Nuevamente la edad de imputabilidad como falsa solución al problema de la inseguridad

Ante los dichos del Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, quien confesó que el gobierno tiene «la idea de bajar la edad de imputabilidad de 16 a 14 años», que además adelantó que «en enero se va a poner en marcha una comisión para reformar el régimen penal juvenil», ACN dialogó con Rosario Hasperue, Secretaría de Prensa de la CTA Autónoma bonaerense y referente del Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud, sobre la importancia de un Estado comprometido con la niñez y lo que realmente significa bajar la edad de imputabilidad.

Desde un principio Hasperue aclaró que «resulta cínico que sea el Ministro de Justicia y Derechos Humanos el que introduce este tema al arranque del 2017, porque hay cantidad de documentos, incluso de UNICEF, que recomiendan subir la edad de imputabilidad. Esto es porque, tanto UNICEF muchas organizaciones, entre ellas el Foro por los Derechos de la Niñez, venimos denunciando que además de no ser la solución al problema de la inseguridad, no hay supervisión efectiva de las condiciones de los pibes privados de la libertad. Muchas veces se repite la misma lógica carcelaria que en los regímenes de adultos».

«La tesis de que bajando la edad de imputabilidad, haciendo responsables a los pibes debajo de los 16 años sobre los delitos que cometen, y que entrando al sistema penal juvenil se estaría frenando el circuito delictivo es una vil mentira- resaltó Hasperue -. Porque está también denunciado en los informes del Comité Contra la Tortura que las cárceles bonaerenses y las cárceles argentinas funcionan como verdaderas escuelas del delito. Donde el objetivo no está puesto en reinsertar a las personas que cometen delitos en la sociedad, sino todo lo contrario, que dentro de las cárceles se generan lógicas de supervivencia, además de torturas y muertes dentro del circuito carcelario, y las condiciones infrahumanas, lo que hace difícil pensar que en esas condiciones de detención una persona pueda después reinsertarse en la sociedad».

Asimismo destacó que las estadísticas que vinculan a las personas menores de 16 años en situaciones de delitos graves es ínfima. «Es tan insignificante que para prevenir que los pibes de esa edad se involucren en delitos simplemente hay que tomar medidas de promoción y protección de derechos, que es la Ley que no se aplica. Mas clubes, mas centros culturales, mas espacios de recreación, mejores escuelas, mejor acceso a la salud y a sistemas de prevención de adiciones. Y en tal caso en esos delitos graves siempre está involucrada gente adulta, entonces la mejor manera de prevenir que los pibes ingresen a ese circuito es yendo a buscar a las grandes mafias y a los adultos que están detrás de esos negociados utilizándolos».

Por último exhortó al Ministro de Justicia y Derechos Humanos que se ponga en campaña para aplicar la Ley de Promoción y Protección de Derechos en todo el país. «Que ponga su energía en eso, todavía hay provincias con Patronato, y no en la baja de la edad de imputabilidad, que como ya dijimos no solo no es la solución sino que es parte de una ideología perversa que pretende buscar en los pibes el chivo expiatorio para tratar de tapar debajo de la alfombra todo lo que la clase política no hace ni resuelve por nuestra sociedad».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.