Dos años sin Rafita

Por Lucas Cordero*

Se cumplieron dos años del asesinato por la espalda de nuestro compañero Rafael Nahuel, durante una protesta mapuche en el Lago Mascardi, cerca de Bariloche. El prefecto Francisco Javier Pintos fue quien disparó la bala asesina. Y hace pocos días la Cámara de Casasión anuló la causa por homicidio. Otro compañero asesinado por fuerzas policiales, que desde la Justicia van a tratar de dejar impune.

Rafael Nahuel estudiaba carpintería, estaba además militando en CTEP. El día de su asesinato por la espalda, los mapuches habían empezado a retroceder hacia la montaña. Prefectura los persiguió disparando con armas de fuego. En ese momento el prefecto Pintos asesinó por la espalda a nuestro compañero Rafita.

Y tanto entonces como ahora, se sigue sin discutir la tierra. Los reclamos mapuches y de otros pueblos originarios no están en agenda. No existen, más que para quienes los llevan adelante. Y desgraciadamente esos conflictos solamente aparecen cuando corre sangre. Entonces nos enteramos del conflicto del Pu Lof de Cushamen en Resistencia con el asesinato y desaparición de Santiago Maldonado por parte de Gendarmería. Y del conflicto en el Mascardi por el asesinato de Rafael Nahuel por Prefectura.

Mientras tanto, las familias que recibieron la Patagonia en la llamada Conquista del Desierto, algunas siguen y otras vendieron partes de la tierra. El grupo italiano Benetton es dueño de más de 900 mil hectáreas en la Patagonia. Y los terratenientes no son muchos, menos de mil en todo el país. Pero los mapuches no están entre ellos, tampoco los otros pueblos originarios.

Y cuando reclaman, les recuerdan como son las cosas a palos, desalojo y balas. Cómo Rafael Nahuel, un compañero.

*Lucas Cordero, secretario de Comunicación de la CTA-A de Mar del Plata

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.