Comenzó la IV Conferencia Mundial contra el Trabajo Infantil

Este martes comenzó en la Ciudad de Buenos Aires la IV Conferencia Mundial sobre la erradicación sostenida del trabajo infantil organizada por la OIT. La CTA-A participa con una importante delegación.

En la apertura de la mesa de trabajadores habló Víctor Báez, secretario general de la Confederación Sindical de las Américas. El dirigente llamó a crear empleo decente para los adultos y terminar con el trabajo infantil sobre todo en el sector rural. Durante la conferencia inaugural hablaron el premio Nóbel de la paz, Kailash Satyarthi, Daniel Funes de Rioja, ex presidente de la Organización Internacional de Empresarios, Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno porteño, Gerardo Martínez, de la CGT y vicepresidente de la conferencia, Guy Ryder, Director de la OIT y Jorge Triaca, ministro de Trabajo.

La IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil convocada por la OIT se desarrolla desde este martes y hasta este jueves en el centro de convenciones de La Rural y reúne a representantes de los trabajadores, empresarios y el Estado. En la actualidad, más de 150 millones de niños y niñas están sometidos al trabajo infantil y cerca de 40 millones de personas sometidas a trabajo forzoso.

Al abrir el panel de los trabajadores, Víctor Báez, secretario general de la CSA dijo: “Cuando nos enteramos en esta región que esta conferencia iba a ser desarrollada aquí en la Rural hemos sentado una observación porque la patronal rural es la que ha mantenido el trabajo y la esclavitud infantil, pero esperamos que este sector revea y revierta esta situación”.

Ante el aplauso de todos y todas, el dirigente señaló además que el Producto Bruto Interno mundial es de 70 billones de dólares, “tenemos que ver cuántos existen en los paraísos fiscales, según The Economist allí hay 20 billones. La responsabilidad de los Estados en la redistribución de la renta es fundamental así como la creación de trabajo decente para los adultos es un imperativo en todos los continentes”.

Báez se refirió también a la necesidad de que los Estados garanticen políticas para la inclusión social que permitirían a los ciudadanos dejar de migrar: “ha llegado la hora de que llamemos a las cosas por su nombre. Seguiremos insistiendo en la libertad y la democracia sindical, para tener trabajos con derechos, educación pública, gratuita y de calidad. El movimiento sindical es uno de los pocos que puede combatir la incertidumbre generada por los gobiernos de derecha que nos promete que van a ser mejores pero lo que hacen es crear más exclusión y pobreza. Basta a la exclusión y basta de trabajo infantil”, concluyó Báez ante una sala conformada por representantes sindicales y trabajadores de 193 países del mundo.

Gerardo Martínez, vicepresidente de la conferencia y miembro de la CGT dijo: “somos renegados de la injusticia social. El movimiento sindical del mundo tiene propuestas, tiene ideas. Esta conferencia es para generar una hoja de ruta para erradicar este flagelo aberrante. Muchos decían que la informalidad era una cuestión cultural, así como el trabajo infantil, entonces la solución era enseñarles que ese no era el camino correcto. De ese estatus de negociación partimos. La idea es que tengamos un protagonismo en serio porque en nuestra responsabilidad está el porvenir, la crianza de miles y millones de niños, niñas y jóvenes”.

El panel estuvo integrado además por una dirigente italiana quien aseguró que la lucha contra el trabajo infantil está relacionada con nuestra acción y asegurar que las leyes internacionales sean respetadas es una prioridad. Una premisa fundamental en este campo es la importancia del buen funcionamiento de los servicios públicos como la salud y la educación. “Yo soy italiana y el trabajo forzoso es un problema que nos compete a todos. En la Unión Europea también hay trabajo infantil. Tenemos que luchar por trabajo para adultos con derechos, defender la negociación colectiva, la organización de los trabajadores y trabajadoras. El trabajo infantil y la pobreza no están relacionados con la cultura ni con la tradición, sino con las políticas de los Estados. La mayoría de las que abandonan la escuela son niñas”, explicó.

Luego de los panelistas fue el turno para los y las presentes. Entre las intervenciones se destacaron la necesidad de seguir luchando por la educación pública, de calidad, garantizar el trabajo con derechos, así como la redistribución de la riqueza, fortalecer la libertad y la democracia sindical, seguir luchando contra las reformas laborales neoliberales, contra la tercerización laboral y la precarización. Corrupción. Se destacó la fuerza y el poder del movimiento de los trabajadores y volvió a denunciarse la evasión fiscal.

Por otra parte se insistió que la oleada de reformas neoliberales intentan limitar el poder de los trabajadores: sin movimiento sindical no existe erradicación de trabajo infantil. Se propuso la elaboración de campañas de comunicación para la sensibilización de la población con el objetivo de llegar a la tolerancia cero respecto al trabajo infantil. Se volvió a señalar que es el sector agrícola el más explotador y la necesidad de que haya representación laboral y sindical en todos los sectores. También se puso el foco en la preocupante desocupación creciente en todo el mundo.

Conferencia inaugural

Gerardo Martínez, vicepresidente de la Conferencia e integrante de la CGT llamó a abordar el compromiso de erradicar el trabajo infantil. “Es la oportunidad de conciliar posiciones entre los entes tripartitos. Aspiramos a una sociedad que no sea cómplice de estas prácticas, empresarios y gobiernos que cumplan con sus roles y respeten los derechos humanos de nuestros niños, niñas y adolescentes”, dijo Martínez.

El dirigente subrayó además que el 94% de los trabajadores son mano de obra oculta. “La existencia del trabajo infantil y esclavo es intolerable y característico de una sociedad donde la brecha de desigualdad es cada vez más grande. Erradicar el trabajo infantil será imposible sin trabajo decente para los adultos. La educación juega un papel central. En nuestra región de las Américas la situación de la juventud es alarmante. No hay sociedades justas con trabajo infantil”, concluyó.

Kailash Satyarthi, el premio Nóbel de la Paz llamó a retomar las buenas prácticas y avanzar en forma más urgente. “No estamos hablando simplemente de cifras sino de niños y niñas, y adolescentes. Chicos que recogían naranjas en Brasil que nunca habían podido comer una. Conocí una niña en Pakistán que no tenía sueños”, contó Kailash.

El militante por los derechos de los niños dijo además que a lo largo de este tiempo se recuperaron cientos de niños que no habían visto el sol en tres años. Mirando a la inmensa sala llena, apeló: “Yo les pregunto, de quién son estos niños. Son nuestros. Si no entendemos eso, no vamos a poder cambiar. Irónicamente en la mayoría de los países el trabajo infantil agrícola no está prohibido. Pido al secretario general de las Naciones Unidas que llame a una reunión de alto nivel para que los gobiernos aseguren los derechos de los niños. Nosotros podemos esperar a la próxima conferencia pero los chicos no. Si un solo niño está en peligro, el mundo no está seguro. Marchamos juntos para que el trabajo infantil sea historia”.

Guy Ryder, Director general de la OIT dijo que desde que el organismo nació en 1919 la erradicación del trabajo infantil siempre había sido un compromiso. “Uno de cada 10 niños en el mundo trabajan, y de ellos, la mitad hace trabajos peligrosos”, señaló. “Si no hacemos más y mejor, no lo vamos a conseguir. En lugar de buscar excusas, trabajemos. Esta problemática exige un enfoque integral basado en 4 pilares: la plena aplicación de las normas, políticas del mercado de trabajo, protección social contra la pobreza y la inseguridad y educación universal de calidad”, subrayó Rider quien concluyó diciendo: “La justicia social universal sigue siendo el mandato de la OIT. Para que se realice este futuro son necesarias todas las manos. Que está conferencia marque el momento y se acabe con el abuso y dejemos de tolerar lo intolerable”.

A la conferencia inaugural también llegaron palabras del Papa Francisco: “saludo con afecto a los participantes y aprecio sus esfuerzos en favor de los niños para erradicar el trabajo infantil en todas sus formas, incidiendo en las causas que la originan. Los niños llevarán adelante su historia”.

El encargado de cerrar la conferencia inaugural fue el ministro de Trabajo Jorge Triaca quien además de saludar a todos y todas las presentes y celebrar que la reunión se haya hecho en Buenos Aires dijo: “no nos podemos quedar tranquilos mientras haya niños trabajando”. También llevó sus saludos el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La delegación de la CTA-A se conformó de manera multidisciplinaria con el objetivo de llevar un abordaje integral sobre esta problemática. Estuvo compuesta por: Daniel Jorajuría, Jorge Portel, Marta Galante, Sergio Val, Cynthia Pock, Julieta Peidro, Fernando Castillo, María José Cano, Vanina Zamora, Rosario Hasperué, Anabel Urdaniz, María Dolores Fuse y Eduardo Estévez.

* Equipo de Comunicación de la CTA Autónoma

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *