“Hace más de 30 años venimos sobreviviendo y ahora queremos un Astillero al servicio de la soberanía nacional”.

Con 47 años como trabajador del Astillero Naval Río Santiago, el Secretario General de ATE Ensenada y Secretario de Relaciones Institucionales de la CTAA Bonaerense e integrante de la CNTI Francisco “Pancho” Banegas, se explayó sobre la actualidad de la empresa estatal y proyectos planteados para su plena reactivación.

En diálogo con el Resumen Semanal de Noticias de la CTAA Bonaerense, el dirigente expresó que “que el evento de la botadura fue algo que esperábamos tras resistir 4 años de gobierno liberal que paralizó las obras. Estamos lanzando al agua la obra número 94 del Astillero, que en promedio desde su creación tiene más de una botadura por año. El 4 de noviembre cumplo 47 años de Astillero, pasé la dictadura militar, estuve a punto de ser despedido, la peleamos en los 90 cuando lo pasaron a la provincia para que a los 6 meses sea privatizado y luego en el 95 nos metieron dentro de zona franca al 100% para no permitirnos construir para el territorio nacional”, rememoró.

“Después de la dictadura, el período gobernado por Cambiemos fue lo más duro que la pasamos en cuanto a persecución a los trabajadores, la intención de querer cerrar el astillero, y la represión del 18 de agosto”, subrayó.

En relación a la botadura de la LICA, consideró el suceso como “un antes y un después” por tratarse “de un proyecto 100% del astillero, elaborado por nuestros ingenieros, y aceptado por la armada”.

En ese sentido, respondió a las calumnias vertidas por algunos medios de comunicación diciendo que “la botadura de la lancha de instrucción de cadetes puso de relieve que la capacidad de construir existe. Esto es un hecho inocultable y contundente. Se la hizo a partir de las necesidades que tiene el Armador y el resultado es un buque que fue aprobado por una de las sociedades de clasificación más prestigiosa del mundo”.

La misma, “se realizó con el casco aprobado y con un grado de alistamiento del 70 por ciento. Que no tenga la línea de ejes y la hélice no altera el programa de trabajo de la construcción y no existe una sola razón que justifique demorar la botadura. El grado de alistamiento de un buque depende de la provisión de equipos (las líneas de ejes no se colocaron porque aún no llegaron) y también sopesa las capacidades que tenga el Astillero para alistar a flote y la necesidad de disponer de gradas”.

Por ello “alistar la LICA en muelle en este momento no es una dificultad para el Astillero y liberar gradas 2 y 3 que ocupan las LICAS, sino una necesidad para comenzar a tomar y montar otros trabajos como la compuerta flotante para el dique de la Base naval de puerto Belgrano. Se ha llegado a decir que la botadura de la LICA genera una especie de sobreprecio porque para colocar las líneas de ejes se lo tiene que sacar el buque a seco. Todos los buques botados en el ARS antes de la entrega tienen que salir a seco, para realizar el carenado final y el retiro de los fittings y pegotes de la botadura. A su vez la botadura implica para el Astillero un hito de facturación como así también liberar la grada genera a futuro otro hito de facturación cuando se monta el primer cuerpo de la siguiente construcción. En conclusión, la botadura no solo implica un sobreprecio, sino que tiene como consecuencia todo lo contrario”.

Banegas se explayó recordando que “cuando Mauricio Macri compra los 4 buques a Francia pagando 374 millones de euros a un astillero francés donde la mano de obra no es de nuestro país, o mientras Patricia Bullrich compraba  5 lanchas Israel gastando 50 millones de dólares cuando con ese dinero se podrían hacer 20 iguales en astilleros públicos o privados de nuestro país, esos medios no decían nada”.

“Hay un avance y un contexto importante” y que es bueno que el gobernador Axel Kicillof exprese “que el Astillero es un orgullo para la provincia” y que además de las obras en curso, aparece como otro signo saludable “la renovación de la flota pesquera, que con los préstamos del banco nación ofrecen la posibilidad para trabajar en esa tarea”.

Luego agregó que en el debate con funcionarios del gobierno provincial, ATE Ensenada plantea un proyecto que contemple al Astillero como una empresa productiva y no como un ministerio por las demoras burocráticas que son un factor dilatorio para agilizar la producción. “Queremos una sociedad del estado manteniendo el 100 por cien la construcción de buques estatales y conservando todos los derechos que tenemos los trabajadores en el sector”, expuso.   

“Vamos a seguir resistiendo, pero no para sobrevivir. Estuvimos más de 30 años sobreviviendo, y hoy queremos salir adelante y reactivar enserio al astillero, ganar la producción y ponerlo al servicio de a la soberanía nacional”, concluyó.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.