Contra el desalojo de la Comunidad Ketrikeo Melo

El poblado mapuche cercano a Villa la Angostura fue intimado por una orden de desalojo por lo que cientos de hermanos se acercaron para resistir. La madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas y Miriam Llempe, Secretaria de Relaciones con los Pueblos Originarios acompañaron la medida de fuerza.p-o-nora-cortinas-map-1

Al respecto, la referente de la CTA Autónoma explicó la situación: “La comunidad Ketrikeo Melo desde hace mucho tiempo viene recuperando su territorio. Sobre el lago Nahuel Huapi ellos tienen sus casas, animales y lugares sagrados, pero de repente le pusieron un alambrado y les dijeron que del otro lado no podían pasar. No los habían molestado hasta que ahora aparecieron personas que traían “papeles”, y dicen que este territorio era de ellos, ahí empezaron los litigios por lo tanto la comunidad empezó a buscar solidaridad. En Neuquén existe un observatorio de derechos jurídicos que investigó y dio como resultado la defensa de los hermanos, pero el juez a cargo ordenó el desalojo de las más de 40 familias involucradas.”

Con esa problemática la comunidad apeló el fallo y se metieron al proceso legal. “A pesar de todos los avances que hay a nivel internacional, el estado se desentiende, y como la ley tiene muchas maneras de interpretarse, no hay voluntad política de resguardarlos. Por eso hicimos la movida donde nos acompañò Nora Cortiñás y organizaciones de Neuquén, como la APDH, y ahí fui yo como CTA Provincia a llevar el saludo. “

p-o-mapucheSobre la participación de la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, Llempe explica que es una de las pocas que entienden que el reclamo no es solo por los 30 mil, sino que hay más desaparecidos. “Sabe que nosotros somos familias sobrevivientes y que los pueblos originarios tienen mucho para contar.Hay una conciencia ganada en Norita, Pérez Ezquivel y otros referentes que acompañan los derechos de los pueblos originarios.

Los pueblos originarios sufrieron un genocidio con el que se construyó el Estado argentino, pero muchos lo niegan, por esa razón es que los indígenas argentinos siguen exigiendo su propio Nunca Más.

En ese sentido, la referente insistió: “Para muchos esa memoria solo llega hacia los 30 mil, pero estos referentes saben que el sistema político siempre p-o-nenes-mapucheatacó a las culturas diferentes, y nosotros lo venimos padeciendo desde antes de la constitución del estado. Hubo una voluntad política de arrasar a los pueblos sólo por ser de otra cultura, y porque económicamente la clase dominante necesitaba eliminarlos. Y un grupo reducido que todavía está constituido como la clase dominante es la que avasalló y avasallá sobre nuestro territorio.”

En el territorio del que estamos hablando se llevó a cabo la mal llamada “Conquista del Desierto”, cuando se asesinó, esclavizó y torturó a 20 mil personas, según los mismos datos del estado argentino. Pese a ese dato cuantitativo, la mayoría de la sociedad civilizada no reconoce que ese proceso de eliminación sistemática de varios pueblos fue un genocidio.

Todo este debate es desde la mirada occidental, nosotros los llamamos “exterminio”, porque se nos quiso borrar de la faz de la tierra, eliminando nuestro idioma y a todo aquel que sobrevivió. Esa voluntad política sigue diciendo que eso fue una guerra y que no tenemos derechos. Nunca se paran desde la mirada de los pueblos, sino que eso ya pasó y listo, más allá de todos los derechos internacionales que nos reconocen.”

p-o-nora-cortinas-mapPara finalizar, la referente indígena recalcó el valor de Nora Cortiñas, quien a su edad se comprometió con la causa y se hizo presente. “Nosotros vemos como aliciente que ella sea conciente. En esta ocasión cortamos la ruta y ella pudo haberse ido a un hotel pero quiso quedarse en la comunidad, porque no solo acompaña sino que se involucra. Convivió en la Ruca y mantuvo la vitalidad de una persona con espíritu.”

 

 

CTA Buenos Aires.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *