Carlos López: “La plata que tendría que llegar a los trabajadores se la reparten entre la empresa de Seguridad y los directivos que la contratan”

Hasta el asesinato de Mariano Ferreyra, en octubre de 2010, muerto por la patota de la Unión Ferroviaria cuando acompañaba un reclamo de trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca y luego con la Masacre de Once en el 2012, no habían salido a la luz los negociados efectuados a partir del servicio ferroviario.
vigiladores privados
  • La semana pasada se aprobó en el Congreso y se anunció la nacionalización de los trenes, sin embargo se mantienen los contratos tercerizados y los despidos. Así es como la Organización Sindical de Trabajadores de la Vigilancia, adherida a la CTA Capital, denunció el despido de 180 trabajadores pertenecientes a la empresa Revol S.A.. Para hablar de este tema, Estación Central (Radio Sur, FM 88.3) se comunicó con Carlos López, Secretario General de la Organización Sindical Trabajadores de Vigilancia (OSTV-CTA).

-Carlos, contanos cómo es la situación.

– La metodología que están usando en el ferrocarril es que no dejan que los compañeros tengan antigüedad, para que no puedan pelear el pase a planta permanente. Por ejemplo, ellos hacen una licitación por un año, trabajan seis meses, vuelven a hacer otra licitación, pero por esos 6 meses que le falta para cumplir el contrato le hacen un reintegro a la empresa, que cobra sin trabajar, lo que se divide con el directivo de contratación de servicio de seguridad del ferrocarril. Y mientras tanto los 180 trabajadores, que toman exclusivamente para ese servicio, se quedan sin trabajo, como ahora los compañeros de la empresa Revol.

Nosotros venimos denunciando esto ya desde el año pasado. En otra empresa que se encontraba en la misma situación que se encuentra hoy Revol S.A., el año pasado también hicimos la denuncia, les garantizamos la continuidad laboral a los trabajadores y nos dijeron que iban a hacer contratos por un año. Ahora nos encontramos con la misma situación, con el mismo actor, solo que antes era privado y ahora es del Estado.

-Pero actúa de la misma manera…

– De la misma manera, el mismo sistema. Por eso nosotros decimos que Randazzo por ejemplo, que está haciendo la campaña política a presidente con el ferrocarril, no cambia este tipo de contratación basura para los trabajadores. El viernes estábamos haciendo la asamblea en Retiro y Randazzo estaba inaugurando la estación Pueyrredón de la línea Mitre.

Nosotros para garantizar la continuidad laboral tenemos que pelear con esta gente, que son los seguridad del ferrocarril; con los compañeros de la Unión Ferroviaria, que ya vinieron a apretarnos, diciendo que no podemos pelear el pase a planta porque ellos tienen una bolsa de trabajo. Ese es todo el negociado que hay en el ferrocarril.

Y además, no solo estamos participando con la parte de zona oeste, en la zona sur también estamos peleando con la empresa Protección Millenium y Ferrosur Roca, que la concesionaria la tiene Camargo Correa. Ahí los compañeros están peor porque hacen tareas netamente ferroviarias y no les reconocen salarialmente el trabajo. Se supone que tienen que hacer Seguridad y mis compañeros hacen corte de barrera, desenganchan los vagones, hacen todo lo que hace un ferroviario.

-Muchas veces las tareas son como las de un trabajador ferroviario pero figuran como de seguridad…

– Es la realidad. Nosotros hicimos una presentación por este tema en el Ministerio de Trabajo, en septiembre del año pasado, con fotos y todo. Porque cuando habíamos hechos la primera presentación, que le sacamos una parte de un plus, que es una cuota hacia el Convenio Ferroviario, nos dijeron que no. Entonces, después sacamos fotos de los compañeros trabajando, haciendo el corte de barrera y ahora el Ministerio de Trabajo, que tiene que atender a los trabajadores, dice que como no tenemos la Inscripción Gremial nosotros no podemos pelear esa situación, siendo que se presentó con las firma de todos los trabajadores del sector.

-Yo vi esas fotos, si uno les pusiera de título «Este trabajador ¿Dónde trabaja?», toda la gente que viera esa foto diría que es un trabajador ferroviario. Porque todas las tareas que realizan tus compañeros de trabajo, según se ve en esas imágenes, son las tareas que realiza un trabajador ferroviario.

– Tal cual y nosotros estamos contratados para brindar seguridad. Ahora, en el trayecto de ese sistema llega a pasar algo con la seguridad, le cae toda la culpa al trabajador de Vigilancia. Pero eso es un negociado muy grande que tienen estos tipos Gerentes de Seguridad del Ferrocarril, quienes contratan a las empresas privadas de Seguridad, y estas empresas con tal de agarrar el servicio, condicionan todo el sistema de seguridad laboral de los trabajadores. Por ejemplo, la empresa Protección Millenium se está llevando por año un millón y medio de ganancias por el servicio que brinda ahí, condicionando a todos los compañeros de seguridad a hacer la tarea que ellos arreglan con estos tipos del Ferrocarril.

-La tercerización muchas veces se excusa detrás de que ese servicio es un ahorro, ¿Esto es así?

– No, es muy caro, porque toda la plata que tendría que llegar a los trabajadores se la reparten entre la empresa de seguridad y los directivos que la contratan. El tema acá es que nosotros seguimos luchando contra la tecerización y la precarización. Lo más triste de todo esto es que nuestra Presidenta, que siempre habla de la inclusión y los Derechos Humanos, sigue manteniendo la base del gobierno de Menem, que es la tercerización y la precarización. No cambió, empeoró, porque nosotros estamos peor.

Comentábamos ayer (por el martes 14) en el plenario de la CTA Capital, que nosotros brindamos seguridad, pero no tenemos seguridad. Porque tenemos la burocracia, en este caso del señor Angel Alberto García, Secretario General de la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), que tiene acciones en las empresas de seguridad y empresas propias, por lo cual ya no defiende más a los trabajadores, defiende a los empresarios. Nosotros tenemos un sueldo básico de $5200, o sea que arriesgando nuestra vida y haciendo todos estos trabajos somos indigentes, no alcanzamos a cubrir la canasta básica familiar.

-Recientemente el secretario de Seguridad, Sergio Berni, hizo algunas declaraciones que fueron bastante polémicas, en el programa de Antonio Laje, donde dijo «los que trabajan en Seguridad Privada son todos personal exonerado de la Policía». Se olvidó de los miles de trabajadores que se desempeñan en condiciones de extrema precariedad laboral, con jornadas de hasta 16 horas y con sueldos muy bajos.

– En este sistema de gobierno los platos rotos siempre los pagan los trabajadores. Berni no tiene ni idea, porque yo no soy retirado de la Policía, yo soy un simple hombre de bien que no le quedó otra que entrar en el trabajo de seguridad.

A nosotros en teoría nos tienen que pagar trabajo riesgozo; nos hacen portar armas pero no nos pagan la portación; hay un negociado terrible con el tema de la seguridad. Y no hay la posibilidad de difundir, porque tenemos que luchar contra este aparato, que es la UPSRA. No podemos hacer la difusión que necesitamos para que todo el mundo sepa el negociado que hay en la Seguridad Privada.

-En diciembre pasado hablamos con vos porque te habían despedido en la empresa de Seguridad donde trabajabas, precisamente por un conflicto donde reclamaban el reconocimiento de determinados derechos laborales. ¿Cómo es hoy tu situación?

– La medida cautelar salió a favor mío, porque fue netamente una persecución laboral por la denuncia que yo estaba haciendo contra el Ferrocarril Roca, porque la empresa Protección Millenium es la que trabaja ahí y yo era trabajador de esa empresa. Entonces, me crearon una causa y me despidieron. La cautelar salió favorable, ellos apelaron y ahora tenemos que esperar la respuesta. Mientras tanto, yo tenía que vivir, así que empecé a trabajar en otra empresa.

Todo esto es por la situación que nosotros denunciamos, porque ya te digo, en el ferrocarril el negociado es terrible con el tema de la seguridad y no quieren perder plata. Por ejemplo, hay un plus para todos los empleados que trabajan en las vías, figura que ese dinero lo reciben los trabajadores, pero los que trabajan en Millenium y en Revol no lo reciben.

 

Por Valeria Garay.
Fuente: agenciaacta.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.