SENASA: Asamblea votó Paro Nacional Activo de 96 hs con acciones regionales

La medida de fuerza definida hoy por lxs trabajadorxs del organismo inicia el día miércoles 24 de abril y se extiende hasta el viernes 27, y están previstas acciones regionales en todo el país.

Luego de los  trascendidos y la llegada de telegramas de despido a compañerxs del Ministerio de Agroindustria y de la Secretaria de Agricultura Familiar, lxs trabajadorxs tienen la certeza que entre el día martes y miércoles llegarán telegramas del mismo tenor a los Trabajadores de SENASA.

Un hecho relevante es que el viernes, cuando el Ministerio de Agroindustria decreto asueto, la Directora de Recursos Humanos salió custodiada del edificio para trabajar “desde su casa” (en un sector donde se prevé el despido de 15 trabajadores).

Esta embestida contra los Trabajadores significa el retiro del control del Estado de funciones indelegables del Estado Nacional. Por ello, tranajadorxs del SENASA movilizaron desde Casa Central a la sede del Ministerio de Agroindustria, donde se solidarizaron con lxs compañerxs que allí desarrollan tareas para luego marchar a la Regional Metropolitana que nuclea a Ciudad de Buenos Aires y Conurbano y de donde se pergenio la quita de la Certificación de los Servicios de inspección Veterinaria de lo establecimiento frigoríficos.

“Esto quiere decir que la carne, embutidos, fiambres lácteos, todos los productos de origen animal, que consumimos los argentinos no van a estar certificados por el Estado, sino por los mismo productores. Un hecho sumamente riesgoso para la salud de los argentinos”, expresó Jorge Ravetti, coordinador de la Mesa Nacional de ATE SENASA, quien manifestó que se seguirá certificando la exportaciones, es decir “instalan un doble estándar sanitario”.

«Los trabajadores seguimos sosteniendo la resistencia a las ARBITRARIAS Y PELIGROSAS DESICIONES DE  LAS AUTORIDADES DEL ORGANISMO DE RETIRAR los Servicios de Inspección Veterinaria de los establecimientos Frigoríficos, dejando funciones de control del Estado Nacional de los alimentos que consume todo el país en manos de los privados. Los funcionarios del SENASA pretenden implementar la figura de “Director Técnico”, privado, al cual le pagan las entidades privadas, en todos los establecimientos donde se producen y elabora alimentos  de origen animal y vegetal y proceder al retiro de dichos establecimientos los Servicios de Inspección Veterinaria del Estado», expresó la Asamblea en un comunicado a la prensa.

Esto origina un DOBLE ESTÁNDAR SANITARIO; extreman los controles para las exportaciones y dejan sin controles al consumo interno. Es decir, dejan a la ciudadanía Argentina expuesta a todo tipo de enfermedades que si afectan a los seres humanos, como la Escherichia Coli o el Síndrome Urémico Hemolítico, por citar algunos ejemplos.

Además de NO PAGAR más los alquileres de los edificios donde funcionan las 400 oficinas sanitarias de campo,que OBLIGA a depender de las entidades agropecuarias, como la Sociedad Rural, lo cual obliga también a los trabajadores del Estado Nacional, a subordinarse al poder de las cámaras agropecuarias. Estas son las entidades en las que las autoridades del SENASA quieren delegar las funciones del Estado, obligando a profesionales y técnicos a depender de la caridad de los controlados.

Aduciendo falta de presupuesto las actuales autoridades de SENASA (Ceos de CREA, TECHINT y Sociedad Rural) exigen y “aprietan” a los profesionales a pedir por favor a las sociedades rurales del interior un lugar para poder seguir funcionando. Transfiriendo a los privados los programas de erradicación y prevención de plagas que afectan directamente a los cítricos (H.L.B y mosca de los frutos), a las vides (Lobesia Botrana), a la producción de algodón (picudo de algodón), por nombrar algunos ejemplos.

Comprometiendo además  seriamente la credibilidad internacional sobre los controles efectuados por lxs trabajadorxs, el prestigio internacional alcanzado y por ende poniendo en riesgo la pérdida de mercados internacionales. Recordemos que Argentina produce alimentos para 400 millones de personas.

Esta medida de despedir 380 trabajadores del SENASA, es una más de las medidas que se enmarcar en un plan de transferencia de poder a los privados de controlar la sanidad en los privados. Esto quiere decir que: están despidiendo trabajadores en el organismo que se ocupa de salvaguardar la sanidad en los alimentos que consume toda la población, dejándola en riesgo sanitario.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.