CICOP en lucha por presupuesto y condiciones dignas de trabajo

El resultado de las elecciones legislativas celebradas el 22 de octubre resultó en un triunfo de la coalición gobernante a nivel nacional. La consolidación de su situación en varias provincias, incluyendo algunas gobernadas por otras fuerzas, constituye un dato de la realidad con el que conviviremos en los próximos meses. A partir de esta coyuntura, se han anunciado líneas de acción de parte de sectores cercanos al poder que mencionan reformas en diversas y significativas áreas de la administración. Probablemente, observaremos a lo largo de este tiempo iniciativas para modificar aspectos en el ámbito  laboral, previsional, tributario y en las políticas sociales, incluyendo lo educativo y lo sanitario.

Las definiciones para las reformas en ciernes, más allá de poder tener asiento en algunos funcionamientos no acordes con las necesidades, tienen como centro modificaciones estructurales de algunos sistemas que podrían afectar derechos para trabajadorxs y población en su conjunto. La posibilidad de intervenir sobre los regímenes previsionales o plantear aspectos de flexibilización laboral, entre otras temáticas, podría generar un avance sobre conquistas instituidas que seguramente deberemos defender.

En el caso de Salud, la presentación del Plan de Cobertura Universal de Salud en Mendoza, así como el Decreto de Necesidad y Urgencia que le da forma inicial, requiere para su implementación de un acuerdo amplio con los sectores aún dominantes dentro de la CGT. La disponibilidad de fondos, el desarrollo de la infraestructura propia y la inmensa posibilidad de promover ganancias a través de la transferencia de recursos del sector público al privado, los coloca en una situación determinante. Así fue como, en dos oportunidades a lo largo del último año, ante coyunturas que tendían a la conflictividad, lxs sindicalistas cegetistas se dispusieron a negociar en función de sus intereses, deponiendo toda actitud que pudiera observarse como contraria a las perspectivas de gobierno.

En la Provincia, Presupuesto y Paritarias         

En la provincia de Buenos Aires, el candidato del oficialismo, con un indispensable sostén de la Gobernadora, se impuso revirtiendo la votación de las PASO y contribuyendo fuertemente a los resultados de la elección nacional. Una Legislatura con cambios en su composición permitirá un camino mucho más allanado para los intereses y políticas impulsadas por el Ejecutivo. Y allí se definirán en los próximos meses buena parte de los destinos de la provincia más importante del país.

En los últimos días de la semana pasada, hemos accedido a los números que arroja la propuesta de Presupuesto 2018 que el Poder Ejecutivo elevó a la Legislatura provincial para su tratamiento. Una primera mirada permite observar un leve incremento para el área de Salud (6,33 % del reparto) que, si bien mejora en algo la magra cifra de 2017 (5,65 %), sigue situándose muy lejos de las necesidades de un sector que requiere de políticas adecuadas y montos sustancialmente superiores para su funcionamiento, máxime considerando que el incremento del presupuesto general del Estado se ubica por debajo de la inflación consolidada del período. Por otra parte, insistentes versiones acerca de convocatoria paritaria con ofertas salariales que ronden el 10 % o se ajusten a la inflación medida con instrumentos oficiales, se plantean como una posibilidad concreta a la brevedad.

En este contexto, la situación problemática en el sistema de Salud tendrá serias dificultades para mejorar. Los salarios bajos y las deficientes condiciones laborales persistirán, con la consecuente repercusión sobre la calidad de atención. Además, la demora en la interinización de becarixs y la reticencia a dialogar de parte de las autoridades definen un panorama poco alentador. Será muy importante generar los debates necesarios para valorar perspectivas de cara al cierre del año, con la intención de no dejar pasar oportunidad alguna para peticionar desde CICOP por lo que creemos nos corresponde.

El apoyo de una parte importante de la ciudadanía a lxs candidatxs oficiales impone una responsabilidad que debiera trasuntarse en acciones de gobierno que mejoren la calidad de vida de la población y garanticen sus derechos. Sobre tal cuestión, bregaremos sin cesar. La preparación de la marcha del 1 de diciembre, poniendo el acento, además del rechazo a la CUS, en los reclamos provinciales, amerita el mayor esfuerzo por parte de las seccionales de nuestro sindicato.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.