Claudia Ibarra: “El agua ya pasó pero las enfermedades de los chicos quedan”

La secretaria General de la CTA Solano y referente del Frente Barrial Solanense explicó la situación de los inundados de su región: “Son momentos tristes porque aun no se pasa la angustia de las familias, porque el agua ya pasó pero ahora quedan las enfermedades de los chicos en los bronquios, los hospitales que están llenos, y en las casas el tema de las ratas. Por ejemplo yo vivo a tres cuadras del arroyo las piedras y ahí nos invadieron. Esas infecciones salieron de lo que se había inundado.” solano-inundado

Con respecto a los vecinos que deberían haber dejado su casa, Claudia aseguró que no se han detectado evacuados en su barrio: “La gente no decide irse. Lo que hacen es que algún familiar se lleve los chicos y los adultos se quedan, porque la realidad es que sufrimos continuamente la convivencia con aquellos que se aprovechan de la situación y deciden tomar lo que no es propio”.

Además, la referente contó que en el local de la CTA se alojaron algunas familias, que durante el día necesitaban tener a sus hijos en un lugar seco y donde poder calentarse. “Nosotros tenemos el local de CTA a cuatro cuadras del río y está abierto a la comunidad, por lo que se alojó a algunos chicos, pero la mayoría de los vecinos no quisieron dejar sus casas.”

“Por suerte, también los vecinos que tuvimos la suerte de no inundarnos nos solidarizamos con los más afectados.  Pero lo que realmente siente la gente y lo que más nos cuesta revertir es la situación de la salud, porque los hospitales están vacíos de recursos y repletos de gente, los chicos andan muy mal de los bronquios,” insistió la referente.

Con respecto de las obras que deberían realizarse a nivel municipal para que no se produzcan más inundaciones como la presente, Ibarra insistió en la necesidad del saneamiento de los arroyos. “La limpieza y el desmalezamiento del Arroyo San Francisco y Las Piedras es fundamental. Fue una cantidad de agua que no aguantan, como en el peor momento cuando fue la sudestada. Te entraba el agua de un momento a otro. Porque cuando llueve vos sabés que puede parar y el agua se va con las horas, pero cuando la sudestada el agua se queda. Nosotros tenemos vecinos a una cuadra del arroyo que todavía tiene agua adentro de las casas.”

Además, Ibarra aclaró: “Nosotros no estamos de acuerdo que se entube el arroyo. Eso es una bomba de tiempo porque no es solo el agua de Quilmes, sino con que pasa agua de muchos municipios. Después está el problema de que hay casas a orillas mismas del arroyo.  Por eso hay que planificar y urbanizar toda esa zona”.

Ahora está funcionando el programa Nacional Promeba, que es de mejoramiento barrial, y al que apoyamos desde la CTA en un primer momento, antes de que se lo usara tan políticamente. Consiste en hacer obras públicas grandes, como calles y puentes vehiculares, que son tomadas por empresas. Son obras complementarias, que están buenas pero con las que no se puede sanear el arroyo, por ejemplo. Eso ayudó mucho al barrio, pero la realidad es que cuando llega el agua nos inundamos”, describió Claudia Ibarra, quien por último remarcó, que además se están inundando los pozos ciegos y las napas cloacales de las viviendas, lo que perjudica aún más la situación de los afectados.

 

Ante tal situación, se reciben donaciones para los afectados en el local de la CTA Solano, ubicado en la calle 895 N 1904. Se priorizan elementos de limpieza para desinfectar las viviendas.

 

 

 

 

CTA Buenos Aires.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.