017, cuando consideró que por “razones humanitarias” los ex agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional durante la dictadura de Pinochet debían beneficiarse con la prisión domiciliaria en lugar de cumplir sus condenas en las prisiones de lujo donde lo hacen actualmente.

En esta ocasión, y ante el rechazo de los partidos de la coalición de gobierno a otra ley especial que buscaba liberar a presos de alto riesgo de contraer el coronavirus, el jefe de Estado anunció que le daría «urgencia» a la tramitación en el Parlamento de la ley humanitaria de 2018 que les permite acogerse a este beneficio.

Llamativamente, las consideraciones que no tuvo Piñera con el pueblo que reprimió y torturó durante las protestas del año pasado y principios del actual, las presume de sobremanera con militares condenados por genocidio.

Sin embargo, pese a la insistencia del Ejecutivo, la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile declaró recientemente como “inadmisible” el recurso de amparo presentado por 29 militares retirados, quienes se encuentran recluidos en la prisión de Punta Peuco por crímenes de Lesa Humanidad.

Ante este nuevo intento de atropello contra los Derechos Humanos por parte de Piñera, numerosas organizaciones y entidades manifestaron su repudio e indignación por esta iniciativa mediante una carta abierta presentada ante el parlamento.

“Nos parece inmoral que, a través de esta denominada Ley Humanitaria, se quiera presentar a los victimarios como las verdaderas víctimas de la sociedad, las que por revestir tal condición, deben ser objeto de toda clase de misericordia y compasión, olvidando el verdadero pecado social que significa mantener después de 47 años, la impunidad de graves crímenes contra la Humanidad”, destaca la misiva, que pretende concientizar al Poder Legislativo sobre la responsabilidad que pesa sobre sus hombros y dejar en claro el pésimo precedente que podría significar dar lugar a dichas pretensiones del Ejecutivo, además del aberrante destrato que implicaría para las familias de los desaparecidos y fallecidos durante los años más oscuros de Chile.

La CTA Autónoma, a través de su secretaría de DDHH, se suma al rechazo contra este “indulto” que pretende impulsar el presidente Sebastián Piñera para beneficiar a los represores genocidas de la dictadura pinochetista.

Fuente: agenciacta.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.