Reunión por paridad de género en el transporte público

Mujeres Trabajadoras sostuvieron un encuentro con la CTA Autónoma Bonaerense para debatir estrategias en pos de garantizar el derecho a la estabilidad laboral y cupo para mujeres en empresas de transporte público.

En la reunión estuvo presente la compañera Érica Borda, cuyo triunfo en la lucha derivó en la creación del Registro de Mujeres Aspirantes a Choferes de Colectivo (REMACC). Tras ser despedida luego de 12 años trabajando como conductora, en 200 líneas de colectivos rechazaban contratarla por ser mujer. En el marco de un amparo individual y colectivo iniciado con el patrocinio de la Defensoría General de la Nación, el Juzgado Nacional del Trabajo nº 50 condenó al Estado Nacional y a empresas de colectivos del área metropolitana por discriminación contra las mujeres para trabajar como choferes en el transporte público de pasajeros. Además, se dispuso un cupo obligatorio del 30% para mujeres en empresas de colectivos.

«Estamos en esta lucha para lograr una oportunidad laborales, por eso agradecemos apoyo de la CTA Autónoma y UCRA. Queremos sumar más chicas para que vengan y luchen con nosotras, para que estas oportunidades aparezcan, y que se cumpla con la Ley para que más trabajadoras puedan llegar a manejar un transporte público de pasajeros como pude yo», dijo Érica.

En tanto, Natacha Sagardoy comentó que «estamos trabajando para animar a las chicas a que se inscriban para obtener el registro profesional municipal para acceder a las becas de formación esperando que nos den la oportunidad de trabajar. Buscamos la paridad de género porque consideramos que estamos capacitadas para conducir el transporte público conlas mismas posibilidades que los varones».  

Alicia Meynard, Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTAA Bonaerense manifestó «una gran alegría por habernos encontrado con estas compañeras que están en la lucha por poder generar el ingreso como conductoras de transporte público, paridad de género, y la misma posibilidad de incorporarse a nuestra organización».

La dirigente calificó como «intenso y fructífero» el debate con las compañeras a quienes «se les contó cuáles son los orígenes, los objetivos y los métodos de nuestra central que son muy distintos a otras experiencias que conocían las compañeras a través de familiares conductores, puntualizando en la UTA.

«El oficio está muy masculinizado y hay cuestiones culturales y estructurales que deben ser modificadas para que las compañeras tengan garantizado el derecho consagrado por ley: un baño, vestidor, el día femenino, y cuestiones que eran impensables porque no existía la posibilidad que hoy existe gracias al precedente judicial sentado por la lucha de Érica», afirmó Meynard.

Juan Laurenzo, Secretario General de la Unión de Conductores de la República Argentina en la Provincia de Buenos Aires planteó que «el cambio es elemental, y el estado tiene que ser el gerente en la articulación con las empresas para que las compañeras puedan trabajar. Estamos felices con el cupo del 30% que se va implementar y desde ya, como UCRA y como CTA Autónoma abrazamos la voluntad de las compañeras en avanzar en pos d ese objetivo».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.