La CTA-A movilizó al Congreso para exigir que Senadores apruebe la Emergencia alimentaria

En otra jornada multitudinaria de lucha, protagonizada por la CTA Autónoma y las organizaciones sociales, se exigió frente al Congreso de la Nación que Senadores apruebe la Emergencia Alimentaria. Y es que en un país que produce alimentos para 400 millones de personas, el hambre es un crimen y el Estado es responsable. Gracias a la lucha y la organización popular, el Senado aprobó por unanimidad la Ley de Emergencia Alimentaria hasta diciembre de 2022.

En ese sentido Oscar de Isasi, secretario General de la CTA Autónoma de Buenos Aires, aseguró que «en un país donde muchos compatriotas pasan hambre hay una sociedad que no se puede realizar como tal. En ese sentido hago propias las palabras del compañero Víctor De Gennaro, quién afirmó que el hecho de que haya hambre en la Argentina es una inmoralidad, porque es un país inmensamente rico, y no depende de la falta de recursos, sino de una decisión política que tomen los gobiernos».

En la previa de la votación de la Emergencia Alimentaria, de Isasi señaló que «es fundamental que se declare la emergencia alimentaria y detrás de ella la educativa, la sanitaria, la productiva y la laboral. Son cinco ejes que hay que abordar y resolver rápidamente. Porque cualquier sociedad que se pretenda realizar en el presente y que proyecte un futuro de vida digna tiene que resolver esos temas, y en Argentina son asignaturas pendientes».

«Las movilizaciones que se vienen dando sirven para presionar a este gobierno y para generar las condiciones para que el gobierno que viene vea que hay un pueblo movilizado dispuesto a sostener y a respaldar cualquier medida que aborde y resuelva la emergencia alimentaria en la Argentina», remarcó de Isasi.

Por su parte Rosario Hasperué, referente del Foro por los Derechos de la Niñez, subrayó que «en las calles, en los barrios, en las escuelas, en los hospitales están llegando cada vez mas personas de todas las edades con problemas de alimentación que repercute fuertemente en la salud».

En lo que respecta a la niñez, Hasperué expresó: «estamos muy preocupados por, no solamente la falta de alimento y el hambre que existe hoy en la población infantil, una edad donde se están desarrollando las personas, sino también porque en los casos donde se accede a un alimento, no se accede con los requerimientos nutricionales que necesita un organismo para desarrollarse y crecer con salud».

El último censo de la UNLP dio a conocer que el 25 por ciento de los niños de cero a cuatro años de la ciudad de La Plata que viven en situaciones precarias están padeciendo una situación de hambre brutal. Al respecto Hasperué señaló que «esto se debe a que los comedores no están dando abasto porque ha aumentado la población que asiste a estos comedores, llegando a niveles similares a los del año 2001, y además porque el alimento que se está dando en las escuelas realmente no alcanza para todos los niños y niñas ni en cantidad ni en calidad».

«El pedido de emergencia alimentaria tiene que llevarse adelante, el gobierno debe entender que los niños no pueden esperar, y que esto tiene consecuencias gravísimas para el futuro de cualquier sociedad», remarcó Hasperué.

Asimismo Nestor Gómez, referente de FUBADEyO y miembro de la Mesa Provincial de la CTA-A, indicó que «es un paso importante por la cantidad de compatriotas que se han quedado sin trabajo en los últimos años. Porque desde que asumió este gobierno han quedado muchos trabajadores en el camino con las políticas económicas aplicadas en el país y la destrucción de la industria y las pymes. Este gobierno se ha dedicado a saquear las arcas del país».

«También es necesario que se amplíen los planes hoy vigentes, que les daría a cientos de miles de trabajadores la posibilidad de tener un subsidio al desocupado. Porque no solo con los alimentos en los comedores o en las escuelas se frenaría el hambre. Tenemos que hacer fuerza para que haya una política de desarrollo industrial en el país», apuntó Gómez.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.