La Plata: Jornada regional de Niñez contra los despidos frente a la Municipalidad

Lxs trabajadorxs de la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de La Plata junto a la comunidad de los barrios volvieron a manifestarse frente a la Municipalidad de La Plata, bajo un agobiante calor, en rechazo a los infundados despidos en el área que dejaron desmantelado prácticamente el Servicio Local de Altos de San Lorenzo, y a la espera de ser atendidos por algún representante del municipio que les explique el por qué de lo sucedido.

Cabe señalar que de la Dirección de Niñez y Adolescencia dependen 10 Servicios Locales de Promoción y Protección de Derechos de los niños, niñas y adolescentes con asiento en diferentes barrios de la ciudad. La tarea que llevan a cabo es importante para evitar la vulneración de los derechos de la niñez tales como maltrato infantil abuso sexual, consumo problemático, situación de calle, entre otros. Los y las cesanteados por el gobierno municipal son: Valeria Lattanzio, Kevin Romera, Julia Cuervo, Virginia Rodríguez, Nicolás Mahier y Natalia Molina.

En ese sentido Germán Mogilner, miembro del Consejo Directivo de ATE Buenos Aires indicó que «la pelea de los trabajadores de niñez es por la reincorporación inmediata de los compañeros y en defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes de la ciudad de La Plata».

«El reclamo inició por mejoras en las condiciones de trabajo, por insumos para trabajar, por mas derechos para los trabajadores y trabajadoras, y la respuesta del Intendente ante el reclamo justo de los trabajadores es el despido de seis de ellos», aseguró Mogilner. Y detalló que «tuvimos tres audiencias en el Ministerio de Trabajo, que argumenta tener la potestad de echar a los trabajadores contratados. En ningún acta plantean que los trabajadores no cumplían, ni que tenían sanciones, ni que no estaban capacitados para su trabajo».

«Esperamos que alguien en la Municipalidad entienda cuál es el problema, que se de cuenta del conflicto que está generando, no solo con los trabajadores sino con los pibes en el barrio, y nos convoque a una mesa de diálogo. Necesitamos que alguien se siente a explicarnos qué es lo que pasó, por qué despidieron a los compañeros, así nosotros podemos argumentar porque estos trabajadores son trabajadores que cumplen con sus tareas, que militan la causa de los pibes y que es necesario que vuelvan a sus lugares de trabajo», concluyó Mogilner.

Asimismo Marcela Mendiguri, abogada y trabajadora del Consejo Local de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de La Plata, indicó que «nos encontramos fortalecidos por el acompañamiento de la gente con la que nosotros trabajamos todos los días del año». Y aclaró que «esperamos que esto vuelva en una mejora de la calidad del servicio a la gente, porque el deterioro de los servicios de niñez repercute directamente en la restitución de derechos de los niños».

«Estamos pensando maneras creativas para que el Intendente nos escuche, cosa que no debería ser así, ya que es parte de la función del Intendente escuchar a los trabajadores y a sus ciudadanos», apuntó.

«Tenemos diez servicios locales en los que trabajamos todo el territorio de la ciudad de La Plata. Hay barrios que no tienen su servicio local y se manejan con el servicio local de Sede, lo que complica mucho el acceso de la gente hasta el centro de la ciudad con los valores actuales de la sube», señaló Mendiguri. Y subrayó que «tampoco tenemos medios para llegar y terminamos utilizando autos particulares, cosa que no corresponde, ya que se corren riesgos que no estaríamos cubiertos legalmente. El trabajo nuestro es terrible en cuanto a la vulneración y la lejanía que tenemos respecto de los recursos que nos brindan».

La falta de personal es uno de los problemas centrales que atraviesan los diferentes servicios locales, por lo que los despidos complejizan la situación: en Altos de San Lorenzo sólo queda una trabajadora para la atención de más de mil familias; en la zona de City Bell el servicio local cuenta con cuatro profesionales y un operador de calle para ochocientas familias; en Villa Elvira son tres profesionales y un operador de calle para la atención de dos mil familias; en Los Hornos y Arana el equipo es de tres profesionales y un operador comunitario para 1.500 familias, situación que se repite en San Carlos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.