La AUH no es universal sino fragmentaria y heterogénea

El diputado nacional de la CTA, Claudio Lozano, presidente del bloque Unidad Popular y candidato a diputado por el Frente Popular, indicó que “3.677.665 de pibes están afuera de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y 2.569.801 no reciben ninguna prestación».
Claudio Lozano añadió: «Al coexistir esta cobertura con el sistema de Asignaciones Familiares Nacional (AFN) y los sistemas provinciales, surgen valores diversos arrojando como resultado que la asignación en Catamarca sea de $ 60 y en Códoba de $ 540″.asignacion

Tras cartón, sostuvo respecto del proyecto de ley presentado por el oficialismo sobre movilidad de Asignaciones Familiares (AF) y de la AUH que, “la propuesta presentada por el oficialismo para actualizar por ley la Asignación Universal por Hijo es obviamente un avance respecto de la situación actual, pero elude discutir el conjunto de problemas y contradicciones que tiene el esquema actual de protección a la niñez”.

En este sentido el diputado sostuvo que pese a lo que se argumentaba lo cierto es que:

1) El régimen vigente No es universal: En la práctica el 28% de los pibes menores de 18 años (3.677.665) están afuera del sistema de asignaciones y el 19,8% (2.569.801) no reciben ninguna prestación.

2) El régimen vigente es además fragmentario y heterogéneo: Coexisten la Asignación Universal, el sistema de Asignaciones Familiares Nacional y los sistemas provinciales. Además hay algunas prestaciones sociales, locales o nacionales que llegan a la infancia. En este marco, se asignan distintos valores según el lugar de trabajo de los padres. Por ejemplo, la asignación en Catamarca es de 60$, en Santa Fe de $260, en CABA de $270, en Misiones de $424, en chaco de $400, en San Juan $490, en Rio Negro $450 y en Córdoba $540. Como puede observarse, valores diversos que no alcanzan los valores nacionales. Por ende, no hay ni cobertura universal, ni valores universales.

3) El monto que se establece tiene relación con las necesidades materiales de la población objetiva (es decir los pibes menores de 18 años). Sería lógico, por ejemplo vincular el valor con la canasta de indigencia (cuesta $730 y $868 según la metodología que se use) para un menor de 18 años, o con la de pobreza (entre $1407 y $1933). Como se observa en el valor actual se ubica cerca de la canasta de indigencia y representa la mitad de la de pobreza (obvio que en el caso de un pibe que recibe en Junio $837, que como ya dijimos no son todos). En este sentido, nuestro Bloque propone que el valor de referencia para la Asignación universal sea el de la canasta de pobreza coherente con nuestro objetivo de “ningún pibe pobre en la Argentina”. Es decir, de mínimo, el valor de la Asignación debiera ser $1407. La información disponible permite sostener también que si un hogar tipo percibiera este valor de asignación, sumaría ingresos que le permitirían estar por arriba de la línea de indigencia. Para ser claros, si se pagara el equivalente a la línea de pobreza en la Asignación Universal, no tendríamos ningún hogar con pibes pasando hambre.

4) Obviamente si este fuera el objetivo de la AUH, la actualización debería consistir en mantener el poder adquisitivo de la misma y por lo tanto el índice de actualización de los precios de la canasta de bienes y servicios necesaria para la reproducción de la vida de un pibe menor de 18 años.

5) El financiamiento de la Asignación Universal a través del uso de la plata de los jubilados obviamente le quita justicia a la Asignación. Lo lógico sería pagarla capturando recurso por vía impositiva de los sectores con mayor capacidad económica (ejemplo las Petroleras privadas a las que le pagamos el barril por encima del precio internacional). Es profundamente injusto financiar la Asignación con recursos de la ANSES cuando más del 70% de los jubilados percibe la mínima y siguen sin pagarse las deudas previsionales.

Luego de sostener lo expuesto el diputado planteo que el Congreso debería discutir en serio y que eso en este tema implica:

a) Crear por Ley un Sistema Único de Asignaciones Universales para lo cual anualmente venimos presentando un proyecto concreto (el proyecto 6286-D-14).

b) Normalizar de manera urgente el INDEC. Es obvio que este gobierno no puede elaborar un indicador serio para actualizar las asignaciones ya que carece de estadísticas sobre pobreza e indigencia.

c) Elaborar la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y la Canasta Básica Total (CBP), correspondiente a los menores de 18 años.

d) Fijar el valor de la Asignación Universal en base al valor de la canasta de pobreza (CBP) que el nuevo INDEC elabore.

e) Asociar la movilidad con la evolución de los precios de la canasta de bienes y servicios necesaria para que un pibe menor de 18 años no sea pobre.

El diputado concluyo señalando que a mayo (antes del último aumento de la AUH) había perdido el 16,7% de su valor. Dicho de otro modo $190 que representaba al comienzo de la AUH, eran en Mayo $150,7.

Tal cual están las cosas en materia de precios, la actualización debería ser trimestral y no semestral.

 

Fuente: agenciaacta.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.