Alcira Argumedo: “La visión occidental es apagar el fuego echándole nafta”

Al comenzar la jornada de formación Cynthia Pok agradeció la presencia de todas y todos y señaló que “estamos en ciernes por dos necesidades imperiosas: la del Presupuesto 2019 y la reunión del G-20 en Buenos Aires, por eso necesitamos reflexionar sobre cómo posicionarnos frente a las políticas de ajuste y de muerte”. Luego de presentar a Alcira Argumento y a Tomás Raffo, Pok le dio la palabra a Ricardo Peidro.

“Estamos resistiendo en cada lugar de trabajo ante este plan de ajuste que nos plantea el Gobierno. Venimos de una semana de acampe, en la que construimos la unidad y presentamos un documento crítico al proyecto de Presupuesto. Nuestras organizaciones sociales, gremiales, territoriales con las que construimos organización estamos creando resistencia pero también proyectos e ideas contra el ajuste. Pero también tenemos que dar una batalla cultural, por eso hacemos hoy esta jornada de formación”, destacó el Secretario General de la CTA Autónoma quien además agregó que la Central está preparando una vigilia para este 23 a la noche, con el objetivo de movilizar masivamente el 24 contra el presupuesto de ajuste del Gobierno y del FMI.

La reconocida socióloga Alcira Argumedo comenzó sus palabras agradeciendo la invitación y recordando que tiene una relación histórica con la CTA-A desde los ‘90 cuando se estaba conformando la Central y dijo que “la reunión del G-20 se realiza en momentos en los que está teniendo lugar una grave crisis de hegemonía de los países dominantes, con un resurgimiento de los neo-fascismos y con un repliegue de Estados Unidos sobre América latina, ya que está perdiendo la hegemonía ante Rusia y China”.

En esa descripción, Argumedo explicó que cada una de estas etapas de redefinición de las potencias ha tenido para los argentinos y argentinas distintas repercusiones en las políticas nacionales. “En los ‘70 las políticas de nacionalización de los recursos naturales de Asia hicieron que se conformara la OPEP (Organización de Estados Productores de Petróleo). Con la conformación de la OPEP, suben los precios del petróleo en todo el mundo y en 1979, se incrementan los precios un mil por ciento: esto da fin al desarrollo de los países con energía barata y a su vez, origina el nacimiento de la revolución tecnológica y comienza una estrategia de restauración conservadora que se manifiesta con las dictaduras militares en América Latina y los gobiernos de Tatcher y Reagan”, repasó la investigadora. Es en ese contexto, cuando Argentina debía, según las recetas de los países centrales y los organismos multilaterales, desindustrializarse y volver a ser productora de materias primas: “para eso, además, había que quebrar la capacidad de resistencia de los trabajadores. Y en el ‘89 cae la Unión Soviética y aparece la euforia dominante del fin de la historia».

Pero, «en el ‘78 se lanza en China las políticas estatales de las finanzas de la energía, de la protección y el fomento del Estado a la educación, así como a las áreas estratégicas nucleares, y la clase media china comienza a tener un alto nivel de consumo y de educación”, puso blanco sobre negro Argumedo.

Y fue en 2001, explicó la socióloga, que por primera vez en 5 siglos, los países dominantes sienten las consecuencias de las colonizaciones con la caída de las Torres Gemelas. Y es ese mismo año cuando China entra en la Organización Mundial del Comercio.

En los ’90, según destacó Argumedo citando al Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), el 20% más rico de la población mundial controlaba el 80% de la riqueza, mientras que en 2017, el 20% controlaba el 95% de la riqueza, esto significa que el 80% debe repartirse el 5% de la riqueza. Según el Banco Mundial, el 48,8% de la población mundial está bajo la línea de pobreza: “desde la visión occidental, la idea es apagar el fuego echándole nafta. Esta es una crisis civilizatoria”, dijo Argumedo, quien además subrayó el aceleramiento del calentamiento global, producto de la voracidad capitalista.

Para finalizar, la especialista denunció que desde la dictadura militar hasta acá “nuestro país sufrió un saqueo comparable a un país que sufre una guerra: desguazaron los ferrocarriles, regalaron las empresas nacionales como Somisa, destruyeron el polo naviero, aeronáutico, YPF, la flota mercante, el sistema educativo y de salud pública. Mientras que las producciones centrales que han quedado en la Argentina son la megaminería a cielo abierto, que está prohibida en Europa por considerar que tiene consecuencias irreversibles en la tierra, el agua y en las comunidades y las producciones transgénicas, que también producen muerte y destrucción del suelo, del aire y del agua.

Argumedo terminó su exposición citando a Winston Churchill, el primer ministro inglés, cuando en Yalta, en 1945 dijo: “No dejemos que la Argentina se convierta en potencia, arrastrará tras de sí a toda América Latina. La estrategia es debilitar y corromper por dentro a la Argentina. Destruir sus industrias, sus fuerzas armadas, fomentar divisiones internas”.

Presupuesto de ajuste

Luego fue el turno del economista Tomás Raffo, integrante del Instituto de Pensamiento y Política Pública: “Ellos presentan un presupuesto donde ya nos dicen que la actividad económica va a caer este año y va a caer aún más el próximo año, dicen que va a haber ajuste de la economía y reconocen una tasa de inflación del 42% para el 2018. Nos están presentando una economía que se achica, y lo presentan sin ningún problema”.

Raffo señaló que si bien, producto de la lucha popular, la reforma laboral no pudo aprobarse, “la tienen archivada y es lo primero que va a venir si ganan en 2019. Lo políticamente incorrecto es lo que tiene éxito en nuestras sociedades (Bolsonaro y Trump)”. Por otro lado, con el presupuesto 2019, el gasto público cae y hay una partida que crece, que se dispara un 50% nominal y que son los intereses de la deuda: “Privilegian a los acreedores en detrimento del pueblo. También habrá una reducción a los subsidios a los servicios de gas, de luz, de transporte, que no son más que tarifazos, y eso que sacan a los subsidios, se les da a las petroleras”.

El economista señaló además que con la última corrida cambiaria, del dólar de 30 a 40 pesos, crecieron sus exportaciones de 640 mil millones de pesos a exactamente el doble en millones de pesos: “el problema argentino no tiene que ver con el Estado ni con el costo salarial es que los ricos nos salen muy caro. Es el gobierno que más nos ha endeudado: 30 mil millones de dólares por año. Mientras que durante los gobiernos menemistas, la deuda era de 8 mil millones de dólares, promedio anual”.

Para concluir, Raffo señaló que Macri viene a culminar un proceso de endeudamiento: “no es cualquier argentino puesto en el sillón de Rivadavia, es parte de la burguesía de la patria contratista de los ‘70 y de los ‘80. Hoy la deuda supera el PBI. Macri es un integrante y también es un representante de un grupo de poder, entre el que también hay disputas”.

De la Comisión Ejecutiva de la CTA-A participaron también Daniel Jorajuría, Miriam Liempe, Natalia Robledo, entre otras y otros. En la mesa estuvo también Gonzalo Manzullo, director de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA-A, con la cual se están desarrollando la estrategia de lucha contra la presencia del G-20 en Buenos Aires a fines de noviembre y principios de diciembre.

Fuente: Equipo de Comunicación CTA Autónoma Nacional

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.