El fuerte temporal dejó expuesta la profunda crisis en el sistema de salud público

Una profesional de la salud, trabajadora del Hospital Paroissien, que brinda servicios de salud para la población de La Matanza, publicó en las redes sociales imágenes y videos donde se observa como el agua de las intensas lluvias inundaron los pasillos y las salas del hospital.

«Lxs trabajadores de los hospitales provinciales y las personas que acudieron a los mismos en búsqueda de atención tuvieron que atravesar un fin de semana dificilísimo», aseguró la trabajadora a través de su Facebook.

«El domingo a la madrugada tuvimos la noticia de que una enfermera, a pocos metros del ingreso a nuestro hospital en su horario de trabajo, sufrió un intento de robo. Esta es una situación que se repite de manera insistente por la falta de protección de las personas que deberían cuidarnos. Inmediatamente nos sorprendió el apagón generalizado que tuvo como protagonista principal a nuestro país, poniendo en riesgo las vida de lxs pacientes internadxs en los hospitales en estado crítico. Este hecho gravísimo provocó incertidumbre por la dramática situación, con colas interminables en los surtidores de las estaciones de servicio con el fin de conseguir gasoil para que no dejaran de funcionar los generadores que permiten el uso de los respiradores», continuó detallando.

Asimismo indicó que como consecuencia de la lluvia hay «muchxs perjudicadxs: hospitales, centros de salud y escuelas, si hay algún lugar que jamás debería inundarse son estas instituciones de cuidado, educación y contención de una población cada vez más vulnerable».

«A nuestro hospital Paroissien así como a otros, tristemente, les sobra el agua en su interior. Esto sucede mientras la Gobernadora Vidal se ufana de sus nuevas guardias, usando eso como caballito de batalla y ocultando el estado deficitario de las instalaciones y de los edificios por falta de presupuesto y de una decisión política de no invertir en la Salud Pública».

«Como si fuera poco y para finalizar, el fin de semana largo ocurrió un nuevo cortocircuito en un tablero del hospital, llenando de humo pasillos y dejando sin luz a servicios enteros, provocando temor en pacientes puérperas y su traslado a otros sectores para que pudieran alimentar a sus hijxs».

«Demasiado para un fin de semana en una institución dedicada al cuidado de la salud de una población arrasada del Partido de La Matanza. Demasiado para lxs trabajadores que seguimos eligiendo el hospital público a pesar de tener que luchar incansablemente por salarios y condiciones dignas».

En ese sentido desde la seccional Paroissien de la CICOP aseguraron que «no es inoperancia. Es el ajuste de Vidal el que causa estos desmanes en el sistema de salud público».

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.