Elsa Pavón declaró en el juicio contra genocidas de la Brigada de San Justo

En el día de ayer continuaron las audiencias en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en el ámbito de la Brigada de Investigaciones de San Justo, con la declaración de Elsa Pavón, Abuela de Paula Eva Logares, restituida en 1984. Elsa, compañera de ruta de Chicha Mariani en Abuelas de Plaza de Mayo y la Asociación Clara Anahí, continúa buscando a su hija Mónica Sofía Grinspon, quien fue secuestrada en Uruguay en mayo de 1978 con su esposo. Mónica estaba embarazada y fue alojada en la Brigada de San Justo junto a Claudio. Paula, nieta de Elsa Pavón, que entonces tenía casi 2 años, fue apropiada por el subcomisario de la Brigada Rubén Lavallen y su esposa Raquel Leiro. Finalmente, Elsa la encontró y a fines de 1984 logró su restitución. Mónica y Claudio continúan desaparecidos.

Emiliano Hueravilo, Secretario de Derechos Humanos de la CTA Autónoma estuvo en representación de la central junto al cuerpo colegiado de la CTA que es querellante junto a Justicia Ya, APDH, y la UNLP contra los genocidas.

«Hoy fue un día muy especial, testimonió Elsa Pavón, nuestra compañera Abuela, y al verla también recordamos a Chicha. Elsa tuvo la suerte en la búsqueda de encontrar a su nieta. Quienes aún estamos buscando a nuestra mamá, nuestro papá, nuestros familiares que fueron desaparecidos por los asesinos para quienes exigimos la cárcel común, perpetua y efectiva, Elsa es un faro de lucha. Y fue un día muy emotivo, porque aún hoy su participación es muy importante en la búsqueda de los nietos, nuestros hermanos, y también para homenajear el esfuerzo y compromiso de Chicha en el impulso de la búsqueda de todos los nietos nacidos en cautiverio o que fueron robados», dijo el dirigente, quién además es el primer nieto recuperado nacido en cautiverio en la ex ESMA y continúa la búsqueda de su mamá Mirta Alonso Blanco y su papá Oscar Lautaro Hueravilo.

«Tenemos que garantizar que los juicios tengan continuidad, y que sean más rápidos, porque el juicio de la Brigada es una vez a la semana, esto implica que sea un juicio muy largo», reflexionó Hueravilo, y celebró la presencia alumnos de una escuela de La Matanza: «tenemos que convocar a otras escuelas para que los pibes y pibas puedan saber qué es un juicio de lesa humanidad, que hace 40 años hubo un genociodio en el país, que los sobrevivientes, familiares, organizaciones sociales, derechos humanos pedimos juicio y castigo a los culpables. No podemos permitir que ningún genocida pueda estar en su domicilio, ni tampoco permitiremos el 2×1 que millones de personas hemos movilizado cuando reventamos la plaza de mayo diciendo no al 2×1»

También declararon Jorge Eduardo Heuman, quién integró la junta vecinal de un barrio de La Tablada, Partido de La Matanza, fue secuestrado a fines de marzo de 1978 y permaneció alojado en la Brigada de San Justo; y Eduardo Luis Nieves, quién fuera fue secuestrado a fines de diciembre de 1977 con su esposa y una pareja amiga. Todos permanecieron alojados en la Brigada de San Justo y posteriormente fueron liberados.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.