Francisco Torres: “Las evaluaciones no pueden utilizarse con criterio punitivo”

En diálogo con ACTA, Francisco Torres, integrante de la Federación Nacional Docente (FND-CTA), explicó el funcionamiento del Operativo Aprender y las razones por las que la Federación no está de acuerdo: “Tampoco dice nada del proceso cognitivo y da por hecho que lo que importa es el resultado y que éste es un fin en sí mismo cuando en realidad debería ser una de las tantas herramientas. Las evaluaciones no pueden utilizarse con criterio punitivo”.

-¿Por qué están en contra del Operativo Aprender?

- Desde la Federación Nacional Docente (FND-CTA) cuestionamos fuertemente el Operativo Aprender porque de pedagógico no tiene nada. Es una evaluación estandarizada, es decir, que no respeta las particularidades regionales de nuestro país, y fue diseñada por gente externa al sistema educativo. Es un modelo que el gobierno compró y que utiliza el método de “multiple choice” en donde ni siquiera intervienen personas que evalúan las respuestas y es en realidad una máquina que mediante un lector te da el resultado del examen. Además, tampoco dice nada del proceso cognitivo y da por hecho que lo que importa es el resultado y que éste es un fin en sí mismo cuando en realidad debería ser una de las tantas herramientas. Las evaluaciones no pueden utilizarse con criterio punitivo.

-¿Qué dicen desde el Gobierno?

- Creemos que el gobierno ya tiene un resultado de antemano y “Aprender 2016” es un instrumento formal de justificación. El propio ministro Esteban Bullrich utilizó una metáfora muy gráfica hablando de la educación como un hueso quebrado y de la evaluación como “la radiografía” y dijo que nosotros nos quejamos de la radiografía. La gobernadora Vidal piensa igual, dijo que “a los docentes les va a ir mal” en la prueba y que nosotros y los alumnos somos los responsables de la baja calidad en la educación. Es evidente que ya tienen el “diagnóstico”.

-¿Pero ustedes como docentes se niegan a ser evaluados?

- Los docentes somos evaluados constantemente y presentamos una cantidad enorme de informes sobre esto además de las evaluaciones anuales, como marca el estatuto. Pero también nos evalúan los alumnos, las autoridades y la comunidad.

-Pero estos discursos no son nuevos

- No, claramente. Cambiemos en realidad va a profundizar políticas que ya venían implementándose a instancias del Banco Mundial. Ellos adhieren a los postulados de un libro “Profesores excelentes”, que es un manual que sugiere que, como el ajuste va a provocar resistencias, este debe ser gradual en la educación, entonces tratan de imponer este sistema de ranking que determina escuelas de clase A, B y C, con salarios diferenciados para docentes. Lo justifican desde la meritocracia y establecen premios con plata incluso también para alumnos. Lo curioso es que esto ya fracasó en Chile y México por ejemplo y lo quieren traer acá.

-¿Qué debería hacer el Gobierno entonces?

- Si quiere genuinamente saber qué pasa en la educación debería convocar a los docentes y a la comunidad educativa porque somos los que estamos en el día a día y porque tenemos propuestas. Es necesario, por ejemplo, crear un Instituto de Evaluación que examine las políticas educativas, al sistema educativo como tal, y a los funcionarios de gobierno que las ejecutan. De esta manera detendríamos la decadencia de la escuela pública a la que la llevan funcionarios que nada tienen que ver con el sistema. Y por supuesto, el tema salarial y material ya que con salarios de pobreza no podemos esperar tener el sistema educativo de Finlandia.

 

 

Por Miguel Aguirre e Inés Hayes *.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.