Finalizó el Curso de Formación en la Protección de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud en Mar del Plata

En la sede de la CTA autónoma Mar del Plata concluyó el cuarto encuentro del curso taller de Autoformación en Promoción territorial integral en Derechos de la Niñez.

Durante el mismo se desarrollaron temas que pasaron por los antecedentes históricos al paradigma de protección integral y la visión de nuestra niñez como sujetos de derechos, los derechos como conquistas sociales comprendiendo la significancia de los derechos humanos, el interés superior del niño, la corresponsabilidad que propone la legislación, los organismos de la ley, el rol que desempeñamos y el NO a la baja en la edad de punibilidad.

Con una amplia participación de compañeros y compañeras procedentes de organizaciones barriales, trabajadores de los sectores privados y estatales, cada encuentro tuvo ejes que fueron trabajados por compañeras que tienen una amplia trayectoria militante como Helena García, Mariana Martínez y Alejandra Brillante.

Además de abordar el marco teórico correspondiente, se avanzo en realizar un diagnostico de la práctica cotidiana donde queda demostrado que después de más de una década de la sanción de la ley, no se ha concluido aun con el proceso correspondiente de descentralización y construcción de la institucionalidad que demanda el Sistema de Promoción y Protección Integral de Derechos.

Sin presupuesto e inversión acordes, con municipios que no han conveniado aun con la autoridad de aplicación, sin la figura del Defensor del Niño, sin la cantidad necesaria de Servicios Locales ni la conformación de Consejos Locales en el territorio bonaerense, con hogares y centros penales juveniles colapsados en pésimas condiciones edilicias, militarizados, con cierre de programas de promoción y protección de derechos o en estado de abandono y centralizados en la ciudad capital, se configuran algunos de los rasgos de la política de niñez. En lo que respecta a la política penal juvenil, se encuentra dirigida particularmente a adolescentes y/o jóvenes de los sectores más desfavorecidos, donde el sistema de promoción y protección de derechos vendría a constituirse en una garantía contra la selectividad penal juvenil, pero la realidad indica todo lo contrario, conformando un entorno cotidiano de extrema vulnerabilizacion, que se reproduce en el adentro de las instituciones penales, magnificada por los efectos degradantes del encierro.

En este contexto también se encuentran lxs trabajadores, quienes deben desempeñar su tarea enfrentándose cotidianamente al avasallamiento de sus derechos laborales, a situaciones de violencia y/o maltrato laboral, sobrecarga de tareas, espacios físicos inadecuados con ausencia y escasez de medios de trabajo, recursos e instrumentos, siendo a veces una limitación y en otras, concretamente una imposibilidad que la acción del trabajo materialice la promoción y protección de los derechos

El presente de ajuste, pobreza y dependencia externa, se tornan preocupantes frente a la persistencia y profundización de significativos niveles de inequidad, injusticia y desigualdad social, factores que impiden el cumplimiento efectivo de los derechos consagrados para la niñez, la adolescencia y la juventud.

Un panorama desolador que invitaría a cualquiera a salir corriendo, pero que muy por el contrario no es mas ni menos que el dato de la realidad que debemos concocer para poder generar las estrategias necesarias que nos posibiliten concretar la corelacion de fuerzas que necesitamos, que nuestrxs pibes necesitan, para que sean el presente de nuestro Pueblo, donde logremos que el diseño de la política publica tome como eje a la niñez y a partir de allí, allanar el camino para resolver cuestiones estructurales que brindarían la respuesta integral que sus familias y el Pueblo en su conjunto necesitan.

Con la entrega de los certificados de participación y el compromiso de retomar estos encuentros en 2019, cerramos un año de trabajo arduo que nos permitió colaborar en la garantización de los derechos de nuestros pibes y el fortalecimiento de las redes de contención social.

Fuente: CTA Autónoma Mar del Plata

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.