AJB logra destitución de juez por acoso sexual y violencia laboral

El juez Claudio García había sido denunciado en 2017 de acoso sexual y violencia laboral, por parte de una trabajora. El jurado de enjuiciamiento lo encontró culpable de estas acusaciones por unanimidad, y resolvió destituirlo.

La parte acusatoria, había pedido que el jury se lleve adelante con perspectiva de género. Mientras que la defensa del magistrado había pedido su absolución. Sin embargo, durante el desarrollo del juicio, el mismo acusado aseguró que su “conducta fue moralmente reprochable, pero no punible”.

Ante aquellas palabras, la Asociación Judicial Bonaerense afirmó que “el magistrado reconoció los hechos expresamente con una frase escalofriante”. Fueron varios los testigos que declararon durante el proceso de enjuiciamiento, entre ellos los instructores de Control de Gestión de la Suprema Corte quienes además aseguraron que el juez García incurría en una inexcusable delegación de funciones y que no redactaba las sentencias.

El jurado que, finalmente, encontró culpable al juez de familia Claudio García estuvo integrado por el Presidente de la Suprema Corte Eduardo De Lázzari; los Conjueces titulares los letrados Carlos Fernando Valdez (La Plata), Adrián Murcho (San Isidro), Fulvio Germán Santarelli (San Isidro), Héctor Benito Mendoza Peña (La Plata) y Juan Pablo Cafiero (San Isidro). En representación de la Legislatura estuvo el senador de la Unión Cívica Radical, Leandro Blanco; la diputada de Cambio Federal, María Elena Torresi y su par del PRO, Aprile.

La decisión de removerlo de su cargo y de inhabilitarlo de por vida para ocupar cargos en la Justicia, fue por unanimidad.

A lo largo de largas jornadas, en las que declararon decenas de testigos, entre ellos las y los trabajadores del Juzgado del cual García era titular, profesionales de la psicología, Inspectores Judiciales y funcionarios, a juicio de la AJB quedaron plenamente demostrados los hechos denunciados por el sindicato.

“Las declaraciones brindadas por las y los testigos fueron contundentes a la hora de reafirmar lo denunciado por la compañera y el gremio en 2017. Innumerables testimonios dejaron demostrado que el magistrado reconoció los hechos expresamente frente a elles con una frase escalofriante: mi conducta fue moralmente reprochable, pero no punible” relató la Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la AJB, Débora Bertone.

Entre los testimonios se destacó el de la trabajadora denunciante, que con el acompañamiento de sus pares, su familia y de las y los representantes gremiales de la Departamental Azul como del resto de la provincia, realizó un valiente relato del acoso y la violencia laboral ejercida por García a partir de su nombramiento como Juez, aprovechando su posición de poder.

“Es muy importante el acompañamiento que tuvo la trabajadora desde el primer momento de sus compañeros y compañeras del juzgado. Para ninguna mujer resulta sencillo denunciar hechos de violencia sexual y menos aún si el denunciado es un juez de la Provincia de Buenos Aires. La desigualdad de poder es enorme, viene dada en primer lugar por el hecho de ser mujer y luego por la mayor jerarquía, lo que constituye un agravante de la situación”, agregó Bertone. “Los hechos denunciados son de suma gravedad, y doblemente aberrantes por ser el magistrado el que tiene bajo su jurisdicción la responsabilidad de dirigir procesos y fallar en casos de violencia de género.”

Fuente: La Tecla / Prensa AJB

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.