El Sindicato Joven CIS movilizó contra las suspensiones y despidos en Garbarino

El Sindicato Joven CIS y la CTA Autónoma bonaerense movilizaron el pasado martes por la tarde en Lomas de Zamora contra las suspensiones y por el pago de salarios adeudados de parte de la empresa Garbarino para con sus trabajadores.

Estuvieron presentes en la jornada de protesta en representación de la CTA-A bonaerense Tomás Devoto, secretario de Salud Laboral, Nancy Alarcón, secretaria de Discapacidad, y Juan Manuel Laurenzo, integrante de la Mesa Provincial, también estuvo presente la secretaria General del SITTMMA Lorena Romero.

Al respecto Agustina Lara, secretaria General del Sindicato Joven CIS de Buenos Aires, apuntó que «estamos viendo una repercusión mas de la opresión de los empresarios hacia los trabajadores con reducción salarial, suspensiones, personas que están con licencia y de pronto les sacan la licencia y los suspenden». Al mismo tiempo denunció «los manejos que hacen los empresarios con la plata hacia los trabajadores, que somos los que mas lo sufrimos en esta época de pandemia, siempre tocando el bolsillo del trabajador».

«Estamos luchando con los compañeros y las compañeras para que se resuelva su situación», aseguró Lara. Y recordó que «en mi lugar de trabajo (Coppel) vivimos con mucho personal menos en pandemia, las situaciones que se viven con multitareas y atropellos hacia los trabajadores hacen que cada vez seamos menos y trabajemos mas».

Por su parte Gustavo Córdoba, secretario General del Sindicato Joven CIS, remarcó que «hay que estar al lado de los compañeros que tienen la decisión de luchar por sus derechos». Y detalló que «la empresa está impulsando las renuncias inducidas, suspende, no paga salarios, y a los que renuncian tampoco se les paga lo acordado».

«La empresa no está en crisis, como ha disparados sus ventas a través de las plataformas digitales entonces ve por ahí el negocio, descartando a todos los trabajadores, sobre todo a los que tienen mayor antigüedad y carga de familia», aclaró Córdoba, y concluyó asegurando que «desde la CTA-A intimamos legalmente a la empresa para después avanzar a una medida cautelar o un recurso de amparo que ponga fin a estos atropellos que están sufriendo los trabajadores de Garbarino, y en particular los afiliados a la CTA y al CIS».

Por último Tomás Devoto, resaltó que «en tiempos difíciles donde las empresas se aprovechan de la pandemia para suspender, no pagar salarios y despedir. Estamos acompañando como CTA, y del sector privado creemos que hay que ser solidarios, coordinar como acompañamos los conflictos para que se ganen las luchas».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.