Mar del Plata: Multitudinaria manifestación en defensa de la Casa de la Memoria

En una nueva muestra de desprecio y ataque a la memoria, negando absolutamente el genocidio durante la dictadura, el Intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, amenaza con desalojar la Casa de la Memoria de la localidad balnearia, donde hace veinte años los organismos de derechos humanos de la ciudad realizan sus actividades y mantienen viva la memoria.

La CTA Autónoma de Buenos Aires junto a una decena de organizaciones sociales, estudiantiles, sindicales y de derechos humanos acompañaron esta mañana a la Casa de la Memoria contra el cierre que quiere llevar adelante el intendente Carlos Arroyo, quien durante su mandato no acudió nunca a los actos del 24 de marzo negando la dictadura, proceso del cual fue funcionario.

Recordemos que la Casa de la Memoria fue cedida a los organismos de derechos humanos en 1998, y desde entonces se realizan múltiples actividades como prevención de adicciones, inclusión de discapacidad, Juicios por la Memoria, cultura, talleres de todo tipo, y sirve como lugar de encuentro de múltiples organizaciones.

Estuvieron presentes Diego Lencinas, secretario General de la CTA-A Mar del Plata; Ezequiel Navarro, secretario General de ATE Mar del Plata; Alberto Agote, secretario General de AJB Mar del Plata; y de la Mesa Provincial de la CTA-A estuvieron Emiliano Hueravilo, secretario de Derechos Humanos; Juan Manuel Laurenzo, secretario General de UCRA Buenos Aires y Pablo Centurión, secretario de Organización.

En ese sentido Eleonora Alais, de HIJOS Mar del Plata, indicó que «el gobierno de Cambiemos atenta permanentemente contra la memoria, tratando de pisotear la lucha que los compañeros hemos llevado adelante todos estos años, y que hemos sido pioneros como país en políticas de derechos humanos, donde hemos podido condenar y seguimos condenando a genocidas de la última dictadura cívico-militar».

«Esta casa pertenece a la comisión municipal, somos parte del municipio aunque el Intendente no lo quiera reconocer», señaló Alais. Y apuntó que «es una ofensa hacia los organismos de derechos humanos, es un nuevo ataque a todos aquellos que nos paramos de pie frente a estos avasallamientos que pretenden silenciar la memoria, pero que también tienen una clara postura de ir para adelante con la mano dura, con el hambre, con la represión».

«La única manera de vencer estos atropellos es a través de la lucha y la organización», concluyó.

Asimismo Diego Lencinas dijo que «el Intendente Arroyo no nos sorprende. Es un Intendente que decide pelearse con los docentes, con los guardavidas en una ciudad balnearia, con las organizaciones sociales mandándolas a reprimir. Es un Intendente que avanza sobre los organismos de derechos humanos queriendo desalojar la Casa de la Memoria». Pero señaló que «hoy nuestra ciudad da muestras que va a resistir, porque de ninguna manera vamos a permitir que el gobierno de Cambiemos avance sobre lo que es la memoria, la verdad y la justicia para el pueblo marplatense».

Por su parte Emiliano Hueravilo apuntó que «no podemos permitir que cierren el lugar en el que los compañeros vienen trabajando históricamente para la ciudad con los juicios de la verdad, con los juicios de lesa humanidad, y distintas actividades que se generan».

Hueravilo remarcó que esta decisión «viene en una línea del gobierno nacional que quiso imponer el 2×1 y las domiciliarias a los genocidas, y ahora quiere desalojar a los organismos de derechos humanos. Pero hoy le decimos al Intendente que no vamos a permitir que pasen este tipo de políticas, porque el pueblo ya ha decidido que no van a avanzar con políticas de olvido, porque el pueblo tiene mucha memoria».

En ese sentido Ezequiel Navarro recordó que «Arroyo dijo cuando asumió que quería una Mar del Plata como hace 40 años, le recordamos que hace 40 años estábamos en plena dictadura militar. Esto no es un error, es una definición política de lo que piensa el Intendente. Por eso no nos llama la atención que vaya contra la Casa de la Memoria».

«Después de lo de hoy el Intendente tiene que llamarse a la reflexión y dar marcha atrás con esta medida. Porque estamos dispuestos a defender esta Casa y no vamos a retroceder en ningún espacio ganado», aseguró Navarro.

Pablo Centurión dijo que desde la CTA-A bonaerense «estamos acompañando a los compañeros de Mar del Plata ante esta actitud arbitraria del gobierno municipal de querer desalojar la casa de los derechos humanos aduciendo falta de mantenimiento y desuso de la asociación, cuando vemos que está en perfectas condiciones». Y señaló que «la masividad de compañeros que están acompañando hoy demuestran que este organismo no está oculto a la realidad de los marplatenses».

Por último Juan Laurenzo agregó que «desde UCRA acompañamos a los compañeros que están resistiendo el desalojo por parte del ejecutivo municipal, como en cada ocasión que se ven avasallados los derechos del pueblo».

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.