Lucha contra la violencia machista

El viernes pasado la AJB inauguró en la Corte una muestra fotográfica itinerante sobre la violencia hacia las mujeres. Además reclamó un Poder Judicial con perspectiva de género.

violetas1

En el marco de la conmemoración del Día de la no violencia contra la mujer, la secretaría de Género de la AJB inauguró una muestra fotográfica “Violetas en la oscuridad” de Romina Messina para concientizar sobre la violencia de género.  Esta muestra inaugurada en el hall de la Corte recorrerá todas las departamentales.

“Esta muestra es un proyecto que empezó en Madrid en 2009, me acompañó una psicóloga forense que se llama Sonia Toro. Pensamos cómo se podía comunicar a través de imágenes una temática tan compleja como la violencia. No habíamos especificado qué tipo de violencia y yo me decidí por lo emocional porque es un tema del que no se habla mucho. Es difícil entrar, es complejo. La violencia física es tan evidente que con un ojo morado casi lo decimos todo, pero con la violencia emocional, ¿dónde está? ¿Qué sucede?”, explicó Romina Messina.

Y agregó: “Me dieron ganas de investigar sobre el tema y ver cómo podía transitar por estos lugares de corte tenebroso y tratar de comunicarlo. Tuve la suerte de que cuando he mostrado este trabajo se me han acercado mujeres emocionadas que me han dicho que se sentían acompañadas y escuchadas por él”.

Por su parte, Celia Lorente, secretaria de Género de la AJB expresó que desde el gremio pelean por “capacitación obligatoria con perspectiva de género, licencia laboral por violencia de género y la desafectación de magistrados y magistradas violentas de los lugares de trabajo. No queremos que sea siempre la víctima, la persona maltratada, la que tenga que pedir una licencia psiquiátrica y dejar todo”.

“Esperamos que este acto nos movilice para seguir luchando y obtener nuevos logros para adoptar más perspectiva de género y evitar que las mujeres que vienen a buscar una reparación al Poder Judicial sean revictimizadas –señaló Lorente- Queremos evitar que las compañeras que están trabajando en el Poder Judicial y son víctimas de algún tipo de violencia, pasen desapercibidas o le sean indiferentes a los compañeros y compañeras que trabajan en esa oficina. Tenemos que aunar esfuerzos para que eso no pase más, tenemos que unirnos y evitar que esas compañeras sean también víctimas de violencia dentro del Poder Judicial”.

La AJB, hasta tanto se apruebe la licencia laboral por violencia de genero solicitada a la Suprema Corte, pone a disposición de las trabajadoras judiciales un equipo interdisciplinario de intervención (abogada, trabajador social, psicóloga, asesoramiento gremial) para acompañar a quienes estén atravesando alguna situación de violencia en su vida familiar y necesiten asesoramiento o modificar sus condiciones de trabajo

Por su parte, Pablo Abramovich, secretario General de la AJB, reflexionó sobre la violencia de género y destacó que “como trabajadores y trabajadoras judiciales no somos cómplices de este Poder Judicial que es uno de los responsables fundamentales de que hoy tengamos la cantidad de femicidios que hay en la Argentina y en la provincia de Buenos Aires. Entendemos que la principal responsabilidad de que la violencia hacia las mujeres siga ocurriendo en la magnitud en la que ocurre, es del Estado y uno de los responsables principales es el Poder Judicial”.

“El informe del Observatorio de Violencia de género de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, el 80% de las causas que se inician por lesiones leves o amenazas que son el prolegómeno del femicidio se archivan sin investigar –informó Abramovich- Si no se toma la decisión política y se aportan los recursos económicos necesarios para poder afrontar esta problemática, el Estado no solo es responsable sino que también es cómplice”.

Para finalizar, el secretario General de la AJB destacó que “nosotros tenemos mucho que hacer también al interior de nuestras organizaciones para ir modificando prácticas. Nosotros empezamos a implementar una serie de modificaciones de nuestras prácticas organizativas intentando garantizar una mayor participación de las compañeras en la actividad gremial como por ejemplo espacios de cuidado para que todas las compañeras puedan participar de las actividades gremiales”.

 

Fuente: ajb.org.ar

Sin comentarios.

Deja un comentario