Repudio a las absoluciones de César Milani y Roberto Catalán

El Tribunal Oral Federal de La Rioja absolvió a César Milani en la causa por la que había sido denunciado como responsable del secuestro, detención y tortura de Pedro y Ramón Olivera en 1977 . Por este delito habría sido cometido por el entonces subteniente Milani en el Regimiento 141 de Ingenieros en la provincia de La Rioja, la querella solicitaba entre 18 y 20 años de prisión.

«Es uno de los fallos de impunidad más escandalosos que hayamos presenciado, dado la contundencia de las pruebas aportadas por las víctimas. Expresamos nuestra solidaridad con ellas y ellos, exigimos a la justicia riojana y nacional que se designen autoridades competentes para que se haga justicia y estos genocidas cumplan con la condena correspondiente en una cárcel común sin ningún tipo de privilegios», dijo Emiliano Hueravilo, Secretario de DDHH de la CTA Autónoma Bonaerense.

En una entrevista concedida a Radio Provincia de Buenos Aires el día viernes 9 de agosto a pocos minutos de concerse el fallo, Ramón Olivera, hijo de Pedro Olivera se refirió al fallo diciendo “fue opresivo, canalla” y comentó que “los jueces que salieron disparando ante el insulto y repudio de todos los que estábamos en la sala”.

En ese sentido, reflexionó: “yo nunca creí que esta canallada se cumpliera, cómo un juez militar había encontrado méritio en lo que nosotros denunciamos anteriormente, y estos jueces de la democracia lo absuelven”

Finalmente anticipó que tanto la querella familiar, los organismos de Derechos Humanos y la Fiscalía apelarán el fallo.

En tanto, el ex juez Federal de la Rioja Roberto Catalán, responsable de más de sesenta casos de torturas y desapariciones durante el genocidio empresarial, militar y eclesiástico, y fue absuelto como partícipe necesario en privaciones ilegítimas de la libertad.

“Milani durante mi detención me llevó a declarar al juzgado federal, y allí ante el juez Catalán no dejaba de hostigarme y acusarme de subversivo, con un odio que no había mostrado siquiera en el allanamiento a mi casa cuando me detienen, ni cuando reventaron a golpes a mi padre», contó Ramón Olivera en una entrevista con La Izquierda Diario.

Catalán está en su casa desde 2013, aunque la decisión del juez Daniel Herrera Piedrabuena fue impugnada por el Ministerio Público Fiscal, ya que los informes demostraban que, pese a su edad avanzada, podía estar alojado en un establecimiento penitenciario. En 2015 el Tribunal Oral Federal de La Rioja lo encontró culpable de encubrir un homicidio y siete casos de tortura.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.