Acto de la CTA-A en La Plata por la diversidad sexual

En el Día Internacional del Orgullo LGBTI (sigla que representa a la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) se realizó un acto frente a la Municipalidad de La Plata que fue protagonizado por la CTA Autónoma de Buenos Aires y sus organizaciones. En el mismo se volvió a exigir, entre otros reclamos, una de las banderas que lleva la Central bonaerense: la implementación de la Ley de Cupo Laboral Trans.

El Día Internacional del Orgullo LGBTI se realiza en conmemoración a la razia ocurrida el 28 de junio de 1969 en Estados Unidos, cuando la policía se hizo presente en el bar Stonewall Inn, ubicado en el barrio neoyorkino de Greenwich Village. Lo ocurrido en ese bar, represión, corridas, barricadas, juntos a los sucesos que le prosiguieron, se constituyeron en un hito donde decenas de gays lesbianas y trans se enfrentaron contra el hostigamiento policial en las calles, y se considera el puntapié de un movimiento que partió de la defensa elemental contra el acoso de las fuerzas represivas del estado y su legislación reaccionaria, a pugnar en su expresión más radical por la liberación sexual y la lucha contra el capitalismo.

En el acto estuvo presente el secretario General de la CTA Autónoma bonaerense, Oscar «Colo» de Isasi, quien habló en nombre de la Central obrera y aseguró que «nuestra organización apoya la pelea por el derecho a la vida digna en el marco de la diversidad».

 

En ese sentido afirmó que «no va a haber verdadera liberación de la clase trabajadora si no hay equidad de género, tampoco la va a haber si no hay equidad en el marco del respeto a la diversidad de género de quienes forjamos la riqueza de este planeta que somos trabajadoras y trabajadores, mas allá de la elección de su sexualidad o de su género».

La Ley provincial número 14783, conocida como la Ley «Diana Sacayán» en honor a la activista y luchadora Trans asesinada días después de la sanción de la misma, fue sancionada en el 2015 e indica que todas las empresas subsidiadas por el Estado y las empresas privadas concesionarias de servicios públicos, están obligados a ocupar personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al uno por ciento (1%) de la totalidad de su personal y a establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por ellas.

También habló la secretaria de Género de la Central bonaerense, Liliana Gómez, quien  «el Estado se tiene que hacer cargo, tiene que resolver la implementación de la Ley provincial. Particularmente el municipio está ignorando que esta ley fue sancionada y esquiva el derecho que tienen las compañeras a trabajar dignamente».

Asimismo Gómez aclaró que además de la aplicación de la Ley de Cupo Laboral Trans «estamos exigiendo que el estado garantice la vida digna de las compañeras que trabajan en las calles y son perseguidas. Además las compañeras que se encuentran privadas de su libertad necesitan tener los medicamentos para tratar el HIV, o las que están atravesando el tratamiento de hormonas, para esto necesitamos un sistema de salud integral».

Por su parte Yanina Grismau, responsable del Departamento de Género de ATE Provincia de Buenos Aires, aseguró que el Estado provincial «debe garantizar que el 1% del cupo laboral estatal sea destinado a este colectivo que hoy no tiene garantizado el empleo en el Estado».

«También estamos repudiando que estando en el 2017 este colectivo sigue siendo reprimido, maltratado y castigado, y en muchos de los casos por la elección de su sexualidad», concluyó Grismau.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.