La Unidad Ejecutora de la FeNaT-CTAA avanza en la concreción de los proyectos productivos

Pese a la pandemia y a las restricciones impuestas por las medidas de cuidado, sigue en marcha la distribución de las herramientas e insumos para los 54 proyectos productivos en 21 provincias.

“Unidad Ejecutora” es el instrumento legal que permite a las organizaciones sociales poder participar del programa Potenciar Trabajo del Ministerio de Bienestar Social de la Nación. Debido al gran esfuerzo que requiere la administración y gestión de los proyectos presentados por las organizaciones de la Central, la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTAA) decidió confiarle esta tarea a la Cooperativa Unión Solidaria de Trabajadores (UST-CTAA) y, desde el 2019 cuando se firmó el acuerdo para la implementación de la Unidad Ejecutora,  se hizo responsable legal de los recursos asignados para los emprendimientos productivos y luego de la ejecución de los presupuestos.

“Esto demanda mucho trabajo de planificación de cada obra y de seguimiento de todo el proceso: Rendición ante el Ministerio de Desarrollo, certificaciones técnicas del avance de cada lugar y ante la auditoría nacional en cuanto a cómo y en qué han sido gastados los recursos.», cuenta Diego Ledesma, Presidente de la Cooperativa UST de Avellaneda en Buenos Aires. Casi en su totalidad los proyectos tienen como fin mejorar la calidad de vida en los barrios y van desde la construcción de postas sanitarias, acondicionar o construir comedores y espacios de uso comunitario, hasta trabajos como el cuidado del espacio público, saneamiento y limpieza de basurales; construcción de espacios para recreación de los pibes y pibas, entre otros. Pero también la construcción de varios centros comunitarios de la FeNaT-CTAA en lugares como La Plata y Merlo en Buenos Aires, en Santa Cruz, en Córdoba y la ampliación y refacción de 10 centros comunitarios que ya existen en Santa Fe.

“Hace años que venimos planteando que las organizaciones sociales no queremos ‘ayuda social’, sino que es necesaria la inversión. Nuestros compañeros y compañeras no quieren vivir el día a día como una sobrevivencia porque no alcanza con el reparto de mercaderías y planes social ya que creemos que uno de los caminos es la autogestión. La creación de la ‘Unidad de Gestión’ nos permite concretar iniciativas que surgen en el territorio, fortaleciendo la economía social. Esto hace más robusto los lazos y permite que muchos compañeros y compañeras vivan de su trabajo para dejar de depender de la ‘asistencia’ del Estado», afirma Ledesma.

No obstante, algunas demoras en la entrega de recursos por parte del Ministerio de Desarrollo generaron desfasajes entre lo presupuestado inicialmente y el costo actualizado. “Para ser gráficos, por ejemplo, la bolsa de cemento costaba $200 y hoy supera los $800. Pero podemos decir que los 54 proyectos que presentamos de todo el país van a tener sus herramientas, materiales e insumos en general. Claro que esto no alcanza pero nos parece importante hacer notar la capacidad que tienen los trabajadores y trabajadoras cuando están al frente de proyectos, la eficacia en la administración y cómo estos recursos rinden mucho más. ¿Qué hubiera hecho una empresa capitalista?: Seguramente asignar los recursos a unos y dar de baja a la otra mitad, en cambio nosotros decidimos aplicar todo nuestro ingenio y sostener a todos. Por eso, hace unos días que el camión cargado está recorriendo y entregando todo lo necesario para que cada emprendimiento siga adelante.”, destaca el dirigente de la FeNaT.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.