El discurso de Vidal y sus coincidencias y/u opiniones con las obligaciones que contiene nuestra constitución

INTERNACIONAL ARGENTINA Buenos Aires 12 septiembre 2007 duermen en la calle FOTO ROLANDO ANDRADE STRACUZZI

Nota de opinión por Marcelo Ponce Nuñez*

Supongamos, o digamos que los dichos de la gobernadora haciendo un análisis histórico de su mandato devienen ciertos, lo que asombra, por cierto, es su silencio sobre ciertos temas esenciales y que hacen a obligaciones que contiene nuestra constitución, me refiero a lo que mandan los artículos 36 y 39 de la misma.

Es muy sencillo, y de la simple lectura de los mismos se advertirá que dicho silencio no es más que el claro reconocimiento de su incumplimiento. Nada se dice porque nada se hizo.

El art. 36 en su encabezado nos dice:
ARTÍCULO 36.- La Provincia promoverá la eliminación de los obstáculos económicos, sociales o de cualquier otra naturaleza, que afecten o impidan el ejercicio de los derechos y garantías constitucionales.

A tal fin reconoce los siguientes derechos sociales:
Luego hace una enumeración que va y/o transita a la familia, la niñez, la juventud, la mujer, la discapacidad, la vivienda, la salud, los indígenas, los veteranos de guerra.

Más no descuidemos el encabezamiento de la norma: debe promoverse la eliminación de los obstáculos económicos.

Es decir, debe manejarse la economía de la provincia privilegiando a los derechos que aquí se enumeran, y ello no se logra, por cierto, dando mayor importancia a la seguridad, o a la obra pública, que por cierto devienen necesarias, más es imprescindible pensar en el ciudadano en sí mismo y sus necesidades básicas, que comienzan por la alimentación, la vivienda, la salud, la enseñanza, y anticipándonos a lo que manda la otra norma constitucional que mencionamos, el ART. 39, EL TRABAJO, y sustancialmente, como indica la OIT, que éste sea digno.

Por cierto y no nos puede caber duda alguna, el trabajo no se ha facilitado, más allá que se señale a la obra pública como dadora del mismo, pues a la vez se han cerrado fábricas, comercios, pequeños emprendimientos, etc. y esto en forma sostenida a lo largo y ancho de la provincia, generando desocupación y mayor pobreza. Sin que se advierta en todos y cada uno de los cierres que haya existido una intervención provincial tendiente al sostenimiento de dichos trabajos.

Es más el propio estado, tanto provincial, como nacional, han procedido a despedir personas en nuestra provincia, dejando ciudadanos en la desocupación y marginalidad.- Simplemente y como mero ejemplo, el caso de Fanazul.-
Pero haciendo un análisis más puntilloso, aunque escueto:

1. De la Familia. La familia es el núcleo primario y fundamental de la sociedad. La Provincia establecerá políticas que procuren su fortalecimiento y protección moral y material.
No se trata de una mera declaración retórica, debe irse por aquel fortalecimiento, y tal cual lo indica la norma, no debe ser sólo moral, sino también material.
Es decir, desde el gobierno, debe tenderse a que las familias encuentren un adecuado sostén económico que les sirva para vivir.

2. De la Niñez. Todo niño tiene derecho a la protección y formación integral, al cuidado preventivo y supletorio del Estado en situaciones de desamparo y a la asistencia tutelar y jurídica en todos los casos.
Cuando se habla de la formación integral, no hace sólo al tema de la educación, que por cierto y merced a diversas razones escasea, o es mala en nuestro territorio.
Para dar un simple ejemplo, la gobernadora ha reconocido que ha crecido la cantidad de población; pues bien, ese crecimiento, en principio, está dado por niños y jóvenes que van naciendo.
Es decir, se requerirá una mayor cantidad de escuelas, de jardines de infantes, MAS DURANTE ESTE GOBIERNO poco y nada se ha hecho al respecto. Más que abrir establecimientos, se han cerrado.

3. De la Juventud. Los jóvenes tienen derecho al desarrollo de sus aptitudes y a la plena participación e inserción laboral, cultural y comunitaria.
Otro ítem olvidado. Con leer hoy el diario El Día de La Plata, que por cierto no puede ser tildado de opositor al gobierno, se advertirá que aquella inserción laboral no existe. Tampoco se ha sostenido el desarrollo de sus aptitudes y ello así, en la medida que la deserción, en las etapas medias de la educación, ha crecido considerablemente en los últimos tiempos.

4. De la Mujer. Toda mujer tiene derecho a no ser discriminada por su sexo, a la igualdad de oportunidades, a una protección especial durante los estados de embarazo y lactancia, y las condiciones laborales deben permitir el cumplimiento de su esencial función familiar. La Provincia promoverá políticas de asistencia a la madre sola sostén de hogar.
Han sido los movimientos de mujeres los que han conseguido plasmar algunas variables a favor de ellas y no el gobierno, por cierto. Más la última parte del artículo carece aún de adecuada reglamentación, y habría sido más que interesante que el actual gobierno se hubiera preocupado por ello.

5. De la Discapacidad. Toda persona discapacitada tiene derecho a la protección integral del Estado. La Provincia garantizará la rehabilitación, educación y capacitación en establecimientos especiales; tendiendo a la equiparación promoverá su inserción social, laboral y la toma de conciencia respecto de los deberes de solidaridad sobre discapacitados.
Al igual que el inciso anterior, se han conseguido normativas que van en pos de la consolidación de los derechos enunciados, más falta mucho aun. Incluso sería interesante que las autoridades gubernamentales cumplan con las existentes, como por ejemplo el cupo de ingreso en lo laboral, que siempre debe ser materia de batallas para que se aplique.

6. De la Tercera Edad. Todas las personas de la Tercera Edad tienen derecho a la protección integral por parte de su familia. La Provincia promoverá políticas asistenciales y de revalorización de su rol activo.
Bueno, mencionar a las personas que incursionan en esta etapa de la vida, hacen al olvido consciente del gobierno. Las disminuciones en sus haberes jubilatorios, las rémoras en la obtención de esos beneficios, la no implementación de políticas activas como se señala, son sólo alguno de los aspectos que nos hablan del olvido.

7. A la Vivienda. La Provincia promoverá el acceso a la vivienda única y la constitución del asiento del hogar como bien de familia; garantizará el acceso a la propiedad de un lote de terreno apto para erigir su vivienda familiar única y de ocupación permanente, a familias radicadas o que se radiquen en el interior de la Provincia, en municipios de hasta 50.000 habitantes, sus localidades o pueblos.
Una ley especial reglamentará las condiciones de ejercicio de la garantía consagrada en esta norma.
Por cierto nada más alejado de nuestra realidad actual. La vivienda se ha tornado en un bien inalcanzable, y la reglamentación de la última parte de la norma sigue esperando que algún gobierno se acuerde de ello.

8. A la Salud. La Provincia garantiza a todos sus habitantes el acceso a la salud en los aspectos preventivos, asistenciales y terapéuticos; sostiene el hospital público y gratuito en general, con funciones de asistencia sanitaria, investigación y formación; promueve la educación para la salud; la rehabilitación y la reinserción de las personas tóxicodependientes. El medicamento por su condición de bien social integra el derecho a la salud; la Provincia a los fines de su seguridad, eficacia y disponibilidad asegura, en el ámbito de sus atribuciones, la participación de profesionales competentes en su proceso de producción y comercialización.
Podríamos escribir un libro sobre el punto, tantos han sido los olvidos, los descuidos del actual gobierno. Los hospitales no se encuentran en sus mejores condiciones de funcionamiento. Los profesionales de la salud no son bien pagos dentro de nuestro territorio. Y por cierto, los medicamentos han volado en sus precios siguiendo a la inflación y/o superándola. Mientras tanto la parte de la norma que nos dice que el medicamento es un bien social, brilla por su ausencia.

9. De los Indígenas. La Provincia reivindica la existencia de los pueblos indígenas en su territorio, garantizando el respeto a sus identidades étnicas, el desarrollo de sus culturas y la posesión familiar y comunitaria de las tierras que legítimamente ocupan.

10. De los Veteranos de Guerra. La Provincia adoptará políticas orientadas a la asistencia y protección de los veteranos de guerra facilitando el acceso a la salud, al trabajo y a una vivienda digna.
Por cierto los derechos aquí reconocidos, no se han hecho realidad. Y al igual que el resto de la población, deviene imposible el acceso a la vivienda, al igual que el acceso a un trabajo, y en materia de salud se ven compelidos al igual que el resto, a recibir la atención con las deficiencias que el sistema posee.-

Y así podríamos seguir, más propiciamos que los ciudadanos las personas, lean dichos artículos y verán que no hay que ser entendidos en leyes para reconocer su contenido y por ende reclamar por sus derechos.-
Nada se dice de todo esto, y allí están los desaguisados de este gobierno, no pensar en los ciudadanos, no concretar sus derechos esenciales, comenzando por los que menos tienen.-
Se agradecen las obras, se agradece la seguridad, pero más importante es reconocer las mandas constitucionales y darles cabal cumplimiento.

*Marcelo Ponce Nuñez, abogado laboralista responsable del equipo jurídico de ATE Buenos Aires

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.