Urgente: gendarmería nacional y policía metropolitana amenazan con reprimir a trabajadorxs de Telam

Lxs trabajadorxs de Télam acampan frente a la Cámara Nacional de Trabajo ante la firme posibilidad de sufrir nuevamente despidos. «La maniobra del Gobierno en el fuero laboral tiene que llegar a su fin», dijeron. Efectivos de la policía metropolitana y de gendarmería nacional amenazaron a lxs trabajadorxs con reprimirlos.

Raconto del conflicto contado por lxs trabajadorxs

Hernán Lombardi echó a 357 trabajadores en 2018. Se gastó 480 millones en despedir (casi el presupuesto de un año): recibió 241 cautelares en contra y, un año después, no puede decirle a sus patrones cuántos trabajadores tiene la agencia.

El plan incluía la derogación del Estatuto del Periodista, la eliminación de la jornada de 6 horas, el cierre de corresponsalías en el interior y la clausura de los controles sobre la pauta publicitaria. Y además, contratar a unos amigos sin idoneidad, cosa que sucedió.

El conflicto desató 119 días de huelga, apoyada por SIPREBA. Los funcionarios desaparecieron y el personal periodístico jerárquico hace un año que no pisa la redacción. Ñoquis de oro.

En 2018 la Justicia revirtió los despidos en doble instancia. «Es ilegal despedir en forma masiva sin un procedimiento de negociación previo», sentenció.

Cuando la Cámara de Apelaciones confirmó las primeras sentencias, el gobierno desató una extraordinaria presión sobre los jueces del trabajo. Por cada magistrado que se pronunciaba en favor de los trabajadores, se armaba un juicio político. Los reyes de la república.

Lombardi forzó una modificación del reglamento de toda la Justicia Nacional al sólo efecto de despojar a los jueces de Télam de sus causas. Hasta perjudicó al gobierno en otros conflictos judicializados. Todavía Marcos Peña no le cobró esa maniobra. Está en capilla.

El gobierno propulsó la fragmentación de la causa de Télam en una docena de partes y apreta -ahora mismo- a los nuevos jueces para que convaliden los despidos. Nadie quiere se anima un expediente caliente.

Los trabajadorxs de Télam iniciaron hoy un “acampe permanente” frente a la Cámara del Trabajo. No se irán hasta que no haya justicia. Anunciaron un primer cese de tareas y están en Asamblea Permanente, a la expectativa de nuevas medidas.

Los trabajadores reclamamos 357 reincorporaciones y una agencia pública no gubernamental. Nosotrxs también anunciamos despidos: los de Hernán Lombardi, Rodolfo Pousá, Ricardo Carpena y Carlos Villoldo, responsables de la peor gestión de la historia de Télam.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.