32ENM: Violentos agreden a mujeres y sus familias

El 32 Encuentro Nacional de Mujeres se desarrolló en la ciudad de Resistencia, Chaco en absoluta normalidad. Durante los tres días que duró el ENM (del 13 al 16 de octubre), más de 50 mil mujeres participaron en más 70 talleres, en los que se debatieron temas como la economía, la salud (hegemónica, ancestral, alternativa) la educación, las artes, las formas de organización política y el poder.

Terminado el Encuentro fueron pocas las mujeres que quedaron en la Ciudad. Algunas regresaron a sus hogares el domingo y otras partieron después del acto de cierre. Por lo general son pocas las que se quedan en la ciudad a la espera del horario de salida de sus medios transportes.

Paula Di Carlo, Periodista, militante feminista del colectivo comunicacional Viaje en Escoba, valoró las jornadas como maravillosas. “Todo fue espléndido. La atención, la organización de la comisión, el trato tanto del municipio de Resistencia como de la Provincia fue muy bueno. Teníamos a disposición agua potable, importantísimo por las altas temperaturas que hay acá…la atención médica fue inmediata cada vez que alguna compañera se descomponía. La Marcha fue extraordinaria, no hubo presencia policial, ni provocaciones, y la buena onda de las y los Chaqueños nos hizo sentir muy cómodas“

Después del acto de cierre y una vez conocida la sede del 2018, muchas mujeres salieron a almorzar, pasear y varias se quedaron en plaza 25 de mayo, haciendo picnic a la sombra de un calor intenso.

Cerca de las 15.30 horas un grupo de personas comenzó a manifestarse frente a la catedral, ubicada en uno de los laterales de la plaza 25 de mayo. De repente se escucharon gritos de mujeres y a continuación “que se vayan”. La personas daban vueltas a la plaza custodiadas por personal policial. Hubo corridas y más gritos.

“Al momento en que las radialistas de Viaje en Escona nos encontrábamos haciendo una radio abierta mientras mujeres descansaban en la plaza, se juntó en la esquina un grupo de 150 personas gritándonos ‘que se vayan’. En principio impidieron la salida de algunos micros que tenían mujeres, rodearon con motos a las compañeras que estaban sentadas. Para cuidarnos nos juntamos, fuimos al centro de la plaza…pero después ese grupo de personas empezó a avanzar y tuvimos que retroceder, entendemos que no hubo mayores incidentes porque además de la policía estaba la guardia comunitaria,  que funcionaron como intermediarios. Nos tiraban piedras, nos agredían, tuvimos que correr, protegernos, estamos trabando de comunicarnos con las compañeras, pero nos pegamos un susto importante”, relató Di Carlo, quién concluyó “El feminismo busca una sociedad más justa. Afortunadamente y a diferencia de lo que sucedió en grandes ciudades como Rosario y Mar del Plata, los medios de comunicación locales resalta

ron que el hecho noticiable era que miles de mujeres venían a debatir. Hasta la actitud del arzobispo nos sorprendió, porque no generaron miedo ni arengaron a la comunidad cosas que predisponen a la agresión. Por eso este hecho aislado de violencia de un grupo minúsculo, de ningún modo empañará la alegría de nuestro festejo”

Los hechos de hoy son patéticos. Lamentables. Tristes. Manifestamos nuestra solidaridad con las mujeres heridas y con las puesteras corridas. Repudiamos esta acción que nada tiene que ver con la inmensa fiesta que fue el 32º Encuentro Nacional de Mujeres – Chaco 2017 y con la gran cantidad de la población de Resistencia que nos alojó cálidamente.

Porque somos libres, seguimos. #ChubutNosEspera

Crónica: Vanina Cortijo

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *