HLVS compañera Patricia Chabat; incansable luchadora por la Memoria, Verdad y Justicia

La CTA Autónoma expresa profundo pesar y sus condolencias a familiares, amigxs y compañerxs de Patrica Chabat, ex detenida, desaparecida, torturada y sobreviviente al centro de exterminio «La Escuelita».

Además de ser trabajadora estatal en la Escuela de Sanidad en las calles 4 y 51 y afiliada a la Asociación Trabajadores del Estado, Patricia dejó un legado testimonial eterno en sus obras literarias «Asuntos Pendientes, “Cuatro Tiros y Té de Maracuyá”, “De Cuerpos Ausentes”, y «No siempre se puede entrar y salir por la misma puerta», entre otras.

Como militante de Derechos Humanos, integró Justicia YA!, Asociación Ex Detenidos Desaparecidos y la Unión Por Los Derechos Humanos.

Emiliano Hueravilo, Secretario de Derechos Humanos de la CTA Autónoma Bonaerense expresó: «es una profunda tristeza, la recordaremos siempre por su templanza, sus palabras, sus escritos, su sensibilidad. Una luchadora comprometida con los derechos humanos. Una compañeraza, creo que es la mejor manera de definirla»

Foto gentileza de Gabriela B. Hernández

Una sobreviviente al servicio de la Memoria, Verdad y Justicia 

En 1976, siendo estudiante de la Universidad de La Plata y vinculada a la Juventud Guevarista, se encontraba de visita en casa de sus padres en Bahía Blanca cuando irrumpieron las fuerzas militares locales, la secuestraron y trasladaron a un lugar que años más tarde ella reconocería como “La Escuelita”.

Recuperó su libertad en abril del 1978, bajo la modalidad de libertad vigilada, que implicaba presentarse cada 72 horas en la comisaría 2º, situación opresiva a la que se agregaron padecimientos por agresión policial. Su libertad definitiva fue el 24 de diciembre del 78.

Patricia Brindó un valiente testimonio en el Juicio por la Verdad, al que en una entrevista con el sitio www.ecodias.com.ar recordó diciendo que «no pensábamos que fuera tan importante porque no tenían un impacto sobre la condena efectiva, los tipos salían libres. Pero resulta que este trabajo minucioso que mucha gente se tomó de sistematizar, fue una base de datos sumamente importante porque se pudieron encontrar puntas para buscar desaparecidos, para de alguna manera llevar un consuelo a la familia, juntarse y obtener información muy importante. Esa información, al caer las leyes de obediencia debida y punto final puede ser y es utilizada para los juicios penales».

En ese sentido, recordaba que «nuestra misión y tarea como sobrevivientes era contribuir para sostener la memoria. Nunca pensé que iban a existir estos juicios. Era un deseo, como una utopía. Con el trabajo de todos los compañeros de 30 años que no solo estuvieron recopilando los datos sino discutiendo muchas cuestiones. Que hoy se hable del genocidio no se debe a la justicia, se debe al trabajo de los compañeros. Fue un trabajo de los organismos y de muchísimos compañeros”.

Luego de su declaración en Bahía Blanca en el mes de diciembre de 1999, la Cámara Federal de esa ciudad procesó por falso testimonio al teniente coronel del Ejército Julián Corres, (el Laucha) quien fue el primer militar en actividad procesado desde las rebeliones carapintada durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

En la capital bonaerense fue parte activa en los juicios a los genocidas Von Wenich y Miguel Etchecolatz, y a través de ellos conoció a testigo luego desaparecido Julio López, a quién recordaba como «un compañero impresionante, un placer conocerlo. Decían que el viejo estaba ‘gaga’, pero ni saben la lucidez que tenía Julio. Él tenía un compromiso muy grande, para él nosotros éramos ‘los pibes’, y nosotros teníamos que cuidarlo al viejo porque él no contaba con el apoyo de la familia y tenía una necesidad imperiosa de colaborar».

Patricia Chabat presente en el Acto Conmemoración *A 20 años del inicio del Juicio por la Verdad de La Plata* que se desarrolló en la sede de ATE Provincia de Buenos Aires, con distintas Organizaciones y Organismos de Derechos Humanos durante 2018.

Foto gentileza de Gabriela B. Hernández

Su legado literario

Respecto a su obra literaria, reveló que «surgió de la necesidad de escribir sobre algo que a mí siempre me acompañó, que es una especie de intriga dolorosa de pensar qué fue lo que les pasó en el último momento a aquellos que murieron, y desear profundamente en esos instantes algo más que haya ocurrido. A partir de allí empecé a revisar algunas cosas y arranqué con la ficción».

Al presentar su novela «De Cuerpos Ausentes» que aborda la historia del secuestro de Fermín, un joven de 18 años y sin militancia política a manos de un grupo de tareas de la Marina durante los primeros años de la dictadura militar, comentaba al sitio www.LMneuquen.com.ar comentaba que “el cautiverio, la tortura, el crecimiento con el ejemplo de los compañeros, los temores, la condición de sobreviviente son algunos de esos nexos entre mi historia personal y la de este muchacho que es detenido y a partir de entonces toma conciencia de la tragedia que azota al país”.

«No siempre se puede entrar y salir por la misma puerta» iba a ser presentado el viernes 13 de marzo a las 19 horas en el Centro Cultural «Azul un ala» (calle 69 e/ 12 y 13, La Plata), pero debió suspenderse por las primeras medidas preventivas en el marco de la pandemia coronavirus.

A modo de anticipo, la revista platense PeryCia (periodismo y justicia), publicó un adelanto en el marco del día de la lucha por los Derechos de la Mujeres, que compartimos a continuación:

https://www.perycia.com/2020/03/perras-de-raza.html?m=1

«Detras parlamentos, están los mercenarios sospechados de lejos. Están los cuervos negros. Los negros asesores que pululan y erogan los negros presupuestos. Están los charlatanes de siempre del gobierno, que llenan de palabras a todo el universo.

Y delante de ellos…delante de bastones engomados de negro que apalearon ayer, estarán los colores.

Amarillos; los soles de los niños hambrientos.

Naranjas; esperanzas de amigos de mi pueblo.

Azules para siempre; los recuerdos de aquellos que regaron su sangre en mares y desiertos.

Estarán las pasiones, y también esos gritos que nos tienen despiertos, de aquellos torturados en esas negras noches de rostros cubiertos y bastones negros.

Y los tenaces pasos de los Blancos Pañuelos.

Estará la alegría de los Maestros y Viejos.

Estarán los cantares de aquellos expulsados del famoso modelo.

Estaremos nosotros. Estaremos, El Pueblo» 

Patricia Chabat

¡HLVS COMPAÑERA!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.