Hoy todos a Plaza de Mayo

 bono bunner 2014

Hoy la Central de Trabajadores de la Argentina hace sentir sus reclamos en cada punto del país. Con una inscripción gremial recientemente estrenada, la CTA redobla su legitimidad como siempre lo hizo en sus 22 años de historia: en la calle, por un bono de Fin de Año de $4000 que nos permita paliar las reducción del salario por la inflación, por un aumento de emergencia para los Jubilados y por la exención del impuesto a las ganancias sobre el aguinaldo.

La legitimidad que supimos construir la conseguimos en cada fábrica, en cada hospital, en cada escuela, en cada barrio, en la calle. Se ve en cada joven que no se resigna, en cada mujer que se rebela ante los mandatos del patriarcado, en cada trabajador que se organiza con otros por sus derechos, en cada organización territorial, que construye poder popular y viviendas dignas en donde se teje la esperanza.



Desde aquel histórico grito de Burzaco, que en pleno neoliberalismo vio nacer a la Central de Trabajadores de la Argentina, la iniciativa no paró de crecer y recorrió el país con la Marcha Federal, la Marcha Grande y que junto a otras organizaciones confluyeron en el Frente Nacional contra la Pobreza y luego en la Constituyente Social. Y no sólo denuncia sino que propone, imagina que es posible otro modelo de país, un país en el que quepamos todos y todas, en el que haya una justa distribución de la riqueza, en donde no haya un solo niño que se muera de hambre ni un solo jubilado que no llegue a fin de mes.

La legitimidad que supimos construir es la que consiguió que luego de 20 años de lucha inclaudicable, el Gobierno nacional y el Ministerio de Trabajo reconociera que nuestra Central existe: está en la Carpa por el Trabajo Digno, en cada consulta popular, en cada huelga, y en la marcha del 20 de noviembre, en esta CTA que el Gobierno debe reconocer por más que le pese. Oíd mortales el grito sagrado: libertad, libertad, libertad.

 

 

 

Fuente: agenciaacta.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.