Buenos Aires, la Provincia a la baja

Con aumentos salariales menores y rechazo de los principales gremios estatales se cierra el año el distrito más importante del país. Las organizaciones sociales y políticas aseguran que puede haber conflictividad en los próximos días por la escasez de alimentos.cta-movilizacion

La semana pasada se llevó a cabo la última reunión paritaria de la Ley 10430 que nuclea a todos los gremios de trabajadores dependientes del estado provincial. Allí el gobierno de Vidal ofreció un aumento salarial para el último trimestre del 17% en cuotas, y aceptaron UPCN, FEGEPBA (que incluye Salud Pública, AERI y APOC, entre otros) y SOEME. Por su parte, rechazaron la propuesta CICOP, ATE, AEMOPBA, AJAMOP y Empleados de Casinos, entre otros.

En ese contexto, los referentes de la CTA Autónoma explicaron las razones de la no aceptación. El gobierno mantiene una muy baja oferta salarial, intenta cerrar la paritaria para todo el 2017, pretende suprimir de manera concreta la paritaria general con el propósito de asegurarse gobernabilidad en un año electoral y además quiere que para el año que viene el aumento de sueldo se defina a través de un mecanismo controlado por el oficialismo (Índice de Precios al Consumidor del INDEC).

El mismo Congreso Nacional publicó su «Índice» de inflación asumiendo que este año se elevó el 43,4 % , según el promedio de diversas consultoras. Sin embargo, la mayoría de las paritarias de este año se cerraron muy por debajo de ese número. A lo que se debe sumar los despidos, tarifazos, recorte de presupuestos sociales y un fuerte endeudamiento externo, tanto de provincia como de nación.

Los gremios AJB, ATE y CICOP exigen de manera general un aumento salarial acorde a la inflación de este año, y celebran la promesa de que pasen a planta permanente 15 mil trabajadores temporarios para el próximo año.

Al respecto, el secretario general de la CTA A de la Provincia explicó: «La propuesta realizada por el gobierno para el último trimestre del año no solo no recupera el poder adquisitivo perdido por los trabajadores estatales en el 2016, sino que ni siquiera cubre la inflación del último trimestre del año. En lo que hace a la oferta salarial para el 2017 ronda el 11% de aumento, mientras que el propio gobierno reconoce para ese mismo periodo una inflación no menor del 17%”.

“La propuesta también contiene un aumento para 2017 que ronda el 11% , ya que no es del 18 % como sostiene el gobierno ,pues es en cuatro cuotas y no es retroactiva a enero ,por lo tanto el aumento va estar por debajo de la inflación proyectada por el propio gobierno que la ha estimado en no menos del 17%», aseguró el dirigente estatal.

Respecto de la ausencia de convocatoria a paritarias a la AJB, su Secretario General, Pablo Abramovich,  manifestó que “avanza diciembre y nos vemos obligados a recrudecer las medidas de fuerza, ante un Gobierno que sistematiza la negativa al diálogo y la negociación, los que en este segundo semestre no existieron pese el compromiso firmado en el mes de mayo”.

“Además, no compartimos las previsiones de inflación optimistas del Gobierno para 2017, ni que el aumento de salarios al que podemos aspirar deba limitarse a cubrir la suba de los precios”, dijo Pablo Abramovich, Secretario General de la AJB.

 

Lucha en las calles

Según el último informe emitido por el Observatorio de la Conflictividad Social de la CTA -A, entre los conflictos que involucraron a trabajadores estatales y privados se destacan la movilización por Tierra, Techo y Trabajo y la marcha Federal que realizaron las dos CTA junto a organizaciones de trabajadores desocupados y sindicatos adheridos a la CGT. A su vez, tuvieron relevancia los paros y movilizaciones en las provincias de Santa Cruz, Tierra del Fuego, Río Negro, Misiones, Buenos Aires y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que impulsaron gremios estatales y privados.protestas-argentina-despidos-macri

El documento señala: «En el tercer trimestre de 2016 las demandas por salarios vuelven a explicar la mayoría de los conflictos en el sector público. Se trata de pedidos de mejoras salariales y apertura de paritarias frente a la falta de oferta por parte del Estado o propuestas que quedan desfasadas en relación a la inflación. Las situaciones de crisis (30%) y las condiciones de contratación (30%) también tienen un peso importante.»

Por una parte se reclama la reinstalación de los miles de despedidos producidos desde inicios del año, y a su vez se denuncia las situaciones de precariedad contractual.

«Los conflictos asumidos por los trabajadores del sector privado incluyeron al menos 109 acciones, siendo el paro la medida de mayor frecuencia seguido por las movilizaciones. Se trata mayormente de disputas por defender puestos de trabajo en riesgo o caídos. mientras que en el sector público la cantidad de acciones fue mucho mayor (228 acciones), destinados principalmente a reclamar mejoras salariales y la apertura de paritarias en todas las actividades.»

La respuesta del sector patronal, ya sea del Estado como de las empresas privadas, fueron las prácticas antisindicales. Estas prácticas tienden a limitar, obstaculizar y/o prohibir la acción y organización de los trabajadores.

 

Por Darío Giavedoni.

Fuentes: agenciaacta.com, cicop.com.ar, pagina12.com.ar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.