Quilmes: sin Comité de Emergencia, avanza el COVID-19 de la mano de la desidia empresarial

Según informes oficiales, existen hoy en Quilmes más de 130 casos confirmados y 5 fallecidos, sin embargo esto no es lo peor, desde la CTA Autónoma de Solano denuncian que los empresarios que dirigen el frígorífico Penta, El Federal y la fábrica de vidrios Cattorini, hacen lo que quieren y arriesgan a lxs trabajadorxs a contagios, mientras escasean los instrumentos de control.

La clase empresarial se opone al Impuesto a la riqueza, pero descuentan entre el 25 y el 30% el salario a lxs trabajadores. De esta manera, el peso de la pandemia nuevamente se carga sobre las espaldas del pueblo trabajador.

Es por esto que las Organizaciones Populares de Quilmes, expresaron su profunda preocupación por la situación que atraviesa la población en la región en el comunicado que compartimos a continuación:

Al día de hoy lxs 240 trabajadorxs del Frigorífico Penta continúan en la calle sin poder ingresar a la planta. Mientras tanto el sector empresario, que incumple todas las medidas tomadas por el gobierno nacional, goza de total impunidad.

El Frigorífico El Federal tuvo que cumplir con una clausura impuesta por el gobierno municipal, luego del fallecimiento de un trabajador y donde se constataron por lo menos nueve casos de COVID-19. Hoy la planta está nuevamente en funcionamiento y con su principal empresario cumpliendo una prisión domiciliaria.

Por otra parte también la empresa Cattorini Hnos se suma a esta lista de empresas impunes que priorizan sus ganancias, por encima de la salud de lxs trabajadores y la comunidad. Ocultaron información sobre el contagio de un trabajador que fue aislado el 9 de mayo y el día 14 resultó ser positivo. Hoy entre lxs trabajadorxs y en los barrios donde ellxs viven, se instaló una clara incertidumbre ante la total falta de protección del sector patronal. En la planta trabajan alrededor de 500 personas entre los tres turnos.

También la asistencia hacia las familias más humildes de los barrios atraviesa un momento delicado. Desde el municipio ya hace varias semanas se suspendieron las asistencias a  comedores comunitarios, para reemplazarlo por bolsones de mercadería. Éstos no se equiparan con la comida que desde los comedores populares se prepara para las familias de las zonas más carenciadas.

Todo este cuadro de situación sumado al importante incumplimiento de la cuarentena, agrava aún más la posibilidad de mayores contagios.

Es imprescindible convocar inmediatamente a la conformación de un COMITE DE EMERGENCIA que conjugue al Estado Municipal junto a las Organizaciones del pueblo quilmeño, para hacer frente a esta pandemia entre todxs.

Somos uno de los distritos con más casos del conurbano. Es indispensable salir de ese ranking.

De esta salimos todxs juntxs. Codo a codo.

FPDS (Frente Popular Darío Santillán). MAP (Movimiento de Acción Popular). CTA Solano (Central de Trabajadores Argentinos). UP (Unidad Popular). Movimiento Comandante Andresito. Coordinadora Barrial Resistencia.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.