La Marcha del viernes forzó al Gobierno a cambiar su agenda política

Luego de la medida de fuerza de las 5 Centrales Sindicales, Macri tuvo que empezar a hablar de los reclamos de los trabajadores. Al respecto, el secretario General de la AJB, Pablo Abramovich, explica esa pulseada para cambiar la política de shock, dentro del contexto de conflictos gremiales.ajb abramovich

“Venimos de una semana movida, que arrancó con un Paro de 72 horas desde el martes pasado y el jueves protagonizamos una movilización con los compañeros de CICOP, en la que hubo más de 4.000 judiciales. El día viernes nos sumamos a la movilización convocada por las 5 centrales que para nosotros marca un dato político de todo el movimiento obrero organizado, con una agenda común: la necesidad de implementar medidas contra los despidos, discutir el salario mínimo y avanzar con el 82% móvil para los jubilados. Esto empieza a marcar un rumbo de rechazo y enfrentamiento a las políticas del gobierno nacional y provinciales. Que complementada con la posibilidad de una Ley contra los despidos está marcando una línea que diferencia a la época de los 90, donde sectores importantes del sindicalismo mayoritario fue cómplice con las medidas de ajuste e instalación del modelo neoliberal.

Hoy a solo 4 meses de asumir este nuevo gobierno, encuentra a todas las centrales sindicales unidas en la idea de que es necesario cambiar el rumbo y para nosotros eso es alentador.”

¿A pesar de que el Gobierno ignoraba a los trabajadores organizados, es una victoria haber impuesto en su agenda los reclamos de la clase obrera luego de la marcha del viernes?

“Seguro, el gobierno pretendió en los primeros meses avanzar con una política de shock que tuvo que ver con beneficiar a los sectores más concentrados de la economía, afectando a los sectores que tienen ingreso fijo. El accionar de la Central y la marcha del viernes está pulseando cambiar ese rumbo, no solo si se sanciona la Ley que impide los despidos y establece la doble indemnización es un dato positivo, sino que también la misma amenaza de que si la Ley es vetada se realizaría un Paro Nacional, marca una posición de fortaleza en el movimiento obrero. Más alláa de los matices y las diferencias de criterios con que debía realizarse la marcha, lo trascendente es la decisión política de empezar a generar acciones que marquen un freno a esta política de shock.

¿Luego de la medida de fuerza del viernes, esta semana también es de conflicto en la provincia y el resto del país desde la CTA Autónoma?

El conflicto va a continuar en la medida de que no haya un cambio en la política de nuestro gobierno. Los Judiciales vamos a acompañar la apertura de la carpa de los profesionales de la salud en el Congreso Nacional. El jueves estaremos realizando una caravana hacia la ciudad de La Plata para seguir visibilizando el conflicto que ya lleva 11 semanas, y que está virtualmente paralizando el funcionamiento del Poder Judicial, con muy poca reacción de los funcionarios del Gobierno.

¿No hubo convocatoria a una reunión para esta semana?

Hasta el momento no, ya con 21 días de congelamiento de las negociaciones estamos reclamando la reapertura de la negociación paritaria y no hemos tenido ninguna respuesta

 

Por Darío Giavedoni.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.