Comenzaron las clases en el Bachillerato de la UST

Este lunes 9 de marzo, coincidiendo con el 17º aniversario de la Cooperativa UST, el Bachillerato Arbolito, de la propia organización, comenzó el ciclo lectivo 2020.

El acto, conducido por el educador Oscar de los Santos, tuvo entre sus momentos el paso al frente de los abanderados, seguido de las estrofas del Himno Nacional Argentino, para que minutos después los estudiantes ingresen a las aulas para iniciar un nuevo año educativo.

Previo a este paso, César Garcia, vecino de la comunidad de Wilde Este y egresado de la institución, brindó un breve testimonio ante los presentes.

La Cooperativa Unión Solidaria de Trabajadores cumplió 17 años

Ya 17 años como empresa recuperada y organización social. Un extenso camino, con una dosis de épica, con muchísimo de esfuerzo y otro tanto de coraje y de ese grado de irreverencia necesario para luchar a contracorriente de lo supuestamente establecido y lograr construir desde cero nuevas realidades y numerosos proyectos, siempre junto a la comunidad de Wilde Este, a través del trabajo autogestivo.

«A lo largo de ese camino, además del trabajo, se recuperó la práctica de la solidaridad, la ayuda mutua y la organización popular. Con una maquinaria incansable en marcha, la de la construcción colectiva, que es tan vital y necesaria, en pos de mejorar la calidad de vida de la comunidad que nos rodea, de la que somos parte», aseguran desde la UST.

Como usina generadora y sostenedora de proyectos a través del tiempo, en estos 17 años desde su creación, la UST entre otras cosas: ha construido un polideportivo (que alberga y contiene a más de 300 chicos y chicas, que practican hockey, fútbol y boxeo). A su vez, ha creado un Bachillerato Popular («Arbolito», con título oficial, donde se han egresado más de 150 estudiantes a lo largo de 11 años).
También, ha construido 100 viviendas en el barrio San Lorenzo de Wilde. Por otro lado, ha recuperado una zona de las Quintas de Villa Domínico, donde hoy funciona el Centro de EcoTurismo rural de la UST (Un espacio recreativo, que incluye un Hostel, una granja educativa y un paseo de la memoria), lo que se sumó recientemente al Centro Agroecológico de la UST, que continúa siendo un espacio educativo, productivo y de desarrollo sustentable.

La UST agradece «a todos los que han participado y participan del proyecto integral de la cooperativa. A sus socios fundadores (que son quienes nos marcan el camino), a sus trabajadores, familias, vecinos, compañeros de organizaciones hermanas (entre ellas, CTA-A y ATE) y a las universidades, que acompañan, articulando con nosotros lo académico con la práctica».

«Para quienes formamos la Unión Solidaria de Trabajadores, integrar la cooperativa es pertenecer a un proyecto de vida que va más allá de lo meramente laboral, que requiere de un sostenimiento y de un desafío constante de brindar continuidad a toda esta construcción. Vamos a

«seguir andando» (como decía el inolvidable Padre Luis Sánchez), construyendo unidad para construir la sociedad que queremos y merecemos. Juntos».

Fuente: Cooperativa UST

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.