Trabajadorxs de Wendy’s denuncian irregularidad en los pagos y persecución sindical

Trabajadorxs de la cadena multinacional de comida rápida Wendy’s con sede en el Unicenter de Martínez atraviesan una situación crítica de vulneración de sus derechos laborales y persecución sindical por parte de la empresa.

A raíz de la irregularidad en los pagos de los salarios y la falta de garantías laborales, lxs trabajadorxs decidieron organizarse en el Sindicato Joven CIS y en la CTA Autónoma, para tener un respaldo a la hora de llevar a cabo sus reclamos. Luego de organizarse, la empresa manifestando su política antisindical y persecutoria realizó el traslado arbitrario de los trabajadores afiliados hacia otras sucursales para debilitar la organización y la pelea por la defensa de sus derechos.

Yamil Bazán, trabajador de Wendy’s Unicenter, relató la crítica situación que atraviesa él y sus compañerxs: «el último conflicto que tuvimos fue el traslado a otros locales, yo estaba en Wendys Unicenter y me trasladaron a Arcos en Palermo». Pero explicó que «tuvimos conflictos durante toda la pandemia. Arrancaron pagándonos las horas mínimas, después hubo un acuerdo unilateral con el sindicato del que nunca nos hicieron parte, que consistía en pagarnos las horas al 70%, y nos enteramos recién de esto cuando ya era oficial».

«Con respecto al ATP, sucedió que nos lo pagaron pero dijeron que nos correspondía un porcentaje y lo que restaba se iba acumulando en una deuda que hasta el día de hoy tenemos», apuntó Bazán. Y aseguró que «ya hicimos los reclamos pero sigue todo igual. Nos habían quitado el aguinaldo para pagar esa deuda pero gracias a que nos movilizamos nos hicieron el reintegro del aguinaldo».

Con respecto a la deuda Bazán relató que «en el mes de abril y mayo la empresa realizó unos adelantos que nunca solicitamos, y la excusa que dio fue que como no sabían cuando nos iban a pagar el ATP, ‘para que no nos quedemos sin plata’ nos realizaron esos adelantos. Entonces con eso sumado a lo que tenemos de mas según ellos del ATP, se nos hizo una deuda que es de mucha plata. No sabemos de qué es la deuda, nos pasaron recibos con giros y sobre giros, no se entiende nada, nadie nos da explicaciones de por qué la tenemos. Y seguimos sin saber cuál es la deuda real que tenemos». Y agregó que «tenemos compañeras que les descontaron los días de vacaciones que se tomaron».

En cuanto a las acciones de lucha Bazán informó que «ya enviamos un telegrama a la empresa comentándoles la situación y la negaron, también pedimos una audiencia en el Ministerio de Trabajo y la empresa impidió esa audiencia con una carta diciendo que está solucionando todo en excelentes condiciones con una mesa de trabajo, de la cual no forma parte ningún trabajador». Y concluyó apuntando que «sigue todo igual, la deuda la tenemos. A los compañeros que estamos afiliados a la CTA nos están trasladando, a dos de ellas las quieren mandar a un call center».

En ese sentido Luis Armesto, secretario de Organización del Sindicato Joven CIS (CTA-A), aseguró que «ante la falta de representación, y la representación confusa que le lleva el sindicato de Pasteleros a los compañeros y compañeras de Wendy’s, nosotros nos mostramos como una alternativa en términos de representación y la empresa de manera descarada empezó un plan de desintegrar esa sucursal», y apuntó que «en una política antisindical manifiesta y persecutoria la empresa realizó los traslados de los trabajadores afiliados al Sindicato Joven CIS y a la CTA-A».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.