Con alegría y respaldo popular la Caravana de Pibes y Pibas llegó a Plaza de Mayo

Después de haber pasado la noche en la Unión Solidaria de Trabajadores (UST-CTAA), ubicada en la localidad de Avellaneda, los más de 300 pibes y pibas de los barrios bonaerenses retomaron la caravana para llegar a la Villa 21-24 de Barracas donde el Padre Toto los recibió en la Iglesia de Caacupé. A la tarde, acompañados de miles de personas y organizaciones sociales, llegaron a Plaza de Mayo donde gritaron con todas sus fuerzas: “¡Con ternura venceremos!”.

Bajo el cielo gris, la caravana recorrió las calles y pasillos de la 21-24 cantando “Alerta, alerta, alerta que caminan los pibes organizados por los barrios de Argentina” mientras vecinos y vecinas se asomaban a las ventanas y aplaudían acompañando la marcha. Tomados de la mano, niños y niñas, con sus caras pintadas y carteles colgando, en los que podían leerse mensajes de organización y esperanza, caminaban al ritmo de los tambores.

Luego de ser recibidos por el Padre Toto en la Iglesia Caacupé, llegaron a la Escuela Número 12 y se concentraron en el patio a donde llegaron también chicos y chicas de otras escuelas del barrio. “Qué bueno que los niños marchen por sus derechos, todos tenemos derecho a vivir bien y a tener salud y educación”, dijo una vecina que se acercó a preguntar de qué se trataba la marcha.

Pasadas las 14.00, miles de chicos y grandes se fueron concentrando en Avenida de Mayo y 9 de Julio para marchar a Plaza de Mayo. Arriba del camión, lleno de dibujos y carteles hechos por los mismos chicos, Clarisa Gamberra, integrante de Niñez y Territorio, contaba las razones de la movilización: “Los pibes y las pibas no son peligrosas, están en peligro, pero estamos organizados para luchar por sus derechos, el derecho a la educación, al trabajo de sus padres, a la vivienda digna, a la salud, al juego”. Al compás de los tambores, comenzó a caminar la caravana, conformada por cientos de organizaciones sociales que trabajan a diario para garantizar una infancia digna.

“Estamos acá como si estuviéramos con nuestros hijos e hijas, porque ellos luchaban como se está luchando ahora, para que no haya chicos en la calle, para que no haya hambre, para que haya trabajo para todos y todas, para que las familias se puedan mantener sin que les tengan que dar limosnas, para que la Argentina sea un país digno de ser vivido”, dijo Norita Cortiñas mientras caminaba tomada de la mano de los niños y las niñas, llevando -como ellos- la bandera de colores en defensa de la infancia.

Niños y niñas de las diferentes organizaciones que integraban la caravana, leyeron un documento que denunciaba la crítica situación que atraviesan los pibes y pibas de los barrios más humildes, quienes además de no tener garantizados todos sus derechos, sufren diariamente la estigmatización social y la persecución policial.

Ya en la plaza, en el camión escenario, Omar Giuliani, integrante de Niñez y Territorio y Coordinador de Ruca Hueney dijo: “A pesar de lo que nos han hecho, la clase trabajadora está dispuesta a transformar esta sociedad. Tenemos que salir a enamorar a nuestro pueblo porque los pibes no son peligrosos, están en peligro y son la solución de nuestro país”. Giuliani agregó además que “esta caravana seguramente será el preludio para construir una gran marcha de los pibes y las pibas”.

La jornada continuó con las canciones interpretadas por violines, flautas, contrabajos, chelos e instrumentos de percusión tocados por chicos y chicas de diferentes barrios de la Ciudad de La Plata que conforman la Orquesta Barrial en Movimiento. Chicos y grandes bailaron al son del clásico de María Elena Walsh “La naranja se pasea”.

Para terminar las tres jornadas de la caravana, niños y adultos se acercaron a la valla que separa la plaza de Mayo de la Casa de Gobierno y levantando sus manos y manitos lanzaron avioncitos de papel al aire, en los que se leían derechos y esperanzas por un mundo mejor: “deseamos que todos los niños y niñas tengan una vida digna”, decía uno de los avioncitos, y el deseo quedó flotando en el aire.

Participaron además referentes de la conducción provincial de la CTA como Jeremías  y Jerónimo Martire, Pablo Abramovich, Beto González, Oscar DeIsasi. CTA Nacional: Fito Aguirre, Secretario de Relaciones Internacionales y Coordinador del Foro por los Derechos de la Niñez, Hugo Blasco Secretario de DDHH y Ricardo Peidro Secretario Adjunto de la CTAA

Miércoles 26 de octubre de 2016, por Inés Hayes, Equipo de Comunicación de la CTA

 

14883648_1192911440746914_7641797777901281562_o 14883677_1192540647450660_557379057445023568_o 14883576_1192545300783528_1983441356944730277_o 14882303_1192542160783842_8161764698593808769_o 14876670_1192542547450470_2560527702468680826_o 14876653_1192911860746872_37098939233990187_o 14859853_1192544787450246_7008798018015990050_o 14859821_1192911254080266_2737159399779982849_o
14753882_1192540114117380_5197597187412551277_o
14853071_1192545404116851_6451821940365828762_o 14859651_1192539447450780_1535130709357515680_o 14753472_1192540117450713_9106476597002195547_o 14706803_1192944877410237_1407845877160934597_o 14633359_1192545407450184_5951520748073676855_o 14633301_1192541444117247_8105317691109133941_o 14633230_1192544944116897_1356382180196148082_o 14612382_1192543864117005_455624090824027262_o 14570569_1192545284116863_977690929520044415_o 14500704_1192944757410249_895998706158996854_o 11229318_1192545610783497_2111234955025111982_o 444-3

img_20161025_104545146 img_20161025_113222971

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.