Los Ilusionistas del hambre de los pibes…

niños comedor

Mientras el Gobernador Daniel Scioli camina de cara al 2015 hablando de una “Buenos Aires Activa”, se desactiva la posibilidad de que cientos de pibes y pibas desayunen, merienden o almuercen. Reducción de cupos, aumentos mentirosos, falta de personal, y panzas con hambre en territorios sembrados de alimentos.

“En los diferentes comedores escolares nuestros compañeros, teniendo en cuenta la ración que llega semana a semana, están haciendo malabares y es por eso que se han tenido que seleccionar las comidas que se dan por semana. Antes se podía tener un control y seleccionar lo que realmente llegaba, los pibes tenían una dieta balanceada, adónde se incluía carne y fideos, meriendas, desayunos, de un tiempo a esta parte lo que hemos visto es que se ha tenido que disminuir la calidad, se ha tenido que aggionar la dieta. Nosotros lo que denunciamos es que eso no es nutritivo ni es lo que necesitan nuestros pibes para tener una dieta balanceada, y además, se agrava por la decisión del ministro Aparicio de bajar los cupos en los comedores escolares. Nosotros veníamos exigiendo que se aumente el monto por pibe, y lo que hizo el gobierno provincial es aumentar el monto, que antes era de 5 pesos y ahora es de 6,30 y bajar entre un 25 y un 30 por ciento el cupo de pibes que asisten a los comedores”. La introducción a la nota pertenece a César Baliña, secretario General de la CTA La Plata, Ensenada y referente de ATE en la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires.

Esta semana, el ministro de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, en declaraciones a el diario El Día admitió una “suspensión” en los cupos de los comedores escolares, mientras durante todo este mes se encuentra reuniéndose con los Consejos Escolares para analizar “caso por caso” y se negó a seguir hablando de cupos argumentando que “si no tengo la nómina de chicos que asisten a los comedores, los cupos son mentirosos” y dijo además que se encuentra citando a todos los distritos “y voy a exigir que presenten los papeles. Si no me presentan las nóminas, voy a seguir pagando mal”.

En el mismo tono, y ante el mismo matutino platense, explicó que busca “tener las planillas con el nombre de cada chico en situación de vulnerabilidad para hacer un entrecruzamiento de datos y conocer su realidad de por qué está en esa situación…” para agregar que “estamos pagando precios exorbitantes, porque los proveedores los fijan calculando que lo van a cobrar en más de seis meses. Estamos pagando 30 pesos el paquete de fideos, y 90 pesos un kilo de carne. Y si se siguen metiendo cupos, no hay presupuesto que alcance. Es momento de dar un servicio mejor y a quien realmente lo necesita”.

Yanina Grismau es delegada de ATE Educación y trabaja como auxiliar en la escuela 23 de las calles 7 y 631 de La Plata, uno de los municipios que, junto al primer cordón de la provincia de Buenos Aires, más siente el impacto en la baja de cupos. Yanina en diálogo con la olla tv , no sólo enumera la reducción de platos de comida, sino también la falta de personal entre otras malas condiciones de trabajo: “En la cocina hay una proporción: Cada 50 comensales, un agente. Pero eso no se está cumpliendo, hay comedores que tuvieron que cerrar meses atrás por falta de personal, nos deben cargos por fallecimientos, jubilaciones, cambios de distrito u otras circunstancias, los cargos no se asignan y desde el 2012 nos los deben porque los tiene que autorizar el Ministerio de Economía y no lo hace. A todos los distritos nos está pasando lo mismo, y nos dan de a migajas, el personal está sobrecargado, con un cupo de 400 personas hay dos o tres agentes en la cocina”.

Fuente: www.laolla.tv

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *