Profesionales de la salud advierten sobre casos de maltrato infantil

Un estudio hecho en la Sala de Terapia Intensiva del Hospital de Niños de la capital bonaerense advierte acerca de lesiones con que ingresan pacientes que, en promedio, tienen 8 meses de edad.
Sandra Brandimarti y Gabriela Aparicio, son parte del equipo de Terapia Intensiva de esta institución pública de La Plata. Además, son co autoras de un informe en el cual se alerta sobre la situación de maltrato en que muchos niñas y niños llegan al Hospital, en particular al área de Terapia. Afirman que, entre 2010 a 2015, se ha profundizado el nivel de violencia con el que los pacientes -que tienen en promedio 8 meses de edad- ingresan a la institución.

En diálogo con Radio Estación Sur, Brandimarti dijo que “el maltrato infantil es una enfermedad y tenemos que tratarlo como tal. Hicimos este trabajo entre varias integrantes del staff médico de la Terapia para presentarlo en un congreso. La idea era concientizar a los médicos tanto del sector público como privado de que la sospecha del maltrato infantil debe ser denunciada”.

Además, destacó que estos casos de violencia pueden darse tanto en instituciones públicas como privadas, aunque en estas últimas suele haber menor índice de denuncias: “El maltrato se da en cualquier nivel social y debemos estar alerta”. Según revela el estudio, en los últimos 5 años no se han agudizado la cantidad de casos, pero sí la intensidad de las lesiones.

Por su parte, Aparicio, destacó que “cuando el caso llega a Terapia hablamos de un cuadro inminentemente grave“. Entre los casos abordados, el 16% de los pacientes fallecieron, el 60% presentó lesiones del sistema nervioso central (hemorragias, hematomas y/o edemas cerebrales que, en muchos casos, terminan en atrofia); también se registraron lesiones de extremidades y zona abdominal. Con respecto a estas lesiones, en el 70% fueron de carácter único.

“La gran mayoría de estos chicos puede quedar con una discapacidad grave (…) Es un tema muy terrible y tabú en nuestra sociedad”, apuntó Sandra.

Como principal “disparador” de estas conductas violentas, las profesionales señalan el llanto del lactante; contemplando parámetros socioecómicos señalan estrés causado por falta de trabajo y problemas laborales de padres, madres y/o tutores. También desestiman los prejuicios de que en los hogares donde hay madres adolescentes o familias ensambladas hay mayores niveles.

Además, destacan que hay un acompañamiento de las autoridades del Hospital de Niños de La Plata a través de una acción interdisciplinaria guiada por un protocolo de acción de la institución.

Fuente: Agencia Farco

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *