Hacia el Congreso con los mismos reclamos

En el nuevo escenario político, Asamblea departamentales y Congreso el 6 de Noviembre. cicop casa de gobierno

El resultado electoral del 25/10 tuvo, entre otras consideraciones, dos datos relevantes: un voto castigo para el FPV que habilitó el balotaje presidencial y la derrota bonaerense del oficialismo produciendo un cambio de gobierno.

Más allá de profundizar el análisis de estos resultados que alteraron algunas de las tendencias que pronosticaban todos los encuestadores y que avancemos en conclusiones colectivas que van a poder coronarse luego de finalizado el balotaje, es importante adelantar algunas impresiones generales que hacen al nuevo escenario que tendremos que enfrentar como sindicato. Hubo un claro cuestionamiento a la gestión del gobierno actual que se expresó en el resultado adverso en las principales regiones del país.

Ratificamos el análisis que hicimos cuando se presentaron en sociedad las tres opciones tanto para la provincia como para el país: gane quien gane, se viene una profundización del ajuste y políticas regresivas en materia social y sanitaria. Ello nos planteará la preparación de un período de conflictos aunque, por la configuración del mapa político nacional y parlamentario, la fuerza que se alce con la presidencia no tendrá una acumulación de poder político hegemónico ni determinante para llevar adelante con facilidad medidas antipopulares.

Para la provincia de Buenos Aires, se evidencia un horizonte similar. María Eugenia Vidal (Cambiemos) será gobernadora de la provincia, luego de casi tres décadas de gobiernos vinculados a sectores del PJ, manifestando una definida consideración negativa del Gobierno provincial. Asimismo, muchos barones del conurbano fueron duramente castigados en sus feudos. Ello es favorable para las duras batallas gremiales en los municipios, más allá de que no opinemos que ello signifique que asuman intendencias favorables a las necesidades sociales de la población.

Este panorama coloca a CICOP en un nuevo escenario político y sindical. Ya sabemos de la actitud de sectores gremiales con vocación oficialista de acomodarse a los cambios de funcionarios buscando siempre un acuerdo con el poder de turno que les permita mantenerse en su sillón sin luchar ni defender a los trabajadores.

Pero ese no es el modelo ni la tradición de nuestro gremio. Nosotros manifestaremos nuestra predisposición a mantener una rápida y sostenida interlocución con el nuevo gobierno, siempre en el marco de la más irrestricta autonomía e independencia de todas las instancias del estado y el poder político, defendiendo las conquistas logradas de negociación colectiva y la libertad sindical, ratificando nuestro pliego de reclamos.

No tenemos ninguna duda de la necesidad de continuar la lucha. Por eso, esta semana preparamos las asambleas en todos los hospitales y centros de salud para llevar mandato al Congreso de Delegados del viernes 6/11 en la sede de CTA Nacional.

El futuro de las jubilaciones

Esta semana se reunió la CICOP con funcionarios del Instituto de Previsión Social. El organismo “autárquico” que administra la previsión social de los trabajadores estatales bonaerenses se encuentra en serios problemas para afrontar las jubilaciones que se vienen y, sobre todo, en el sector salud, en el que los decretos 58/15 para la ley 10430 y el 598/15 para la 10471, permitieron la jubilación anticipada a los/as compañeros/as que cumplen los requisitos.

Estuvimos reunidos con el Director Provincial de Determinación de Haberes. Allí CICOP planteó las inquietudes que se discutieron en el último CDP, en particular la situación del cargo deudor de los próximos a jubilarse y cuál es el cargo que se toma para calcular la deuda.

En primer lugar, el funcionario informó que las jubilaciones ejecutivas del Ministerio de Salud para noviembre (de ambas leyes) son 156. Para diciembre calculan entre 400 y 450. Mantuvo, en principio, la idea del sistema solidario, que los cargos deudores no eran tan significativos y que contábamos con la ventaja de acceder a jubilarnos con el 75 o el 80 %. Nos indicó que el cargo que se tomará para hacer el cálculo de deuda es el vigente al cese de la actividad.

Al avanzar la discusión acerca de los eventuales montos siderales de una buena parte de los que están por jubilarse, convocó a otro funcionario, quien ratificó la cuestión, hablando de cifras promedios superiores a $ 200.000. Inclusive, dijo que era una preocupación muy importante la reacción que esto pudiera producir en los involucrados.

Luego de un intenso ida y vuelta, el director se comprometió a analizar la situación y brindar una respuesta, entendiéndola como problemática. CICOP pidió que en la próxima reunión, pactada para dentro de dos semanas, estén presentes los funcionarios de Salud, a fines de evitar los dobles mensajes y tender a una definición que resuelva la cuestión. La misma será analizada, con los datos que contamos, en el Congreso de Delegados.

El resultado electoral del 25/10 tuvo, entre otras consideraciones, dos datos relevantes: un voto castigo para el FPV que habilitó el balotaje presidencial y la derrota bonaerense del oficialismo produciendo un cambio de gobierno.

Más allá de profundizar el análisis de estos resultados que alteraron algunas de las tendencias que pronosticaban todos los encuestadores y que avancemos en conclusiones colectivas que van a poder coronarse luego de finalizado el balotaje, es importante adelantar algunas impresiones generales que hacen al nuevo escenario que tendremos que enfrentar como sindicato. Hubo un claro cuestionamiento a la gestión del gobierno actual que se expresó en el resultado adverso en las principales regiones del país.

Ratificamos el análisis que hicimos cuando se presentaron en sociedad las tres opciones tanto para la provincia como para el país: gane quien gane, se viene una profundización del ajuste y políticas regresivas en materia social y sanitaria. Ello nos planteará la preparación de un período de conflictos aunque, por la configuración del mapa político nacional y parlamentario, la fuerza que se alce con la presidencia no tendrá una acumulación de poder político hegemónico ni determinante para llevar adelante con facilidad medidas antipopulares.

Para la provincia de Buenos Aires, se evidencia un horizonte similar. María Eugenia Vidal (Cambiemos) será gobernadora de la provincia, luego de casi tres décadas de gobiernos vinculados a sectores del PJ, manifestando una definida consideración negativa del Gobierno provincial. Asimismo, muchos barones del conurbano fueron duramente castigados en sus feudos. Ello es favorable para las duras batallas gremiales en los municipios, más allá de que no opinemos que ello signifique que asuman intendencias favorables a las necesidades sociales de la población.

Este panorama coloca a CICOP en un nuevo escenario político y sindical. Ya sabemos de la actitud de sectores gremiales con vocación oficialista de acomodarse a los cambios de funcionarios buscando siempre un acuerdo con el poder de turno que les permita mantenerse en su sillón sin luchar ni defender a los trabajadores.

Pero ese no es el modelo ni la tradición de nuestro gremio. Nosotros manifestaremos nuestra predisposición a mantener una rápida y sostenida interlocución con el nuevo gobierno, siempre en el marco de la más irrestricta autonomía e independencia de todas las instancias del estado y el poder político, defendiendo las conquistas logradas de negociación colectiva y la libertad sindical, ratificando nuestro pliego de reclamos.

No tenemos ninguna duda de la necesidad de continuar la lucha. Por eso, esta semana preparamos las asambleas en todos los hospitales y centros de salud para llevar mandato al Congreso de Delegados del viernes 6/11 en la sede de CTA Nacional.

El futuro de las jubilaciones

Esta semana se reunió la CICOP con funcionarios del Instituto de Previsión Social. El organismo “autárquico” que administra la previsión social de los trabajadores estatales bonaerenses se encuentra en serios problemas para afrontar las jubilaciones que se vienen y, sobre todo, en el sector salud, en el que los decretos 58/15 para la ley 10430 y el 598/15 para la 10471, permitieron la jubilación anticipada a los/as compañeros/as que cumplen los requisitos.

Estuvimos reunidos con el Director Provincial de Determinación de Haberes. Allí CICOP planteó las inquietudes que se discutieron en el último CDP, en particular la situación del cargo deudor de los próximos a jubilarse y cuál es el cargo que se toma para calcular la deuda.

En primer lugar, el funcionario informó que las jubilaciones ejecutivas del Ministerio de Salud para noviembre (de ambas leyes) son 156. Para diciembre calculan entre 400 y 450. Mantuvo, en principio, la idea del sistema solidario, que los cargos deudores no eran tan significativos y que contábamos con la ventaja de acceder a jubilarnos con el 75 o el 80 %. Nos indicó que el cargo que se tomará para hacer el cálculo de deuda es el vigente al cese de la actividad.

Al avanzar la discusión acerca de los eventuales montos siderales de una buena parte de los que están por jubilarse, convocó a otro funcionario, quien ratificó la cuestión, hablando de cifras promedios superiores a $ 200.000. Inclusive, dijo que era una preocupación muy importante la reacción que esto pudiera producir en los involucrados.

Luego de un intenso ida y vuelta, el director se comprometió a analizar la situación y brindar una respuesta, entendiéndola como problemática. CICOP pidió que en la próxima reunión, pactada para dentro de dos semanas, estén presentes los funcionarios de Salud, a fines de evitar los dobles mensajes y tender a una definición que resuelva la cuestión. La misma será analizada, con los datos que contamos, en el Congreso de Delegados.

Fuente: cicop.com.ar

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.