Violaciones a los Derechos Humanos en Ecuador

La Misión de Solidaridad Internacional y Derechos Humanos, en donde está representada la CTA Autónoma, denuncia que ha recabado “dolorosos y desgarradores testimonios”

Se cumplen 15 días de paro continuo contra las políticas neoliberales del presidente Guillermo Lasso, mientras no cesa la feroz represión y los abusos contra las comunidades que participan de la lucha, donde ya se contabilizan muertos, decenas de heridos y detenidos.

La protesta es liderada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, junto a otras organizaciones populares, quienes tuvieron que sortear el estado de excepción, que estuvo vigente hasta el sábado pasado, y que había sido declarado por el presidente de la nación, lo que potenció la escalada represiva.

 Una Misión internacional integrada por representantes de diversos países, entre quienes se encuentra María José Cano, en representación de ATE y la CTAA, recaba información sobre los hechos de abusos y violencia por parte de las fuerzas de seguridad, “que dan cuenta de gravísimas violaciones de derechos humanos cometidas por el Ejército y la Policía Nacional en el marco del estado de excepción decretado por el Gobierno Nacional”, como lo dice el reporte del día 26 de junio.

Los extensos informes diarios realizan un pormenorizado conteo del triste escenario de muerte que configuró el gobierno de Lasso, quien se encuentra jaqueado en la Asamblea Nacional, donde se pide por su destitución, “así, podemos dar cuenta, de acuerdo a fuentes oficiales, la información brindada por las plataformas de derechos humanos y de las denuncias y testimonios recepcionados directamente, de las siguientes vulneraciones y violaciones de derechos humanos”  explica la Misión de Solidaridad en uno de sus reportes.

“Se observa un plan sistemático para impedir la protesta y ejercer el derecho a la resistencia como establece la constitución en Ecuador. Hay denominadores que así podrían indicarlo, como por ejemplo la actuación de la Policía Nacional y el Ejército en tándem y en ocasiones con colaboración de grupos civiles”, explicó Cano en diálogo con Canal Abierto.

La representante de ATE y la CTAA agregó, “la represión comienza sin mediar palabra con las personas que se encuentran manifestando pacíficamente o en un bloqueo, la utilización de gases lacrimógenos, munición anti-tumulto y proyectiles de plomo de manera horizontal y a la altura del tórax, y la judicialización de líderes y lideresas sociales por luchar”.

En este contexto, el presidente decidió en el día de ayer dar una rebaja de 10 centavos en el precio de los combustibles, lo que pareció insuficiente por parte de las comunidades que llevan adelante la medida de fuerza y enfrentan la violencia del gobierno.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.